¡El drinking game de la cena de Nochebuena!

¡El drinking game de la cena de Nochebuena!

Aunque te vas a emborrachar de todos modos, con este juego te pasará la cena mucho más deprisa.

Vida El Lunny El Lunny 23 Diciembre 2015 09:13

Sí, lo sé: a vosotros también os da una pereza máxima la cena de Nochebuena. La perspectiva de apelotonaros alrededor de una mesa llena de decoración navideña junto a familiares que no soportáis, parientes que no recordáis y gente absolutamente desconocida que resulta que es el nuevo novio de la Lorena (que hay que ver qué culo ha echado) es tan apetecible como introducirte agujas oxidadas bajo las uñas de los dedos de los pies. Y aunque muchos -yo el primero- desearíamos meternos bajo el edredón el 23 de diciembre y no salir de él hasta el 7 de enero, hay cosas en la vida que no se pueden evitar.

Es por eso por lo que os propongo que el jueves por la noche lo deis todo: emborrachaos como si no hubiese un mañana. Pero no me seáis cafres y os trinquéis una botella entera de vino antes incluso de que empiece el discurso del Rey; vamos a hacerlo más divertido con... ¡el drinking game de la cena de Nochebuena!

Desc

Cómo jugar:

Búscate uno o varios cómplices: Aunque puedes jugar solo a este drinking game, te recomiendo que te busques un cómplice. Una hermana, un primo o incluso una tía con quien compartas el hastío por estas fechas te ayudarán a hacer la noche mucho más divertida.

Ten la botella siempre cerca: Da igual que sea el vermú del aperitivo, el vino de la cena, el cava para brindar con los turrones o las botellas de licores variados que solo asoman el hocico en celebraciones de esta magnitud. Tú asegúrate de tenerlas a mano para poder ir llenándote la copa sin tenerle que pedir a la tía Milagros que te pase el pacharán.

Bebe: Recuerda que el objetivo es ponerte como Naty Abascal en un sarao madrileño. Si no terminas la cena volviendo a tu casa a gatas con una tira de espumillón alrededor de tu cabeza es que no lo has hecho bien.

Las reglas:

Muy fáciles: todos beben un trago...

Si se oye la pregunta "Y tú, ¿para cuándo con novia?".

Si alguien manda callar para escuchar qué dice el Rey sobre Catalunya.

Cada vez que alguien hable de Podemos.

Cuando alguien se refiera a Pablo Iglesias como "el coletas".

Cada vez que tu madre recrimine a tu padre estar poniéndose ciego a turrones.

Si en la casa en la que cenas hay más espumillón que en el bazar chino de tu calle.

Cada vez que se unte un langostino en mayonesa.

Si tu cuñado trae una botella de vino "excelente" y que le ha costado "cuatro euros", no como vosotros, que "no sabéis comprar".

Desc

Cuando tu madre te pide que le ayudes a mandar un whatsapp para felicitarle la Navidad a la tía Enriqueta, la que vive en Alcañiz, porque ella sola no se aclara.

Cada vez que sientas que esto lo has vivido hace demasiado poco tiempo, bébete la copa entera.

Cada vez que alguien mayor de setenta años asegure que estas serán sus últimas Navidades.

Siempre que veas a Paz Padilla en la tele.

Cada vez que alguien diga las palabras "polvorón" o "mantecado".

Si alguien felicita la Navidad con un "felices Pascuas".

Si la casa en la que cenas tiene belén de figuritas de plástico.

Si alguien dice la palabra "villancico".

Si alguien menciona lo caro que está el kilo de cualquier pescado o marisco.

Siempre que veas a Raphael en la tele.

Si el cava es una botella de Carta Nevada de Freixenet.

Cuando alguien diga "Que se independicen si tienen huevos, a ver en qué liga va a jugar el Barça".

Si tu madre regaña a alguno de sus hijos por usar el móvil durante la cena.

Cada vez que alguien diga la palabra "Nochebuena".

Si tu cuñado te enseña algún meme que le ha enviado un compañero de la gestoría.

Desc

Cada vez que alguien haga alguna broma relacionada con una zambomba.

Cuando alguien se queje del consumismo de estas fechas.

Si alguien rechaza beber cava por ser catalán.

Si alguien dice que en la cabeza de las gambas o langostinos es donde está toda la sustancia.

Cada vez que alguien se queje de que no le ha tocado nada en la Lotería.

Cuando se oiga la palabra "tamborilero".

Si alguien insiste en ver 'Telepasión' en La 1, lingotazo directamente de la botella.

Desc

Cuando alguien insinúe que no va a poder comerse el cordero pero acaba mojando pan en la salsorra.

Si tu tía Eduvigis menciona a tu ex de hace cuatro Nochebuenas y te pregunta por qué no ha venido.

Si alguien menciona a Ramón García.

Cada vez que alguien te diga que conoce a alguien perfecto para ti.

Si alguien comenta lo sinvergüenza que es Toño Sanchís, arréale un lingotazo a la botella.

Cuando alguien se queje del cambio climático porque hasta ayer "iba en manga corta".

Desc

Si en el árbol de Navidad hay más de una bola de color rojo.

Cuando alguien le responda a tu madre "¡un día es un día, mujer!" después de que ella pida que le pongan poco cava porque "las burbujas se me suben a la cabeza".

Si alguien hace alguna referencia a Ylenia, Maite Galdeano o Terelu, chupito.

Si alguien propone un brindis para que encuentres pareja.

Cuando alguien diga "salud, salud" cuando se derrame una copa y vaya a mojarte la frente con el cava derramado en el mantel.

Cuando tu cuñado diga que ha votado a Albert Rivera.

Si hay que llamar a urgencias porque tu prima Charito se ha puesto morada a turrón del blando, chupito.

Siempre que alguien diga que Ada Colau debería arreglarse un poco, que hay que ver las pintas que lleva.

Desc

Si tu tía Dolores te pregunta qué escucháis los jóvenes hoy porque quiere regalarle un CD para Reyes al novio de tu prima Amparito.

Cada vez que alguien le deje beber un sorbito de cava al niño, "que por un poquito no pasa nada".

Si tu cuñado empieza a desvariar por la borrachera antes que tú, chupito.

Siempre que tu madre (o el anfitrión de la cena) se queje de que no le estáis ayudando nada, panda de caraduras.

Cuando tu cuñado critique el punto de cocción del besugo.

Siempre que alguien cante 'Pacharán más de mil años' cuando pidas que te acerquen la botella de ídem.

Si se pone a parir al tío Jacinto aprovechando que no ha venido.

Si tu cuñado asegura que "mucha crisis, mucha crisis, pero yo veo los bares siempre llenos".

Llegados a este punto ya querrás a todo el mundo, así que... ¡Feliz Navidad!

Desc

Comentarios