Buscar
Usuario

Economía

Francia investiga a Inditex por presunto trabajo forzado de los uigures

Desde Inditex aseguran que las acusaciones presentadas por un grupo d ONGs pro derechos humanos "carecen completamente de base".

Francia investiga a Inditex por presunto trabajo forzado de los uigures Francia investiga a Inditex por presunto trabajo forzado de los uigures

Foto: GTres

La Fiscalía Nacional Antiterrorista de Francia ha abierto una investigación contra cuatro empresas del sector textil por encubrimiento de crímenes de lesa humanidad, un proceso vinculado con las sospechas de trabajo forzado padecido por los miembros de la comunidad musulmana uigur en Chna.

Un grupo de ONGs acusaron a compañías como Inditex, Uniqlo, Skechers y SMCP, entre otras, de beneficiarse del trabajo forzado al que según grupos de derechos humanos es sometida la minoría uigur en la región china de Xinjiang.

Esa zona produce aproximadamente el 20% del algodón mundial y, según los denunciantes, las labores en el cultivo y recolección se realizan en parte gracias al trabajo forzado al que son sometidos los uigures (una etnia centroasiática de religión musulmana) por parte de las autoridades chinas.

Inditex se defiende

Desde Inditex han rechazado "firmemente" las acusaciones presentadas en su contra en Francia señalando que "carecen completamente de base". "La compañía dispone de rigurosos controles de trazabilidad que han permitido confirmar que tales acusaciones son infundadas".

Desde la compañía han asegura que llevan una política de "tolerancia cero hacia cualquier forma de trabajo forzoso" y aplica diversos procedimientos "para asegurar que esta práctica no existe en nuestra cadena de suministro". "Inditex colaborará con las autoridades francesas para que así quede acreditado", ha agregado el grupo español.

Mientras la mayoría de marcas chinas continúan presumiendo de emplear algodón local, grupos internacionales, entre ellos H&M, se manifestaron en contra de los abusos de los derechos humanos y determinaron que no empleaban algodón de la región. Su posición le valió un boicot en China. Adidas o Nike fueron otras de las marcas afectadas. "Nike no compra productos de esa región y hemos confirmado con nuestros proveedores que no están usando tejidos de la región", recalcó el grupo estadounidense, que precisó que estaba realizando auditorías con sus socios en el gigante asiático. Uniqlo, por su parte, también se defendió de esta acusación afirmando que esta práctica "no existe" en su cadena de suministro

Artículos recomendados

Comentarios