Buscar
Usuario

Noticias

Estas son las letras y los tuits por los que Pablo Hasel está en la cárcel

Recopilamos todas las letras por las que han enviado al rapero Pablo Hasel a prisión, en una decisión que ha generado fuertes protestas.

Estas son las letras y los tuits por los que Pablo Hasel está en la cárcel Estas son las letras y los tuits por los que Pablo Hasel está en la cárcel

Foto: Facebook Pablo Hasél

El rapero Pablo Hasel ha ingresado finalmente en prisión para cumplir condena por sus delitos de enaltecimiento al terrorismo y por su historial previo. En marzo de 2015, Pablo Hasel fue sentenciado a dos años de cárcel por delitos relacionados con sus letras, pero nunca fue a prisión porque no tenía delitos previos. Esta vez, el jurado no considera que cumpla las "condiciones necesarias" para la suspensión de la pena de prisión, puesto que ya tiene otros antecedentes penales.

Y es que, en 2017, el rapero fue condenado por desobediencia a la autoridad y en 2018 se le encontró culpable de allanamiento de local. En junio de 2020 fue sentenciado a seis meses de prisión por haber herido a un reportero de TV3 en la Universidad de Lleida en 2016. Días más tarde, otro tribunal condenó a Pablo Hasel a dos años y medio de prisión por agredir y amenazar de muerte a un testigo de un juicio.

Enaltecimiento del terrorismo

La primera vez que fue acusado de enaltecimiento al terrorismo fue en 2015 por las letras de algunas de sus canciones publicadas en YouTube entre 2009 y 201, con títulos como: 'Libertad presos políticos', 'Obama Bin Laden' y 'No me da pena tu tiro en la nuca'. En ellas, Hasel defiende la lucha armada y justifica la actividad de grupos terroristas como ETA, Grapo o Al Qaeda.

Según informa El País, estas son algunas de las letras por las que le condenaron. En 'Libertad presos políticos', algunos de los versos rezan: "Si por atacar a los culpables terroristas nos llaman. Escucha que la libertad no es el extremo de nada. Luego califican de violento tirarles cócteles molotov". "Quienes manejan los hilos merecen mil kilos de amonal".

En otro de los temas publicado meses después, titulado 'Obama Bin Laden', el rapero dice: "Al Qaeda fue creada por la CIA, todos lo saben". "Merece una bomba Televisión Española". En su canción 'El llanto de las gaviotas', Hasel entona: "Pena de muerte ya a las Infantas patéticas", "A los dueños de los periódicos El Mundo y ABC habría que asfixiarles con la mentira de su papel", "Ojalá vuelvan los GRAPO y te pongan de rodillas". "Mi hermano entra en la sede del PP gritando ¡Gora ETA!".

En su siguiente tema titulado 'Esclavitud consentida', el rapero vuelve a hacer alusión a GRAPO y a ETA: "los GRAPO eran defensa propia ante el imperalismo y su crimen. Ya no os creen ni mediocres, no sois justos ni de rebote. ¡Merece que explote el coche de Patxi López!".

'En una calle olvidada' es el título de otra de las canciones sometidas a investigación. "Siempre hay algún indigente despierto con quien comentar que se debe matar a Aznar gritándole España nunca fue bien", reza la letra. En 'No me da pena tu tiro en la nuca', Hasel dice: "No me da pena tu tiro en la nuca pepero", "no me da pena tu tiro en la nuca socialisto", "no me da pena tu tiro en la nuca banquero". En 'El hijo adoptado de Jacques Mestine' el rapero vuelve a hablar de GRAPO: "Si volvieran los GRAPO diría PO PO PO". "¡Que alguien clave un piolet en la cabeza a José Bono!".

Según el Tribunal Supremo, el delito de enaltecimiento del terrorismo entra "en la zona delicada de la sanción de opiniones, por deleznables que puedan ser consideradas, y, lo que es más delicado, pueden entrar en conflicto con derechos de rango constitucional como son los derechos de libertad ideológica y de opinión". "En caso de duda, prevalece el derecho constitucional a la libertad de expresión e ideológica". Pero algunos de los mensajes de sus canciones encajan perfectamente en el delito de enaltecimiento porque constituyen un delito de odio. "Cualquier persona que lea o escuche tales expresiones incluidas en las canciones correspondientes puede verificar que con las mismas, se está alabando o justificando bien a los autores de hechos terroristas o los propios hechos", afirma el Supremo.

