Buscar
Usuario

Noticias

Detienen a una pareja que estaba practicando sexo oral en un castillo de juegos del Mcdonald's

El encargado del establecimiento tuvo que perseguirlos por todo el establecimiento.

Conrad Jablecki y su 'amiga' van a pasar la noche entre rejas por haberse dado todo un 'happy meal' en pleno parque de juegos del Mcdonald's ante la atenta mirada de unos niños muy traumatizados de por vida.

Todo ocurrió cuando Conrad pidió un Big Mac, y entre unas cosas y otras, terminó con una mujer del restaurante dando rienda suelta a la pasión entre pelotas de goma y toboganes.

Conrad Jablecki en una fotografía de archivo "Conrad Jablecki en una fotografía de archivo"

Al parecer, el detenido llevaba una tasa de alcohol en el cuerpo más alta que el colesterol del propio Ronald McDonald, pero todo ello no ha impedido que sea condenado por un delito de exhibicionismo, otro de deshonestidad manifiesta y otro de embriaguez pública.

El problema vino cuando un empleado del restaurante se dirigió al castillo para revisar las instalaciones. Cuando entró se encontró con todo el pastel y no dudó en llamar la atención de la pareja por lo que estaban realizando en el lugar menos indicado.

Ellos, sin ningún tipo de pudor, salieron corriendo por todo el McDonald's mientras el pobre empleado corría detrás de ellos por toda la sala para capturarlos. La escena, con música de Benny Hill de fondo, tuvo que ser todo un show.

La pareja decidió mantener relaciones sexuales en un castillo de juegos del McDonalds "La pareja decidió mantener relaciones sexuales en un castillo de juegos del McDonalds"

El joven, que ahora se enfrentará a una sentencia judicial, recorrió hasta 64 kilómetros para sentarse en ese Mcdonald's para comerse un Big Mac bajo los efectos del alcohol, aunque por el momento no ha trascendido la causa.

Para Conrad, mientras tanto, este es tan sólo un hecho más: en 2012 fue condenado a 60 días de cárcel y libertad condicional durante un período de dos años por exhibirse completamente desnudo ante una madre y su hija de cinco años en una playa de Maryland.

Artículos recomendados

Comentarios