Buscar
Usuario

Vida

El motivo por el que Pornhub ha borrado más de la mitad de todos los vídeos de su catálogo

La plataforma de contenido para adultos elimina gran parte de su catálogo ante el riesgo de ver peligrar su futuro.

El motivo por el que Pornhub ha borrado más de la mitad de todos los vídeos de su catálogo El motivo por el que Pornhub ha borrado más de la mitad de todos los vídeos de su catálogo

Pornhub, la página porno más popular en nuestro país, ha perdido más de la mitad de los vídeos que alojaba en tan solo una semana. Esto pone en peligro incluso su viabilidad y ha levantado las alarmas a muchos de sus usuarios. De hecho, hay un baile de cifras, porque podría haber llegado a borrar hasta 10 millones de vídeos de los 13 millones y medio que tenía alojados en sus servidores.

Este borrado masivo ha partido desde la propia Pornhub y ha supuesto todo un punto de inflexión para la industria pornográfica. Pero tiene una historia detrás. En concreto, un artículo de opinión publicado en el periódico The New York Times centrado en las experiencias de víctimas de abuso sexual cuyos vídeos han terminado en esta página y su lucha diaria por intentar que estos contenidos sean, finalmente, borrados.

De hecho, esta columna parece haber levantado muchas conciencias que hasta la fecha se mantenían al margen o, al menos, hacían oídos sordos a esta realidad. Algunos proveedores de pagos de la plataforma como Visa y MasterCard decidieron retirar el soporte para la página web ante las peticiones de boicot que se motivaron en las redes sociales.

Como resultado, las tarjetas de crédito de ambas plataformas ya no servían para pagar la suscripción Premium, uno de los puntales en la estrategia de la compañía. Tanto Visa como MasterCard ya habían vetado a otras plataformas, pero hacerlo con una de calado como PornHub no era baladí: supone un gigante y la posibilidad de que todo un sector pueda entrar en una crisis sistemática.

El cambio de modelo de Pornhub

Pornhub ha borrado más de la mitad de su catálogo "Pornhub ha borrado más de la mitad de su catálogo"

Ante esta circunstancia, la plataforma pornográfica no tenía la opción de quedarse con los brazos cruzados. Por ello, la decisión más drástica ha pasado por cambiar sus términos de uso, prohibiendo todo aquel contenido que no haya sido verificado. En definitiva, un control mucho más exhaustivo de todo lo que se difunde a través de sus servidores para que no se cuele contenido indeseado.

El impacto ha sido considerable. La semana pasada contaba con 13,5 millones de vídeos en sus servidores, pero esa cifra ha caído ahora a 2,9 millones de vídeos. La cifra cambia, ya que en otro momento del día llegó a los 5,6 millones, pero evidencia que hay un retroceso en la variedad de contenido.

Los más afectados son los vídeos amateur, protagonizados por personas desconocidas, ya que es muy complicado garantizar que los participantes consintieron la grabación y difusión de todo lo acontecido. La inmensa mayoría del contenido que ahora aparece en la plataforma ha sido creado de manera profesional por actores verificados y, además, cuentan con una marca azul en su nombre, al estilo de las redes sociales tradicionales.

La compañía presume ahora de imponer medidas de seguridad que ni siquiera tienen redes como Facebook, Instagram o TikTok. Todo, con el objetivo de no caer en un nuevo veto que pueda poner en peligro el futuro de su modelo de negocio como ya ha sucedido en esta ocasión.

Artículos recomendados

Comentarios