Hemos preguntado a las mujeres qué les gusta en el porno y tienen la clave del futuro de la industria

Hemos preguntado a las mujeres qué les gusta en el porno y tienen la clave del futuro de la industria

"Sigue estando mal visto que una mujer vea porno y se masturbe pero no sé hasta qué punto es real que un hombre 'necesite' más sexo que una mujer. A las mujeres también nos gusta el sexo aunque no se diga tanto" introduce una de las entrevistadas.

Vida Mateo Navarro Mateo Navarro 04 Abril 2016 11:01

A las mujeres también les gusta el porno. Y no pasa absolutamente nada por hablar de ello y reconocer que, al igual que los hombres, ellas también tienen necesidades sexuales. Por eso, el portal Pornhub ha realizado un estudio para conocer los hábitos de las mujeres en el consumo de contenido pornográfico. A pesar de que la normalización de la mujer que ve porno sigue siendo un tema tabú en nuestra sociedad, cada vez son más las que reconocen abiertamente que se excitan con la pornografía. Con el estudio en mano, hablamos con diferentes mujeres sobre pornografía, que reniegan de los tópicos: "sigue estando mal visto que una mujer vea porno y se masturbe pero no sé hasta qué punto es real que un hombre 'necesite' más sexo que una mujer. A las mujeres también nos gusta el sexo aunque no se diga tanto", introduce una de las entrevistadas.

Orgasmo en Orange is the new black

Según el portal que realiza el estudio, de los 60 millones de sus visitas diarias el 24% son de mujeres. Sin embargo, el papel de la mujer en la industria pornográfica sigue siendo generalmente el de objeto sexualizado con el fin de dar placer al hombre, situación con la que la mayoría no se identifican: "sigue siendo evidente que el objetivo del porno es que disfrute el hombre y que la mujer sea el centro de atención por estar haciendo más trabajo, aunque su placer quede en nada", afirma otra de las chicas con las que hemos conversado.

El estudio refleja que la mayoría de las mujeres en zonas del globo como América del Norte, Central y del Sur, el sudoeste de Europa y Australia disfrutan viendo porno lésbico: "Prefiero ver porno lésbico o que en el porno hetero destaque más la chica. Suelo buscar porno amateur, porque el de industria me parece muy artificial e irreal. Me gustan los vídeos caseros y cuanto más cutres, mejor. Hace que me parezca una situación que podría vivir yo perfectamente", nos explica otra mujer sobre sus hábitos de consumo pornográfico. Mientras que en Alemania o Turquía, las mujeres prefieren disfrutar viendo porno de adolescentes, en Serbia o Macedonia predomina la categoría de maduritos, ya sea hombre o mujer el protagonista del vídeo. 

Con el mapa se entiende mejor "Con el mapa se entiende mejor"

En el continente africano, la tendencia entre las mujeres es ébano, que significa el sexo con gente de raza negra. En los antiguos países satélite de la URSS como Ucrania y Bielorrusia, incluida Rusia, la tendencia que se repite es la del sexo anal. Las asiáticas sienten predilección por el anime para mayores y disfrutan viendo hentai en la zona del este. En el sur, el lésbico vuelve a triunfar como una de las categorías más solicitadas entre las mujeres. 

De media, las filipinas son las que más tiempo pasan consumiendo contenidos pornográficos, 14 minutos y 20 segundos.  En segundo lugar se encuentran las estadounidenses, con 11 minutos y 51 segundos, seguidas de las sudafricanas, con 11 minutos y 48 segundos, y muy igualadas con las neozelandesas, con 11 minutos y 36 segundos. La media española es de 8 minutos y 41 segundos. Las que menos tiempo pasan frente a la pantalla son las ucranianas, cuya media está en 6 minutos y 45 segundos.

El anal y el lésbico triunfan en el norte de Europa y en Asia

Pornhub también ha comparado el porcentaje de las búsquedas que se realizan con mayor frecuencia en cada país. En España, las mujeres buscan un 107% la categoría de maduro, pero también hemos identificado otras búsquedas populares: "voy directa, busco pollas grandes y españolas"."Yo casi siempre busco porno gay. Suelo poner las etiquetas 'porno gay', 'cocky boys', 'teen porn gay'...", nos cuenta otra de las mujeres con las que hemos contado para hablar de sexo en Internet.

Respecto a razas, Estados Unidos es el país que más búsquedas registra en la categoría de ébano con un 74% y Australia el que más lo hace en la de asiático con un 76%.

La sexta búsqueda más popular, el 'female friendly'

El único país cuya búsqueda más popular es el porno 'female friendly' es República Checa y es en esta categoría donde quizá se encuentra el futuro del porno. Aunque sí que es verdad que al female friendly aún le falta para considerarse porno feminista, aquí la mujer es más considerada y tratada como un sujeto más de la relación sexual:"en el porno para hombres la figura de la mujer esta mas 'masculinizada', disfrutan con sexo duro. Yo prefiero algo más suave, más como un corto erótico. En el porno para mujeres el hombre tiene más en cuenta a la mujer como pareja, no es un simple objeto para llegar al orgasmo", denuncia una de las chicas con las que hemos hablado.

Ellas prefieren el female friendly

"Es justamente por el trato de las actrices porno que dejé de verlo. No me siento bien viendo algo que probablemente sea una violación, de manera que hasta que no esté al 250% segura de que no lo es, no volveré a ver porno. Me niego a alimentar esa industria machista, falocéntrica, violadora y que se basa en la manipulación y la tortura. Con este porno se está adoctrinando a esta y futuras generaciones de que el sexo es así, que una mamada puede durar quince minutos pero si estás más de tres comiéndole el coño a alguien y no se corre es mejor dejarlo. Los chicos creen que tienen que follar así y las chicas creen que les tiene que gustar follar así. Cimientan las bases de su vida sexual en abusos y violaciones online y luego nos sorprende que preadolescentes tengan ciertas actitudes respecto a las mujeres", reflexiona a colación otra de las entrevistadas sobre el porno heteronormativo.

"Si cambiase la forma en la que trata la industria a la mujer, creo que las mujeres no renegarían tanto del porno", concluye una de las chicas que ha colaborado con el artículo.

Comentarios