Buscar
Usuario

Economía

Todos los cambios que ya enfrenta El Corte Inglés para dejar atrás el modelo de grandes almacenes

La enseña de grandes almacenes se encuentra en plena remodelación de su modelo de negocio para adaptarse a las tendencias actuales.

Todos los cambios que ya enfrenta El Corte Inglés para dejar atrás el modelo de grandes almacenes

El Corte Inglés se encuentra en plena reforma. La hasta ahora enseña de grandes almacenes se encuentra viviendo toda una serie de cambios con el objetivo de reducir la deuda de más de 3.000 millones y adaptar su modelo de negocio a las actuales tendencias del retail.

El plan que se maneja en Hermosilla es ambicioso y necesario para su supervivencia: enfocar sus centros, en la medida de lo posible, hacia el modelo de centro comercial al uso que actualmente triunfa en España. Hablamos de establecimientos donde hay lugar para el ocio, el esparcimiento y donde, literalmente, muchas familias acuden a pasar los fines de semana o festivos. Y para ello, cuenta con un factor muy beneficioso para sus intereses: la práctica totalidad de centros en su cartera se encuentran bajo su propiedad.

La enseña quiere reformar sus espacios "La enseña quiere reformar sus espacios"

Por tanto, la empresa es consciente que los establecimientos diáfanos y enfocados meramente en el producto representan un modelo desfasado. Si no, que se lo digan a gigantes del sector como Sears, que actualmente se encuentra en fase de liquidación por su incapacidad para reaccionar a tiempo.

El plan más contundente se está aplicando en estos momentos en el gran almacén de Arroyosur (Leganés), aunque no es el único como luego comentaremos. La empresa ha cerrado las instalaciones (representativas de la peor cara de la burbuja inmobiliaria) con el objetivo de reconvertir el espacio en un centro comercial con atracciones para todos los públicos, tiendas separadas entre sí (con paredes y sus propios cierres), un gran lago artificial, una zona de restauración diferenciada con varios operadores y una decoración inspirada en las principales calles de Madrid. El centro será bautizado como Madrid Fashion District, una nomenclatura que también ha sido registrada con el nombre de otras ciudades como Valencia o Málaga.

Proyecto de reforma del centro comercial de Arroyosur "Proyecto de reforma del centro comercial de Arroyosur"

El modelo de Arroyosur se encuentra en pleno desarrollo y será la piedra angular. En función de los resultados que aporte al grupo, será extendido, reformado o finalmente descartado.

Cambios rápidos en los centros de toda España

Sin embargo, la central de Hermosilla no se ha quedado paralizada y ya está aplicando algunas reformas en la gran cartera de centros que mantiene en su poder, con el objetivo de crear polos de atracción que aumenten el tráfico hacia sus tiendas.

El más reciente se está aplicando en los puntos Gourment Experience. Se trata de un espacio tradicionalmente destinado al ámbito culinario que, en el nuevo formato, se plantea como una especie de feria de comidas que ya se puede encontrar en los centros comerciales de prácticamente toda España.

Sin embargo, habrá diferenciación. Los operadores que se van a encontrar en estos puntos no serán del estilo McDonald's; sino marcas premium como Hamburguesa Nostra, grupo La Máquina o Huerta de Carabaña.

El modelo que se está aplicando en Goya ocupa una planta entera del centro comercial "El modelo que se está aplicando en Goya ocupa una planta entera del centro comercial"

El espacio, además, tendrá los horarios de cualquier restaurante, superando la madrugada durante los fines de semana (en la actualidad, cierra igual que el resto del centro, a las 22H). Con ello, se amplía el tiempo que los compradores permanecen en el centro comercial comprando y, posteriormente, encargando una cena.

El modelo sigue las directrices que ya se han probado con éxito en el espacio de Callao y, recientemente, se ha extendido en otro espacio similar en las antiguas Galerías Preciados de Goya. La intención pasa por abrir de manera progresiva otros 10 centros similares entre España y Portugal, así como a las 67 zonas del Club Gourmet que tiene actualmente en prácticamente todos sus centros. En ellos, por el momento, solo se venden alimentos y bebidas para llevar a casa, pero no platos que consumir dentro del establecimiento.

Además, también se apuesta por la teatralización. En ese sentido, se recrearán las condiciones en las que se cura el jamón dentro de su hábitat natural, así como barras de degustación de salmón, caviar, tapas o pinchos. El objetivo: generar curiosidad y la necesidad de esparcirse por los espacios. En definitiva: construir un espacio de ocio culinario que sirva para que los centros tengan un uso destinado a otros efectos que la mera compra de productos.

Apuesta por el comercio online y alquiler de plantas para abrir tiendas ancla

No todos los cambios que aplica la empresa se enfocan en sus tiendas. También hay reformas para reorientar la venta de productos hacia el ámbito online. Por ello, está barajando la posibilidad de cerrar plantas de algunos centros con el objetivo de enfocarlas hacia el modelo de 'hub logísticos', es decir, centros de distribución de compras.

En Callao, El Corte Inglés ha alquilado una planta entera a una empresa que ha instalado su propia tienda y un espacio para vivir experiencias "En Callao, El Corte Inglés ha alquilado una planta entera a una empresa que ha instalado su propia tienda y un espacio para vivir experiencias"

La enseña actualmente tiene solo un centro de estas características en Valdemoro, así como permite recoger productos ya disponibles en cada tienda. Sin embargo, el plan es más ambicioso y pasa por potenciar un ecommerce online capaz de distribuir cualquier producto en las principales ciudades españolas en menos de dos horas. Para ello, además, se está reformando la página web de la empresa y creando una app que se estrenará en breve.

Además, hay planes para ceder plantas de los edificios a terceras marcas, como ya se está realizando con la tienda de Samsung abierta en la planta baja del centro de Callao. Los objetivos de esta medida, que no gusta a la vieja guardia porque considera que desvirtúa el modelo de negocio centralizado, son dos: primero, que permite ingresar dinero por alquileres; segundo, que puede crear nuevos polos de atracción al resto de plantas de sus centros comerciales.

Artículos recomendados

Comentarios