Buscar
Usuario

Vida

Dime cómo te comportas durante el sexo y te diré como eres

Dime cómo te comportas en la cama y te diré cómo eres... Te sorprenderá.

No hay mejor forma de conocer a una persona que en la cama. El 'gorilaje' que nos podemos encontrar puede servir para conocer a todo tipo de personalidades más o menos peculiares con las que luego contar anécdotas entre risas... o entre 'no tantas risas'.

Seguramente mientras estás leyendo este artículo, estás pensando en ese último polvo que echaste y en cómo te comportaste... ¿verdad? 

¡Pues teme!, porque hoy, en Los Replicantes, vamos a descifrar tu personalidad (y la de tu pareja) según te comportes sobre los muelles de tu colchón. Y créenos que puedes salir muy favorecido/a... o no. Y recuerda, todo esto no es determinante. Al igual que la frase que afirma: "Nunca digas de este agua no beberé, ni este cura no es mi padre", las apariencias a veces engañan. ¿A cuál de todos perteneces tú?:

1 La seta

Así nos quedamos nosotros cuando estamos con una seta "Así nos quedamos nosotros cuando estamos con una seta"

Sí, la seta. Esa persona que en la cama es más similar a una muñeca hinchable que a una persona real. No se mueve, no habla, no gime, no interactúa... está por estar, como el que se pone 'Qué tiempo tan feliz' (DEP) para echarse la tarde teniendo la tele de ruido de fondo.

Suele ser un poco aburrido, así que intenta hablar con él a ver si se anima un poquillo... por eso de que el colchón no tenga más espíritu que la persona con la que estás gastanto toda tu intimidad.

2 El macho destroyer o la gata furiosa

Menos lobos, caperucita "Menos lobos, caperucita"

Esto viene a ser igual que la seta, pero completamente al revés. Sus inseguridades hacen que tengan que enseñar 'lo fieras' que son en la cama, por lo que están más ocupados en demostrártelo que en disfrutar de verdad.

A todos nos gusta que se demuestre la pasión, pero una cosa es que lo demuestres y otra que seas peor actriz que Kristen Stewart (no lo digo yo, lo dicen los premios Razzie, así que tiradles huevos a ellos).

3 El Torrente

Erotismo "Erotismo"

Es una versión del macho destroyer, pero aún más triste. ¿Te imaginas estar con Torrente? Pues algo así.

Según su forma de hablar puedes deducir la cantidad de vídeos porno que consume. 'Chupa ya', puede ser un vídeo a la semana; 'prepárate que te voy a destrozar' comienza a ser algo más preocupante.

4 La niña del exorcista

Apto para gente pacífica "Apto para gente pacífica"

Se trata de aquella persona que se dedica a cagarse en todo el mundo mientras estás echando un polvo. Podríamos resumirlo en que los vecinos podrían llamar al 112 acojonados mientras en la pared de al lado están más que a gusto.

Porque sí, hay gente que le pone insultar. Pero hay diferencias: una cosa es soltar un palabra algo malsonante, y otra es parecer Bea la Legionaria buscando un lugar en el que tirarse un pedo. Por favor, en el punto medio está la virtud. Consideradlo.

5 El parafílico

Esta mujer se acuesta con el edificio del fondo. No es broma "Esta mujer se acuesta con el edificio del fondo. No es broma"

Hay gente muy rara. En Los Replicantes somos personas muy tolerantes, así que si eres lo más random del mundo te respetamos y todo eso.

Pero entended que, en ciertos casos, alguien puede llegar a acojonarse porque le ofrezcan, por ejemplo un trío con una estación de tren (en el caso de que seas objeto-sexual) o un trío con una mandarina. Porque sí, hay gente a la que el veganismo sexual se le va de las manos.

Y en este caso es en el que nos preguntamos cómo ligarán las personas objeto-sexuales: ¿Lo harán por Wallapop? ¿Por la aplicación de renfe? Queremos respuestas. Ya.

6 El loro

La pobre sólo quiere que dejes de hablar "La pobre sólo quiere que dejes de hablar"

El loro sería una versión de seta al revés, pero mucho más normal que el macho destroyer. Todo esto, que suena muy lioso, es muy fácil de comprender. Vale que seas muy normal en la cama y todo eso, está muy bien: pero hay momentos para todo.

No comprendemos cómo puedes estar con tu pareja en la cama dándole rienda suelta a la pasión mientras que le relatas tu lista de la compra, toda tu infancia y cómo Pelayo reconquistó Castilla. Un poquito de por favor.

