Buscar
Usuario

Noticias

Expulsan de Roland Garros al tenista Maxime Hamou por acosar a una periodista

Maxime Hamou ha sido expulsado del Roland Garros por besar a una periodista mientras esta trataba de hacerle una entrevista.

Maly Thomas, una joven periodista que trabaja para el medio Eurosport, se encontraba haciendo su trabajo en el Roland Garros, uno de los torneos de tenis más famosos a nivel internacional. En ese momento le tocaba entrevistar a Maxime Hamou, un tenista francés considerado el número 287 del mundo, puesto que este acababa de ser eliminado tras la primera ronda del segundo Grand Slam. Lo que ella no hubiera imaginado en ningún momento es que Hamou iba a complicar tanto su trabajo, llegando incluso a acosarla simplemente por el hecho de ser ella mujer. Os dejamos, antes de nada, las imágenes del encuentro entre la periodista y el tenista, para que veáis a qué nos referimos.

Como se puede ver en el vídeo, Thomas únicamente pretendía cumplir con su labor, hacerle una entrevista para ver qué conclusiones había extraído Hamou de la ronda que acababa de perder. Desde un primer momento, el tenista mantiene un comportamiento totalmente inadecuado, tratando de agarrarla del hombro y acercarla a sí mismo para darle un beso en la mejilla. La periodista le rechaza constantemente, haciéndole ver que se siente incómoda con la situación pero tratando de mantener la compostura ante la cámara, puesto que sabe que es su trabajo lo que está en juego.

Pero el tenista no se conforma con intentar darle un beso una vez, sino que llega hasta intentarlo tres veces antes de contestar a las preguntas que la joven le estaba planteando. Ella trata de zafarse, mientras uno de los presentadores, en plató, suelta una carcajada. Finalmente, Hamou contesta a lo que ella le está diciendo, con el rostro serio y sin terminar de soltar a Thomas. Cuando termina la entrevista, ella intenta alejarse y él trata de besarla de nuevo.

Ese comportamiento, que muchos podrían haber considerado una "broma", la Federación Francesa de Tenis lo tacha de "reprobable". Es por esto que han decidido revocar su acreditación del torneo parisino, así como pedirle que no visite más las instalaciones. El propio presidente de la Federación Francesa de Tenis, Bernard Giudicelli, ha pedido que se investigue lo sucedido, puesto que considera que el comportamiento del tenista ha sido "impropio".

Lo único que el entrenador del tenista, Martin Vaisse, ha acertado a decir es que "con 21 se cometen muchas tonterías". No obstante, ha apostillado que cree que eso no sirve de excusa, puesto que "hay que saber cuando hay que parar de hacerlas", y cree que "es algo que tengo que trabajar mucho con él". No ha señalado que la actitud de Hamou ha sido machista, ni que lo que ha hecho se considera claramente acoso; se ha limitado a aclarar que no está de acuerdo con lo sucedido, y que lo considera "una tontería".

No es "una tontería": estamos hablando de acoso en directo

El medio para el que trabaja Maly Thomas, Eurosport, ha pedido al tenista que se disculpe claramente con la mujer, puesto que "el comportamiento del entrevistado fue altamente inapropiado y no toleramos tal conducta de ninguna manera. Maly es una periodista muy respetada, y nos complace que se ofrezca una disculpa completa".

El acoso que ha sufrido en directo Maly Thomas es una muestra más del machismo que existe ahora mismo en nuestra sociedad, que cosifica a las mujeres hasta reducirlas a meros objetos al servicio de los hombres. Si hubiera sido un periodista en lugar de una periodista la que se acercara a Hamou, este en ningún momento se hubiera atrevido a lanzarse literalmente a su cuello para robarle un beso, ni hubiera querido retenerle a su lado a toda costa, usando incluso la fuerza para sujetar su hombro. Porque en su cabeza no hubiera cabido que un hombre hubiera soportado esa situación.

Maly Thomas intentó mantener la compostura "Maly Thomas intentó mantener la compostura"

No obstante, Maly Thomas es una mujer y, por tanto, Hamou, en su fuero interno, de verdad creía que ella iba a someterse y a consentirle, creía que iba a aceptar el beso incluso con agrado. Ya no solo porque él es conocido, sino porque es un hombre y, por tanto, la mujer lo que debe tratar de hacer es agradarle.

Por desgracia, hay quien todavía considera que la actitud inapropiada no fue la del tenista, sino la de la periodista por no acceder a darle un beso. Hay quien cree que ella fue la "seca", la que no le siguió el juego; incluso hay quien lo ve gracioso, como el presentador que se encontraba en el plató y cuyas carcajadas aún pueden escucharse. Probablemente después lo criticara, pero, en el momento, la situación llegó a parecerle incluso graciosa. Maly Thomas pensaría de otra forma, sin lugar a dudas.

No es la primera vez que tienen lugar situaciones de este estilo. Hace poco menos de un mes, en la televisión italiana bromearon sobre el acoso en directo a Emma Marrone, representante del país en Eurovisión 2015. Y si buscáis en YouTube, seguramente encontréis una gran cantidad de "bromas" a mujeres periodistas (porque siempre es a mujeres) de parte de hombres (porque siempre son hombres) que tratan de incomodarlas, llegando incluso a acosarlas sexualmente. Lo que ellos consideran bromas, y que el público a veces apoya, no es más que una seña más del machismo que prolifera en nuestra sociedad. Un acoso hacia la mujer que en ningún momento debe ser aceptado.

Artículos recomendados

Comentarios