Buscar
Usuario

Política

Todas las enfermedades que se le achacan a Putin y que el Kremlin niega

Las escasas apariciones del líder ruso y su forma extraña de comportarse han levantado rumores sobre su salud.

Todas las enfermedades que se le achacan a Putin y que el Kremlin niega Todas las enfermedades que se le achacan a Putin y que el Kremlin niega

Foto: GTres

No es de extrañar que muchas personas se hayan preguntado qué estará pasando por la mente de Vladímir Putin en estos momentos. La invasión rusa en Ucrania disparó todas las alarmas, no solo en el Europa, sino en todo el mundo. Todos se preguntaron cuán lejos estaría dispuesto a llegar Putin con esta declaración de guerra.

Sus escasas apariciones en público meses antes de la invasión a Ucrania y su comportamiento en aquellas que hemos visto recientemente han levantado rumores sobre el verdadero estado de salud del presidente ruso. Aunque el Kremlin siempre ha negado estas teorías, hay indicios que podrían indicar lo contrario. Demencia, cáncer de tiroides o Parkinson son algunas de las enfermedades que se creen que podría padecer Vladímir Putin.

Un exagente del KGB asegura que Putin sufre de demencia

Una de las últimas informaciones proviene de las declaraciones de un exagente del KGB (el servicio secreto ruso) al diario británico The Sun. En una entrevista, el exespía ruso asegura que Putin sufre de demencia en una etapa temprana y opina que "la paranoia lo está volviendo loco". Eso explicaría entonces su ímpetu en invadir Ucrania por todos los medios.

"Yo mismo no soy médico... pero existe una gran preocupación de que Putin esté sufriendo numerosas afecciones de salud física, posiblemente debido a las lesiones deportivas durante su juventud", cuenta el agente ruso retirado. Y no es el único militar ruso que lo piensa. En una de las filtraciones que hubo a una llamada de un soldado ruso en Ucrania, el militar contaba a su mujer como aquello no tenía sentido ni estaba siendo bien organizado.

¿Luchando contra un cáncer?

Los medios rusos no han dudado tampoco en hacerse eco del tema pese a las duras restricciones en cuanto a libertad de prensa en el país. Aseguran que Putin podría padecer de cáncer de tiroides o Párkinson, lo que explicaría las numerosas visitas médicas que tiene. Las últimas imágenes de Putin agarrado a la mesa mientras conversa han avivado especialmente la teoría del Parkinson.

El presidente ruso tiene ya 69 años y parece que, el que fuera antes un ejemplo de entereza y vitalidad, podría estar sufriendo ahora una enfermedad que le ha obligado a apartarse del ojo público. Algunos expertos han mencionado también el "andar del pistolero" que se ha observado en Vladimir Putin, una postura en la que se camina con el brazo derecho pegado al cuerpo.

A todos estos rumores se unió la teoría formulada por el almirante retirado de la Royal Navy británica, Chris Parry, quién dijo que el presidente Putin podría estar luchando precisamente contra un cáncer. De ser así, eso explicaría su obsesión con lograr invadir Ucrania antes de que una enfermedad terminal acabe con él.

El Kremlin lo niega todo

Desde el primer momento sus más allegados han negado rotundamente los rumores sobre la salud de Vladímir Putin, quizás para no mostrar vulnerabilidad en el presidente de una de las mayores superpotencias en la actualidad. A principios de abril, el Kremlin negó que Putin se hubiera sometido a una cirugía relacionada con el cáncer de tiroides después de que The Moscow Times informara de ello.

Está claro que Moscú necesita verse implacable de cara al exterior y está haciendo todo lo posible por acallar cualquier rumor que pudiera comprometer a su líder. Por lo que sabemos hasta ahora, la guerra de Ucrania continúa y esperemos que no sea por mucho más tiempo.

Artículos recomendados

Comentarios