7 El que pide permiso

La pobre está más cansada que la Pantoja "La pobre está más cansada que la Pantoja"

A ver. No queremos gente maleducada. Es más: la preferimos. Pero si te metes con alguien en la cama, no comprendemos cómo puedes estar pidiéndole constantemente permiso para hacer cosas que se hacen en la cama. En serio, ¿para qué te vas con esa persona? ¿Para leer la Biblia?

Que no se malinterprete esto: queremos personas que nos respeten y que no nos traten como un trapo. Pero tampoco hace falta pasarse. Recuerda: la virtud está en el término medio.

8 'Follarín de los bosques'

Follarín de los bosques, pensando en su próxima víctima "Follarín de los bosques, pensando en su próxima víctima"

Esta es la persona que te promete 'el oro y el moro', hablando claramente; que te vende que es diferente, que es 'super cuqui', super romántico, super 'around the world'.... y que te deja de hablar en cuanto te has ido con él/ella a la cama.

Ya se sabe: "todos prometen hasta que la me***". Así que, mejor déjale con las ganas. Hay oportunidad de conocer gente mucho más interesante. Aunque esté como un queso.

9 El acróbata

Hay gente a la que le va este rollo "Hay gente a la que le va este rollo"

Es esa persona que cuenta con una elasticidad y con una forma física con la que... sinceramente... no contamos nosotros. 

Está bien no ser convencional en la cama, pero tampoco es plan de que te cuelgues de la lámpara de tu habitación y en medio de la cuerda intentes ponerte a hacerlo. Muy bien. Pero, por favor, que no me tenga que pasar un mes y medio sin moverme por las agujetas. Solo como favor.

10 El preguntón

Por favor, déjame en paz "Por favor, déjame en paz"

Es otra versión del macho destroyer, pero sin una careta tras la que esconderse. Ambos denotan inseguridad, pero en este caso te estará preguntando todo el rato cómo lo hace, qué tal su miembro/pechos o si estás disfrutando con él/ella.

Es decir, al final de la relación te pasará todo un test para que le puntúes y se pueda ir a casa tranquilo o no. Sé malvado y tira bajo. Sí, ha sonado muy mal.

11 El psicópata

Este rollo no nos mola "Este rollo no nos mola"

Este da mucho miedo, ya que con el nombre te lo estamos diciendo todo. Es la típica persona que te preguntará si eres con el que 'mejor lo has hecho', dando por seguro que sí.

Prácticamente te pedirá que le des las gracias por haber gastado unos pocos minutos en haber estado contigo. Porque, por regla general, esta gente suele ser bastante rápida.

12 El anormal

No es el sitio más adecuado. Creemos. "No es el sitio más adecuado. Creemos."

En este caso no lo usamos como insulto, sino como símbolo de 'poco convencional'. Son esas personas a las que le pone hacerlo en un cementerio, en una catedral, en un castillo de juegos infantil...

Vale que te vaya menos una cama que al líder de 'Hazte Oír' una hormona, pero tampoco hay que pasarse... un cementerio no. Por favor, no.

13 El rancio

Esta habitación viejuna no nos pone "Esta habitación viejuna no nos pone"

Es aquella persona con la que te vas a su casa y cuando llegas a la cama... te encuentras con el percal.

Tienes el crucifijo sobre la cama mirándote amenazadoramente, una casa que parece sacada de 'Amar en tiempos revueltos' y unas bragas de cuello vuelto con una valla electrificada y un candado protector. Por favor... ¡Huye!

14 El carnavalesco

¿Habrá alguien al que le guste hacerlo vestido del Ecce Homo? "¿Habrá alguien al que le guste hacerlo vestido del Ecce Homo?"

Es aquella persona a la que le encanta hacer el 'Guardia Civil', 'El Conquistador' o 'El Control de Alcoholemia' cual Antonio Recio.

Muy bien que os guste montaros vuestro mundo de fantasía pero, en serio, tampoco tenéis que montar un escenario igual que el de la función de 'El Rey León' para echar un simple polvo. Un poquito de cabeza.

15 El romántico de verdad

Sí, se están riendo "Sí, se están riendo"

Esa persona que te invita a una cena con velitas, que te dice lo guapo/a que vas siempre, que te acepta con tus defectos y virtudes, que no te pide que no seas de otra forma a como eres.

Esa persona con la que estás genial en la cama y sabe comportarse siempre como debe. ¿Crees que no existe? Nosotros tampoco. Pero queríamos llegar a la categoría 15. Si conocéis a alguien aún más extraño, por favor, proponédnoslo. Queremos conocerlos... O no.

Artículos recomendados

Comentarios