Buscar
Usuario

Tecnología

Facebook e Instagram podrían comenzar a ser de pago debido a su guerra con Apple

La actualización iOS 14.5 no ha sido bien recibida por Mark Zuckerberg, cuya única alternativa que propone es hacer de pago sus aplicaciones.

Facebook e Instagram podrían comenzar a ser de pago debido a su guerra con Apple Facebook e Instagram podrían comenzar a ser de pago debido a su guerra con Apple

Foto: Freepik

Mark Zuckerberg está en una constante guerra con cualquier empresa tecnológica que no le permita ejercer el más absoluto neoliberalismo. En esta nueva batalla su rival es Apple, pero parece que serán sus usuarios quienes primero tengan que asumir las consecuencias.

La privacidad de los usuarios se ha visto afectada desde la actualización iOS 14.5 de Apple, donde todas las aplicaciones deberán pedir permiso a sus usuarios para rastrear las acciones que van realizando. Y no es sorpresa de nadie que Facebook recopila los datos de sus usuarios para venderles publicidad personalizada según los algoritmos de cada uno, por lo que no le ha hecho especial ilusión esta actualización.

Esta modificación de Apple podría acarrear una serie de consecuencias, sobre todo para este tipo de servicios que se benefician de los datos de sus usuarios. Facebook se ha pronunciado en contra, diciendo que es perjudicial para los pequeños comercios. Por lo tanto, ante ello han dejado intuir que sus apps podrían volverse de pago próximamente.

La justificación por la que aplicaciones como Facebook o Instagram podrían volverse de pago es que hasta ahora los datos de sus usuarios eran una fuente de ingresos. Entonces, si se la bloquean, deberán sacar rentabilidad por otro camino (como si Mark Zuckerberg no fuese ya una de las personas más ricas del mundo).

Mark Zuckerberg, creador de Facebook "Mark Zuckerberg, creador de Facebook"

Facebook intenta justificarse

Por el momento, Facebook e Instagram ya están avisando a sus usuarios mediante una ventana emergente de los beneficios de ser rastreados por una gran empresa. Los argumentos no solamente son "ayudar a negocios que dependen de anuncios", sino que dicen explícitamente que si habilitan la opción de que se utilicen sus datos, ayudan a mantener estas aplicaciones gratuitas.

Según informan los expertos, es cuestión de tiempo que las aplicaciones que utilizamos a día de hoy se terminen volviendo de pago. Si Instagram o Facebook se convirtiesen en aplicaciones de pago, la empresa tendría aún más beneficios. En general, aquí el único perjudicado serán los usuarios, obligados a comprar su propia privacidad eventualmente.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados