Se gasta 15.600 euros en transformar su salón como si fuera Hogwarts y el resultado es muy cutre

Se gasta 15.600 euros en transformar su salón como si fuera Hogwarts y el resultado es muy cutre

Una familia consigue el salón de sus sueños gracias a su fanatismo por Harry Potter. Tablones de madera, mesas de piedra... todo para que el comedor de su casa sea como el de Hogwarts. 15.600 euros y 18 meses después el resultado es este.

Cine Manu Barrena Manu Barrena 13 Julio 2016 12:15

Si hubiera que elegir entre fanáticos de las sagas más famosas de cine, hay que admitir que tanto 'Star Wars' como 'Harry Potter' poseen a los fans más acérrimos. Ambos se visten como sus personajes favoritos, realizan tours turísticos por algunas de las localizaciones, crean fanfictions y en algunos casos, hasta llevan su fanatismo hasta dentro de su propia casa.

Es lo que ha hecho Charlotte Kyriakou, una mujer de 31 años residente en Shrewsbury, una ciudad situada al oeste de Inglaterra, cerca de la frontera con Gales. Kyriakou ha decidido gastarse casi 15.600 € y más de año y medio en transformar el salón de su casa como si fuera el comedor de la escuela de Hogwarts con unos resultados, seamos sinceros, más bien cuestionables.

Interior del salón-comedor de la casa (Caters) "Interior del salón-comedor de la casa (Caters)"

En realidad, Kyriakou se ha gastado 13.004,72 libras que en euros serían la friolera de 15.598,94. Vamos, una reforma al nivel de las que se ven en los programas de Divinity que estaría más o menos justificada si no fuera porque ha tardado un año y medio en cumplir los sueños de su familia pero sin sótano diáfano, ni jardín espacioso, ni nada de lo que vemos en la tele los domingos de resaca.

¿Cómo logró la familia de Kyriakou reformar su salón-comedor en 18 meses? Muy fácil. Movieron todos los muebles de la estancia a otra habitación de la casa y justo después se pusieron manos a la obra. Literal. Charlotte y su marido se pasaron un año buscando los materiales más parecidos del comedor de la escuela de hechicería más famosa del mundo para llevarlos a su casa y crear así su propia versión. "Mi marido hizo los paneles de madera y desde entonces decidimos que queríamos hacerlo por nosotros mismos. Hemos estado recopilando pequeñas cosas de tiendas de antigüedades", declaró Charlotte a Metro. "Tenemos dos piezas originales de la película y muchas réplicas de atrezo".

El salón de Kyriakou (Caters) "El salón de Kyriakou (Caters)"

Todo empezó tras un viaje de la familia a los estudios de la saga de Harry Potter en Londres. "Estamos bastante obsesionados con Harry Potter. (...) Pensamos '¿Por qué no podemos hacer esto en casa?'". Y lo hicieron. Soñaron con un comedor de Hogwarts que se quedó en salón de La Madriguera, la casa de Ron Weasley. A estas alturas te preguntarás cómo se gastaron aproximadamente 15.600 € si remodelaron todo con material que tenían. Ellos mismos lo detallan.

· Suelo de caliza: 4.797,93 €

· Paredes de piedra falsas: 4.198,20 €

· Mesa y sillas: 2.398,97 €

· Chimenea: 2.398,97 €

· Bruja en una urna: 419,82 €

· Carta: 239,90 €

· Armadura medieval: 239,90 €

· iPad (para la pared, como si fuera un cuadro de Hogwarts): 262,69 €

· Baúles: 239,90 €

· Banderas: 71,97 €

· Encimera: 59,97 €

· Túnicas de Sainsbury's: 50,34 €

· Sombrero seleccionador: 32,33 €

· Hedwig (réplica, claro, no el de verdad): 31,13 €

· Varitas: 96,98 €

· Dobby: 59,97 €

Dobby flipando con el comedor remodelado (Caters) "Dobby flipando con el comedor remodelado (Caters)"

Por suerte, tanto su marido Andrew de 39 años como sus hijos de entre 3 y 6 años adoran la reforma y se pasan el día disfrutando de su nuevo salón-comedor a pesar de que estéticamente tenga ese regusto a salón medieval diseñado en 'Los Sims'. Aunque el nuevo comedor de Charlotte y su familia no sea tan grande como el de Hogwarts, ella misma confiesa que han celebrado fiestas en Halloween o Navidades donde llegaron a sentar en su gran mesa de madera hasta a 22 personas. Solamente faltaban las escobas, los profesores y "el que no puede ser nombrado", que en este caso podría ser el decorador de interiores.

Comentarios