Buscar
Usuario

Economía

El Ever Given encallado una vez más, pero en una deuda de 900 millones de euros

Parece que los problemas no han terminado para el célebre buque, ahora se enfrenta a una deuda billonaria que todavía no se sabe a quién corresponde.

El Ever Given encallado una vez más, pero en una deuda de 900 millones de euros

Foto: imago images/Xinhua /Cordon Press

A pesar de que el Ever Given ya fue desencallado del Canal de Suez, este acontecimiento que duró una semana dejó en la memoria colectiva digital una gran cantidad de memes. Aunque eso sea una buena para los usuarios de Internet, le ha salido caro al buque, como así se desveló el pasado 14 de abril.

Ahora está sobre debate quién debe soportar el importe financiero del accidente que tuvo lugar en el canal, dado que bajo su responsabilidad circulaba más de un 10% de la economía global, pudiendo haber generado un impacto aún mayor del que hubo. A pesar de todo, el importe a pagar por los propietarios del Ever Gven asciende a los 1.000 millones de dólares, es decir, 900 millones de euros.

Esto ha sido calculado por Osama Rabie, presidente de la Autoridad del Canal de Suez en plena disputa legal con los propietarios del buque, como así explicó a una televisión estatal. El barco ha sido oficialmente incautado y "permanecerá aquí hasta que se termine la investigación y se pague la compensación solicitada".

Un gran coste económico y un conflicto legal

El cálculo monetario se ha hecho en función de las pérdidas económicas, el daño al canal durante el drenaje, los esfuerzos durante el reflote y otros costes añadidos durante esa semana. No solamente Egipto gastó alrededor de 15 millones de dólares durante el encallamiento, sino que el canal supone un 2% del PIB egipcio. Además, en este tiempo hubo más de 440 barcos que se tuvieron que retener.

Este conflicto hará que el Ever Given vuelva a estar fuera de servicio, pero esta vez por problemas económicos y legales. Esto es así porque el buque es propiedad de una empresa de Japón, pero el operador es de Taiwán, aunque con la bandera de Panamá. Entonces, el barco pertenece a diferentes legislaciones y tiene pinta de que el proceso de reparto de responsabilidades encallará al barco más tiempo del esperado

Artículos recomendados

Comentarios