Buscar
Usuario

Economía

El Corte Inglés cambia de modelo con el coronavirus: el giro que podría mantener tras la crisis

La firma de grandes almacenes tiene como reto la creación de un modelo de negocio capaz de competir frontalmente con Amazon.

El Corte Inglés cambia de modelo con el coronavirus: el giro que podría mantener tras la crisis

La crisis del coronavirus ha afectado de lleno a El Corte Inglés. Al igual que otras empresas del sector, los grandes almacenes se han visto obligados a cerrar todas sus puertas, con la única excepción de sus supermercados.

Sin embargo, la enseña del triángulo verde se ha acogido a una de las excepciones permitidas en la ley para mantener vivas sus ventas en la medida de lo posible: la venta online. De ahí que, ahora, El Corte Inglés se haya convertido súbitamente en el nuevo Amazon con una ventaja competitiva: es capaz de entregar gratis una gran cartera de productos en plazos de dos horas a prácticamente cualquier punto de España.

¿El motivo? Las superficies que actualmente se encuentran cerradas al público se están empleando como 'hub logísticos'. Es decir: almacenes invisibles de cara al gran público y desde los cuales se distribuyen las ventas online a cualquier punto de España. Evidentemente, la gran presencia territorial de la firma facilita enormemente el trabajo en cuestión de tiempo de entrega y también ahorro de costes.

El Corte Inglés ha acelerado su inmersión en el modelo de venta online programada a medio plazo ante el cierre obligado de sus centros "El Corte Inglés ha acelerado su inmersión en el modelo de venta online programada a medio plazo ante el cierre obligado de sus centros"

Este fuerte cambio hacia la venta online forma parte de la estrategia que la nueva dirección encabezada por Marta Álvarez pretendía implementar a medio plazo. Sin embargo, la urgencia de los acontecimientos lo ha precipitado todo.

Una nueva estrategia en venta online para competir frontalmente con Amazon

El Corte Inglés plantea, junto a sus cierres de centros, la clausura de algunas plantas en los grandes almacenes que permanecerán en activo para dedicarse en exclusiva al modelo que ahora funciona: instalar en ellas una especie de almacén enfocado a dinamizar la entrega de productos adquiridos en internet.

Con ello, la enseña del triángulo verde reduciría drásticamente su superficie de venta, pero también le permitiría deshacerse de algunas divisiones infructuosas, como Bricor o la reducción de sus salas de alimentación para ir desmontando Hipercor. Son secciones que actualmente registran constantes pérdidas sin encontrar un plan con el que seducir al gran público.

Este plan, en teoría, permitiría entregar en plazos de dos horas en gran parte de España y, de paso, reducir los gastos de envío: de hecho, este tipo de entregas ahora se ofrecen gratuitamente con gastos superiores a 20 euros. Se trataría de una ventaja competitiva con la que situarse por delante de la empresa a la que los grandes almacenes achaca gran parte de sus males, Amazon, sin una infraestructura dentro de nuestro país tan extendida pero con una gran cuota de mercado.

El Corte Inglés ahora cuenta con un solo 'hub logístico' en Valdemoro pero hay intenciones de situarlos en varias plantas de sus centros, algo que en cierta medida sucede ahora "El Corte Inglés ahora cuenta con un solo 'hub logístico' en Valdemoro pero hay intenciones de situarlos en varias plantas de sus centros, algo que en cierta medida sucede ahora"

Los centros comerciales de las grandes ciudades españolas, junto con algunos situados en las provincias de la llamada 'España vaciada', parecen destinados a vivir este cambio de modelo: cierre de plantas y reconversión en almacenes dedicados a la venta online.

Internacionalización de la marca a través de internet

Junto a ello, el cambio también permitiría impulsar el plan de internacionalización planteado desde la actual dirección de la calle Hermosilla, fundamentado actualmente a través de la china Aliexpress, donde vende sus marcas propias en el extranjero (tras el fracaso de las negociaciones con Amazon).

El plan de El Corte Inglés se centra en fidelizar a los turistas que conocen El Corte Inglés durante sus visitas a España con el objetivo de vender sus marcas propias fuera de nuestras fronteras. Con ello, la firma reduce su dependencia casi exclusiva de la economía española (algo que estuvo a punto de llevarse a la empresa por delante durante la última caída del consumo en el país ibérico) y también le permite conocer datos más fiables de cara a una hipotética salida de la Península Ibérica.

El Corte Inglés quiere fidelizarse entre los turistas a través de la venta online "El Corte Inglés quiere fidelizarse entre los turistas a través de la venta online"

Con 'hubs logísticos' por toda España, también habría más stock disponible, más facilidad para aumentar la cartera y de ampliar el potencial de su canal online. Junto a la app que se está preparando, los grandes almacenes quieren convertirse en un operador europeo con relevancia, por el momento, en el mercado online.

Esa es una de las grandes ambiciones que la enseña del triángulo verde mantiene por el momento: destinar parte de su red física a potenciarse por internet. Parecerse más a Amazon que, por ejemplo, a Sears. Quizás, las medidas actuales, permiten impulsar el giro de timón para el que se la empresa lleva preparándose durante años.

Artículos recomendados

Comentarios