Buscar
Usuario

Televisión

¿Es el Drag un arte misógino?: De los roles de género a la intencionalidad del artista

A pesar de la evolución del travestismo tanto dentro como fuera de nuestro país, hay quien reduce el arte drag a un hombre que se viste de mujer.

¿Es el Drag un arte misógino?: De los roles de género a la intencionalidad del artista ¿Es el Drag un arte misógino?: De los roles de género a la intencionalidad del artista

Foto: Atresplayer Premium

Para sorpresa de nadie, el estreno de 'Drag Race España' ha reavivado de alguna manera en nuestro país el debate sobre si el arte drag es misógino. Nada nuevo bajo el sol. Esto no es algo que haya surgido de repente , son muchas las voces que, especialmente a partir del éxito mundial de 'RuPaul's Drag Race', se han manifestado en esta línea tanto en redes sociales como en otros espacios asegurando que el drag no es más que una parodia y una burla de la feminidad y, por tanto, de la mujer.

Sasha Velour, ganadora de la novena edición de 'Rupaul's Drag Race', supuestamente burlándose de las mujeres "Sasha Velour, ganadora de la novena edición de 'Rupaul's Drag Race', supuestamente burlándose de las mujeres "

Entiendo que, si solo nos fijamos en lo que ha mostrado el programa estadounidense, esta pueda ser la primera lectura. Aunque en las últimas ediciones ha avanzado y mejorado mucho en este aspecto. Se critica, desde una parte del feminismo, el refuerzo de los estereotipos de lo que se considera femenino, la cosificación de la mujer en algunas actuaciones y el humor machista que todavía algunas artistas utilizan en sus espectáculos. Es innegable que eso, en muchas ocasiones, está ahí, pero, como en toda expresión artística, hay mucho más detrás de esa superficie. Y mucho más drag más allá del universo 'Drag Race'. El drag es una expresión artística tremendamente ligada a lo queer que no deja de ser una reivindicación política que juega con la expresión de género.

Al tratar este asunto y enfocarlo en nuestro país, no podemos olvidar que ya en el tardofranquismo (e incluso antes) surgieron transformistas que utilizaron esa seguridad que les daba el espectáculo para explotar y explorar su feminidad, algo que no podían hacer en su día a día por razones más que evidentes. Encontraron entonces en las folclóricas el filón perfecto para llevar su expresión de la feminidad al extremo imitando sus maquillajes, su pasión y sus movimientos. Sí, estamos hablando de hombres que utilizaban rasgos asociados a las mujeres para dar espectáculo. ¿Pero nos hemos quedado ahí? Por supuesto que no. Hablar de drag ya no es solo hablar de hombres que se ponen peluca y tacones para vestirse de mujer. De hecho, en la primera edición de 'Drag Race España' hay cuatro concursantes que se identifican como personas no binarias y que con su drag hacen mucho más que vestirse de mujer.

Las mujeres cis, como la Terremoto de Alcorcón, también hacen drag "Las mujeres cis, como la Terremoto de Alcorcón, también hacen drag"

El drag, como todas las disciplinas artísticas, ha evolucionado y existe de maneras muy diversas. Ya a final de los 80 surgieron en Estados Unidos los Club Kids que poco tienen que ver con la imagen asociada tradicionalmente a lo femenino; en Canarias existe el Drag Canario que se aleja también de los estereotipos de género; y yo mismo he visto a Killer Queen "montada" de triceratops en una discoteca de Madrid. Quien se quiera quedar con que el drag es simplemente un hombre vestido de mujer riéndose de la opresión que las mujeres sufren, que se quede con eso. Pero estará ignorado que el drag es un universo amplísimo en el que también entran mujeres (tanto cis como trans) que hacen drag como puede ser La Terremoto de Alcorcón, un universo en que sirve para ir en contra de la norma y un universo que está diciendo que esos roles asociados históricamente a la mujer no tienen por qué serlo. ¿Quién está perpetuando entonces los roles de género?

Con el tiempo, el drag se ha convertido en algo así como un espacio seguro que permite a algunas artistas explorar su propio género y la expresión del mismo. Son muchas las personas que empezaron a hacer drag y reconocieron su propia identidad gracias a ello. Para dar un ejemplo mainstream de esto, tenemos a varias reinas de 'RuPaul's Drag Race' que se han identificado como mujeres trans o personas no binarias durante o tras su paso por el programa reconociendo la importancia que el drag ha tenido en este proceso.

Monica Beverly Hillz se identificó como mujer trans durante su participación en la quinta edición de 'RuPaul's Drag Race' "Monica Beverly Hillz se identificó como mujer trans durante su participación en la quinta edición de 'RuPaul's Drag Race'"

No voy a ser yo quien le diga a una mujer cómo debe sentirse al ver a una drag actuar, pero creo que es fundamental entender la intencionalidad del artista en cualquier caso. Cuando una drag está en un escenario, haciendo un espectáculo, su intención está lejos de ridiculizar a la mujer. Como ya se ha mencionado, estará jugando con la expresión de los roles de género, estará reivindicando el empoderamiento de la imagen tradicionalmente entendida como femenina o estará utilizando el género como algo flexible y maleable. O quizá no esté haciendo ninguna de estas cosas. Como tampoco estará tratando de ridiculizar a la mujer. El debate sigue (y seguirá) abierto y serán más mujeres las que consideren que el drag es misógino. Desde el punto de vista de este que aquí escribe, entender la intencionalidad de esta expresión artística será la clave para que se pueda entender el drag como lo que ha sido, es y será.

Artículos recomendados

Comentarios