Segunda sentencia

La sentencia que le ha llevado definitivamente al rapero a la cárcel tiene que ver con los tuits que escribió en su perfil entre 2014 y 2016, en los que volvió a ensalzar a miembros de ETA y GRAPO condenador por terrorismo. En su perfil se cita como referente a Juan Martín Luna, miembro de los GRAPO que falleció en un enfrentamiento con la policía en diciembre de 1982; Isabel María Aparicio Sánchez, que fue detenida en octubre de 1979 como miembro de GRAPO; Joseba Arregui era miembro de ETA militar el 13 de febrero de 1981 cuando falleció en dependencias policiales; María Victoria Gómez Méndez e Ignacio Varela Gómez fueron condenados varias veces por delitos de terrorismo.

Algunos de los tuits decían lo siguiente:

"Juan Martín Luna militante del PCE (r) asesinado por la policía por defender nuestros derechos".

"Nueva carta de la presa política Victoria Gómez".

Sobre Isabel Aparicio: "A dos años de ser exterminada por el Estado torturador, recordamos sus palabras".

"Y así fue la acabaron exterminando".

"La condenaron a 12 años de prisión por estar en el aparato de propaganda del PCE (r) 12 años sin lucha armada".

"2 años desde que Isabel Aparicio fue exterminada por comunista, negándole el estado la asistencia médica en prisión".

"Joseba Arregi asesinado por la policía torturándolo".

Los magistrados consideraron que estos mensajes "tienen un indudable carácter laudatorio de las organizaciones terroristas (GRAPO, insurreccionalismo GAC...) y miembros activos de ellas". "Esta conducta va más allá de la expresión de coincidencia con objetivos políticos, o camaradería nacida de vínculos ideológicos, simpatía o de la mera crítica social, y que comporta una alabanza, no ya de los objetivos políticos sino de los medios violentos empleados por las citadas organizaciones terroristas y por sus miembros y contienen una incitación a su reiteración que genera un elevado riesgo real de que alguno de los múltiples seguidores en las redes sociales del acusado los intente repetir". Así el Tribunal considera que "no queda la conducta amparada por la libertad de expresión o difusión de opiniones".

Algunos de los tuits por los que también fue juzgado los publicó él mismo antes de ser entrar en la cárcel:

Injurias contra la Corona

El tribunal también condenó a Pablo Hasel por delitos de injurias a la Corona, el más polémico de todos. Esta sentencia se basa en los siguientes mensajes: "El mafioso del Borbón de fiesta con la monarquía saudí, entre quienes financian el ISIS queda todo". o "El mafioso del rey dando lecciones desde el palacio millonario a costa de la miseria ajena. Marca España".

En una de sus canciones publicadas en YouTube, donde aparecen imágenes mezcladas del rey emérito, de Felipe VI y de Franco, la letra dice así: "Cuántos millones y millones han saqueado y derrochado durante tantos años, tantos miembros de la familia real. Pero tienen los años contados se acerca la república popular. Es la historia de Juan Carlos el Bobón que quieren ocultar".

"Contar quién es y qué hace es delito, apuntaba maneras cuando mató a su hermano Alfonsito. Quién se cree que fue un accidente... ni Marhuenda imaginando a Rajoy desnudo cuando miente."

"A la cárcel van los pobres y no la infanta Cristina, pero medio país le desea la guillotina. Juan Carlos el Bobón, capo mafioso saqueando el reino español. En televisión vomitan que es útil, si claro, pa su camello y pal dueño del puti".

El Tribunal considera que estas expresiones no pueden consentirse en "una sociedad donde el respeto debe ser la forma de actuar correcta" y añade que "no hay crítica o queja a la monarquía o sus miembros, o incluso a su línea de actuación. Hay frases injuriosas y calumniosas que no pueden tener amparo en la opinión personal del que las expone en red social de amplia difusión".

Artículos recomendados

Comentarios