Buscar
Usuario

Noticias

Gana la demanda contra sus padres por tirar su colección de porno

El hombre acumulaba doce cajas de material pornográfico de un valor de 25.000 euros, aunque pide una compensación de 79.000.

Gana la demanda contra sus padres por tirar su colección de porno Gana la demanda contra sus padres por tirar su colección de porno

Hay quien colecciona sellos. Otros prefieres llenar su nevera de imanes que traen de cada viaje que hacen. También hay quien colecciona Barbies de todas las épocas. Lo cierto es que es una afición muy sana aunque a veces que se tercia de lo más curiosa, como el caso de David Weking, un hombre que acumulaba 12 cajas de pornografía por un valor estimado de 25.000 euros.

Sí, hablamos en pasado. Coleccionaba, pues sus padres acabaron deshaciéndose de todas las cajas, lo que ha desatado una guerra familiar llegando hasta los tribunales, que le han dado la razón al amante del porno.

Todo comenzó en 2016, cuando Werking se divorció y decidió volver a casa de sus padres, en Michigan, por un tiempo. Con él se llevó su amplia colección de porno, que abarcaba desde películas a revistas hasta juguetes y figuras eróticas. Pero la relación con sus progenitores no era especialmente buena, por lo que a los diez meses se mudó a Indiana, dejando sus preciadas casas en el hogar familiar.

Guerra familiar

Su colección de porno era muy extensa "Su colección de porno era muy extensa"

Sus padres, entonces, tiraron todo aquel material, algo que no sentó nada bien a David, que decidió demandarlos. Según admitido el matrimonio en algunos de los emails que le enviaron, habían tirado toda la colección por el propio bien y salud mental de su hijo: "también lo hubiéramos hecho si fueran cajas con droga", decían. Además, alegaban que su condición de arrendatarios les daba derecho a deshacerse de todo ese contenido.

No obstante, estos argumentos no han servido el juez del distrito, Paul Maloney, que ha dictaminado que "los acusados ??no citan ningún estatuto o jurisprudencia para respaldar su afirmación de que los propietarios pueden destruir la propiedad que no les gusta".

Por el momento, ambas partes presentarán un informe con el valor del material desaparecido. David Werking ya envió una lista detallada cuando realizó la demanda en el Tribunal del Distrito Occidental de Michigan. Aunque el valor de su colección ascendía a 25.000 euros, no ha dudado en pedir una compensación que asciende a 79.000.

Artículos recomendados

Comentarios