Buscar
Usuario

Vida

La Federación de Natación veta a las mujeres trans de las categorías femeninas

Solo podrán competir las nadadoras transexuales que hayan completado esa transición antes de los doce años.

La Federación de Natación veta a las mujeres trans de las categorías femeninas La Federación de Natación veta a las mujeres trans de las categorías femeninas

Las polémicas de nadadoras transexuales en competiciones han causado revuelo desde siempre, por lo que ahora la Federación Internacional de Natación (FINA) les pone fin excluyendo de participar a profesionales como Lia Thomas o todas aquellas que han hecho su transición tras pasar la pubertad masculina.

Para ellas, el ente lanzará una nueva modalidad de competición abierta que estará en desarrollo durante seis meses, abriendo la puerta a una categoría en los Juegos Olímpicos para personas trans y no binarias.

Esta decisión se toma en virtud de un informe científico que encontró que las mujeres trans conservaban una ventaja significativa sobre las nadadoras cisgénero incluso después de reducir sus niveles de testosterona a través de medicamentos.

El caso de Lia Thomas

Lia Thomas, nadadora trans, compitió durante tres años con el equipo masculino de Pensilvania. En la primavera de 2019 comenzó un tratamiento hormonal como parte de su transición y desde entonces ha logrado marcas récord con su equipo universitario.

Así, la Universidad de Pensilvania informó a principios de diciembre que Lia había batido todos los récords en estilo libre 200 metros y estilo libre 500 metros y desde entonces no ha parado de acumular podios. Sin embargo, tampoco ha dejado de acumular críticas de nadadoras enfadadas que creen que compite en condiciones diferentes.

La nadadora Nancy Hogshead-Makar, medalla de oro en los Juegos Olímpicos, escribió un artículo de opinión para el Daily Mail titulad "No fue justo competir contra alemanes dopados y tampoco es justo que las mujeres compitan contra la nadadora transgénero Lia Thomas: esta es la razón".

La nueva normativa de la FINA

La FINA será ahora el segundo organismo de gobierno olímpico que limita la participación de deportistas transgénero después de que World Rugby lo hiciera en 2020.

La nueva normativa que ha aprobado la FINA establece que "los deportistas que han realizado el tránsito de hombres a mujeres serán elegibles para competir en categorías femeninas y podrán establecer récords mundiales en categoría femenina si pueden determinar que no han experimentado la pubertad masculina en parte alguna más allá del 'Estado Tanner 2' o antes de cumplir los 12 años".

De esta manera, según establece la nueva normativa, solo podrán competir las nadadoras trans que hayan completado esa transición antes de los doce años, mientras que las demás podrán competir en la nueva categoría abierta.

Esta nueva política ha sido aprobada con un 71% de los 152 miembros de la Federación y es "solo el primer paso hacia la integración completa" de deportistas transexuales.

"La postura de la federación es integral, basada en la ciencia e incluyente y, lo más importante, enfatiza la justicia competitiva", ha explicado el director ejecutivo de la Federación Internacional de Natación, Brent Nowicki, citado por la cadena británica BBC.

Artículos recomendados

Comentarios