Buscar
Usuario

Noticias

Fracaso del primer 'Orgullo Hetero' de Boston entre un aluvión de protestas

Los protestantes pro LGTBI superaron a los participantes en la marcha, al igual que sucedió en Modesto (California).

Fracaso del primer 'Orgullo Hetero' de Boston entre un aluvión de protestas

Finalmente tuvo lugar. El primer 'Orgullo Heterosexual' se celebró el pasado 31 de agosto en las calles de Boston ante las reticentes miradas de los más críticos, especialmente del colectivo LGTBI, que no dudó en personarse en el evento y alzar la voz en contra de su celebración. Miles de personas salieron a la calle con el objetivo de "celebrar su propio género sexual y los valores americanos tradicionales", según explica John Hugo, uno de sus organizadores. "Una mayoría oprimida", opina, haciendo referencia al gremio heterosexual.

Lo que sus simpatizantes no esperaban es que la cita estuviera plagada de contramanifestantes, especialmente de miembros de asociaciones en favor de los derechos de la comunidad LGTBI. El encuentro se saldó con 34 personas detenidas por la policía, ampliamente presente. Según un reportero de la CNN presente en el lugar de los hechos, los contramanifestantes superaron ampliamente en número a los participantes de la marcha, que acabó siendo un fracaso.

La policía, armada con bastones y máscaras antigases, aseguró que esperaba a más contramanifestantes que partidarios. Según confirma el agente James Moccia, cuatro agentes sufrieron heridas leves por las reacciones violentas de algunos participantes del "Orgullo Hetero" que no dudaron en hacer alusión a la "extrema derecha". 

La manifestación tuvo lugar bajo el lema "La manifestación tuvo lugar bajo el lema "It's Great to be straight" (Es fantástico ser hetero)"

A pesar de que no trascendieron episodios violentos de carácter grave, hubo personas que puntualmente se lanzaron objetos, como vasos de café. Otros también se atrevieron a lanzar huevos y tierra. Los gritos, sin embargo, fueron una constante durante todo el evento y finalmente nueve personas tuvieron que ser hospitalizadas en algunas clínicas médicas de la ciudad.

Formar o no parte del colectivo LGTBI no es ningún impedimento a la hora de apoyar o condenar la celebración de este acontecimiento, al menos para Shoshanna Ehrlich. Aunque se identifica como heterosexual opina que se siente indignada ante la idea de que la heterosexualidad necesite un Orgullo. "No somos una mayoría reprimida. Esto está lleno de odio y es ofensivo", indica.

Algunas voces parlamentarias como la de la demócrata Alexandria Ocasio Cortez también condenaron el desfile y la acción de sus organizadores, especialmente la de Milo Yiannopoulos como su principal impulsor. Apela a los "problemas de masculinidad" que sufren. "Para ser hombres que están supuestamente orgullosos de ser heterosexuales, parece que son incompetentes a la hora de atraer a las mujeres a su evento", describe en su perfil de Twitter.

Una de las organizadoras del movimiento contramanifestante, Rachel Domond, no ha dudado en calificar el desfile como el reflejo del "odio en Bostón y a nivel nacional" y cree que la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca ha motivado el empoderamiento de la supremacía blanca "para hacer esas declaraciones públicamente". 

Modesto, su precedente más inmediato

El grupo Super Happy Fun América, encabezado por Hugo, ya advirtió de ello y finalmente ha ocurrido. Han celebrado su heterosexualidad por las calles de la ciudad estadounidense y el Ayuntamiento de Boston les concedió el permiso para hacerlo. Sin embargo, no podrán presumir de haber sido los primeros, ya que sus homólogos californianos se adelantaron y celebraron una marcha similar pocos días antes. Si de algo sirvió el Orgullo de Modesto fue para sentar las bases de lo que sería una jornada provista de protestas y críticas. Al menos allí, los 20 manifestantes no se salieron con la suya y tuvieron que hacer frente a más de 200 protestantes, que superaron el número de participantes con creces. 

Pese a que el consistorio local permitió su celebración, el alcalde de Boston quiso manifestar su desamparo personal hacia el desfile y animó a los habitantes de la ciudad a que visitaras otro tipo de fiestas o eventos en el resto de la ciudad.

A pesar de los asistentes que acudieron al Orgullo de Boston, la iniciativa no contó con el repaldo social que esperaban y fue ampliamente criticada en redes sociales por cientos de simpatizantes pro LGTBI y medios de comunicación. Para limar asperezas, Hugo afirmó que no se trataba de una marcha "antihomosexual", sino "proheterosexual".

Por otro lado, no es de extrañar que los demócratas condenen los actos de Yiannopoulos, pues su perfil ultraderechista es conocido desde que fuera editor del medio digital Breitbart News. Santa hipocresía la del greco-americano, que se declara abiertamente homosexual y aún así, asegura que el colectivo le ha "avergonzado y atacado" durante toda su vida. "Con estas personas me siento como en casa", afirmaba durante la marcha. 

Los actores Chris Evans y Brad Pitt también protestaron e ironizaron en contra de la moción después de que el grupo anti LGTBI trata de usarlos como imagen de la marcha. 

Artículos recomendados

Comentarios