Una funcionaria de EEUU es despedida por llamar a Michelle Obama "simio en tacones"

Una funcionaria de EEUU es despedida por llamar a Michelle Obama "simio en tacones"

La alcaldesa del pueblo donde vive la funcionaria también ha perdido su puesto después de comentar en Facebook que la frase le había "alegrado el día"

Política Susana Fernández-Galiano Susana Fernández-Galiano 16 Noviembre 2016 17:47

Pamela Ramsey Taylor, trabajadora de una organización sin ánimo de lucro en el condado de Clay (Virginia Occidental, EEUU) se ha hecho famosa en la red por un comentario racista que le ha costado su puesto de trabajo. Taylor decidió expresar en Facebook lo feliz que se encontraba porque Melania Trump vaya a ocupar la Casa Blanca de una forma muy desagradable: "Será tan estimulante tener a una Primera Dama con estilo, belleza y dignidad en la Casa Blanca. Estoy cansada de ver a un simio en tacones".

Michelle Obama es la primera mujer negra en convertirse en Primera Dama "Michelle Obama es la primera mujer negra en convertirse en Primera Dama"

Este comentario racista fue borrado por la propia Ramsey, pero ya era demasiado tarde: fue compartido por miles de usuarios y #PamelaRamseyTaylor se convirtió en TT. Ramsey ha publicado un post en el que ha explicado que su comentario se refería "al atractivo, no al color de piel" de Michelle Obama. También ha pedido que deje de compartirse su publicación de Facebook, no por ella, sino por su familia. Pero los internautas no han aceptado esta disculpa, considerada insuficiente por muchos, y han seguido compartiendo las desagradables palabras de Ramsey para crear conciencia acerca de las repercusiones que puede tener publicar comentarios racistas en la red.

La alcaldesa del pueblo también ha perdido su puesto

Este es el comentario racista que les ha costado el puesto "Este es el comentario racista que les ha costado el puesto"

Este escándalo ha sido aún mayor por la implicación de la alcaldesa de Clay, Beverly Whaling, que comentó la publicación de Ramsey apoyando sus palabras: "Esto me ha alegrado el día, Pam". Whaling ha aclarado que le había alegrado el día "el cambio en la Casa Blanca", y que ella no es una persona racista. Pero esta explicación no ha convencido demasiado, y Wahling ha tenido que dimitir

El Consejo de Clay, una ciudad en la que no hay ningún solo habitante negro entre sus 10.000 habitantes según el censo de 2010, ha emitido una disculpa oficial a Michelle Obama, ha condenado la publicación por ser "horrible e indecente". Un miembro del Consejo ha pedido a la población "que no se juzgue al pueblo por uno o dos actos individuales".

Lo cierto es que desde la victoria de Trump los ataques racistas han aumentado no solo en internet, sino también en las calles. Varias pintadas xenófobas aparecieron en diversos puntos de EEUU durante los días siguientes a la elección del magnate, y personas mexicanas, musulmanas y negras han afirmado sentirse atacadas.

Comentarios