Buscar
Usuario

Vida

Gaslighting o luz de gas: el sutil abuso psicológico que hace que la víctima se cuestione su cordura

La víctima del 'gaslighting' puede llegar a pensar que sufre un trastorno psicológico cuando no es así.

Gaslighting o luz de gas: el sutil abuso psicológico que hace que la víctima se cuestione su cordura Gaslighting o luz de gas: el sutil abuso psicológico que hace que la víctima se cuestione su cordura

Foto: Freepik

"Eres una exagerada", "eso nunca ha pasado", "deja de ser tan sensible", son algunas de las frases que usan los abusadores para manipular a las víctimas cuando estas se quejan de alguna situación. Este tipo de manipulación se conoce como 'gaslighting' o 'luz de gas' y consiste en negar la realidad, dar por sucedido lo que nunca ocurrió, o manipular la información para que la víctima llegue a dudar de su propia percepción, juicio o memoria.

Rocío Carrasco, en la segunda entrega de su docuserie, ha hablado de cómo su exmarido, Antonio David, la maltrataba psicológicamente, utilizando técnicas de Gaslighting. "Él estaba utilizando ese embarazo para decirme que estaba loca y que lo que estaba viviendo no era real".

¿De dónde proviene este término?

La primera vez que se uso el nombre de 'Gaslighting' fue en una obra de teatro británica llamada 'Gas Light', escrita en 1938, y en las adaptaciones fílmicas de 1940 y 1994. La obra habla de un matrimonio que se muda a una casa y el marido hace creer a la mujer que está completamente desequilibrada. El hombre comienza a manipular objetos y recuerdos para hacerle creer a ella que está loca y quedarse con su fortuna. El término alude a las lámparas de gas que el marido usa en el ático mientras busca el tesoro y que su esposa ve, pero que él insiste en que son solo delirios.

En 'Gas Light' la mujer cree que está volviéndose loca "En 'Gas Light' la mujer cree que está volviéndose loca"

Aunque la película trate un caso más extremo, esta técnica de manipulación puede llegar a ser muy sutil y utilizarse de forma consciente o inconsciente en las relaciones. La persona puede negar algo que ocurrió y hacer que la víctima se sienta confusa, no sepa qué creer y sufra angustia, ansiedad... El manipulador siempre intenta dar la vuelta a la situación, colocándose él mismo en el papel de víctima y negando los sentimientos de la otra persona.

Principales técnicas de 'gaslighting'

Los manipuladores siempre suelen usar las mismas técnicas, y una vez que se hayan aprovechado de su víctima y la hayan destrozado emocionalmente, irán a por otra. Normalmente se da en relaciones de pareja tóxica, aunque también puede darse en otro tipo de vínculos, como de amistad o familiar.

Las personas que hacen 'gaslighting' suelen saber mentir muy bien. Esto hace que la víctima, aunque sepa la verdad, dude de su propio juicio al ver que la mentira está diciéndose de una manera tan segura. Además, y aunque se tengan pruebas, el abusador seguirá negando los hechos de manera rotunda. Cuanto más lo hace, más se cuestiona la realidad el abusado.

La persona manipuladora atacará a su pareja y le dirá cosas como "no vales para nada" o "estás loca", pero luego puede alabarla en otras ocasiones. Esto provoca que la víctima se sienta todavía más enganchada a esta dinámica, porque al final no todo es malo siempre, haciendo que este círculo vicioso cada vez vaya a más.

El abusador proyecta siempre sus propias inseguridades en el otro. Si se siente inferior, acusará a la víctima de ser estúpida o incompetente, trasladando la responsabilidad y la culpa de uno mismo hacia otra persona. También intentará que la víctima se aísle, llegando a hacer creer a los otros que esa persona está loca o que es una mentirosa. Si convence a los demás, la gente nunca la creerá a ella.

Consecuencias psicológicas

Las personas que sufren 'gaslighting' no suelen reconocer el abuso emocional cuando está sucediendo, lo que crea un profundo sentimiento de confusión, incompetencia y miedo. La víctima empieza a poner en duda el funcionamiento de su memoria, llegando a pensar que sufre algún trastorno neurológico o psicológico. No confía en su propio criterio y buscará la aprobación de la persona manipuladora. Todo ello provoca una bajada del nivel de autoestima.

Si crees que puedes sufrir de 'gaslighting', no dudes en pedir ayuda. Recuperar las relaciones sociales y ser consciente del problema ayudarán a sentirte mejor y ver las cosas desde otro punto de vista. La víctima no está "loca", está siendo manipulada. Acudir a un psicólogo puede ayudar a identificar el 'gaslighting' y a ponerle solución.

Artículos recomendados

Comentarios