Buscar
Usuario

Vida

Un hombre transexual comparte su proceso de transición para concienciar a la sociedad

Jaimie Wilson siempre lo tuvo claro pero, por miedo a ser rechazado, retrasó su transición hasta que se sintió lo suficientemente fuerte.

Jaimie Wilson es un joven norteamericano que durante estos últimos días ha conseguido hacerse aún más famoso en las redes sociales, y no solo por su increíble voz (que también), sino por su historia. Una historia con la que ha conseguido llegar a muchísimas personas, y transmitir algo que en 'La Bella y la Bestia' ya intentaban inculcarnos desde que éramos pequeños: no se debe juzgar a un libro por la portada, no se debe juzgar a una persona por su aspecto físico.

Cuando Jaimie nació, su cuerpo no se identificaba con lo que él realmente era. Su cuerpo era el de una niña, pero él siempre fue un niño. Lo sabía cuando su madre le ponía vestidos, y él no podía más que asumir que era lo que le había tocado; pero estamos hablando de un niño pequeño, que no sabe por qué se siente así, que todo lo que ve en su entorno le indica que el que tiene algún tipo de problema es él. No sabía lo que era la transexualidad, no sabía que él podía ser un niño independientemente de los genitales que tuviera. Su situación no es una situación aislada, sino que es algo que le sucede a una gran cantidad de niños a día de hoy. Por suerte, ahora hay más conocimiento y más aceptación pero, aún así, hay quien no sabe ver más allá de aquello que se trata como normativo.

Transición de Jaimie "Transición de Jaimie"

Jaimie, que ahora mismo trabaja como músico y como modelo, ha compartido su historia y cómo vivió su transición por las redes sociales. Él se comportó como una chica durante la gran mayoría de su vida hasta que, a los dieciocho años, decidió que estaba cansado. Encontró la fuerza suficiente como para lanzarse a la aventura del cambio, y eso hizo. No obstante, no es oro todo lo que reluce. Él mismo ha llegado a contar que "nadie le aceptaba como hombre debido a que se le daba muy bien eso de ser mujer para guardar las apariencias".

Realmente, no es que se el diera muy bien "ser mujer", es que no le quedaba más remedio. Durante toda su vida, le enseñaron que así es como tenía que ser. Debía comportarse como una mujer porque era una mujer, no había más posibilidades. Sabía lo que pasaría cuando decidiera hacer la transición, cuando decidiera dar el paso de ser él mismo: su familia y sus amigos no le comprenderían. Y eso mismo pasó. Hubo quien, incluso, llegó a darle la espalda. Pese a todo, él es feliz con su cambio porque, finalmente, puede ser él mismo.

Las fotografías, la mayor prueba de su cambio

Jaimie es un hombre, y, por fin, es leído socialmente como hombre. Siempre lo ha sido, pero ahora la gente lo ve como tal, que es justo lo que él quería. En las fotografías que ha compartido en Instagram, se puede ver cómo a nivel físico es una persona totalmente diferente; por supuesto, la dulzura de su sonrisa permanece intacta, porque eso es algo suyo, algo que no cambiará nunca. Pero ahora se siente realmente bien dentro de su piel, ahora puede comportarse como realmente es.

Jaimie por fin puede ser él mismo "Jaimie por fin puede ser él mismo"

Probablemente, para aquellos que hayan crecido con Jaimie cuando él todavía debía comportarse como una niña, esto haya sido un gran choque. Y es que como él bien ha explicado, actuaba muy bien. "No juzgues nunca un libro por su portada", explicó en su cuenta oficial de Instagram, donde ha ido subiendo distintas fotografías para mostrar una realidad que muchas veces se oculta por temor. "Publico esta foto para demostrar que no todo el mundo tiene que mostrar 'señales' que digan que es transexual. No tienes que pasar un examen para demostrar que eres transexual... y ten por seguro que no necesitas la aprobación de nadie que no seas tú mismo".

Con un discurso tan sencillo, Jaimie se ha ganado el cariño de muchos de sus seguidores. Porque él, aprovechando que tiene voz, que tiene un público con el que hablar, ha hablado de un tema tan privado como sus propias vivencias. De esta forma, está concienciando a una gran parte de la población que, hasta ahora, puede que creyera que todos los transexuales muestran señales desde que son críos. Pero no, no tiene por qué ser así.

"Al principio tenía miedo de decir que era transexual, porque no mostraba ningún tipo de 'señal', como dice la gente. Me veía muy femenina... Y no porque quisiese, sino porque sentía la presión por parte de la gente de mi alrededor, a los que quería hacer feliz. Cuando por fin confesé quién era, la gente trató de decirme que 'esto no es lo que eres', y fue entonces cuando me di cuenta de que no eres lo que la gente cree que eres... Tú eres quien te conoce realmente", ha relatado en su cuenta de Instagram. Su familia, todo su entorno, le presionaba sin siquiera darse cuenta; le empujaban a ser femenina, a comportarse como una mujer... Pero él nunca fue una mujer.

Ahora, con veintiún años, Jaimie sabe de sobre que hay muchas otras personas que sienten exactamente lo mismo que él, a los que leer su historia les servirá para tener un poco más de valor.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados