De Jesús Gil a ETA: cuando España debatió sobre sus 'presos políticos'

De Jesús Gil a ETA: cuando España debatió sobre sus 'presos políticos'

Antes de los independentistas catalanes o Podemos ya se habló de "presos políticos" en España.

El encarcelamiento de los exconsellers de la Generalitat tras incumplir la ley y ser procesados por la justicia ha provocado que muchos ciudadanos catalanes e incluso de otras comunidades autónomas como el País Vasco se movilicen para reclamar la libertad de todos los que consideran que han sido encarcelados injustamente por su ideología.

Al igual que los independentistas catalanes, Pablo Iglesias también solicitó la libertad de Oriol Junqueras y de los otros siete exconsellers manifestando la vergüenza que sentía al ver que en España se metía en prisión a la oposición política. De este modo, Iglesias empleó la expresión "presos políticos" para hacer referencia a todos ellos como políticos presos por razones políticas.

Pablo Iglesias reconoció estar en contra de la encarcelación de los exconsellers de la Generalitat "Pablo Iglesias reconoció estar en contra de la encarcelación de los exconsellers de la Generalitat"

Esta no ha sido la primera vez que el líder de Podemos utiliza esta expresión para referirse a un político encarcelado tras incumplir la ley. Tiempo atrás calificó del mismo modo al exconcejal de 'Jaén en Común' Andrés Bódalo, que fue encarcelado con una condena de tres años y medio por agredir a otro concejal durante una protesta sindical. La creencia de la existencia de varias irregularidades durante todo el proceso así como su elevada condena debido a su condición de político en funciones llevó a sus compañeros de partido a solicitar el indulto considerando que se trataba de un "preso político".

No obstante, si hacemos memoria, en nuestro país ya se debatió tiempo atrás sobre los presos políticos. Comenzando por ETA hasta el mismísimo Jesús Gil, todos ellos encontraron el respaldo de los que pensaban que habían sido encarcelados por razones políticas en lugar de haber sido condenados por la justicia por haber incumplido con las leyes tras haber cometido graves delitos.

ETA y el Gilismo defendían a sus "presos políticos"

Jesús Gil fue condenado por malversación de caudales públicos "Jesús Gil fue condenado por malversación de caudales públicos"

Muchos etarras fueron encarcelados acusados de asesinar, extorsionar o secuestrar, aunque algunos han llegado considerar que eran "presos políticos". Así se evidenció en muchas de las manifestaciones convocadas por el mundo abertzale. Es el caso de Arnaldo Otegi, que fue defendido por varias personalidades y políticos, entre ellos Pablo Iglesias. Sus argumentos se basaban en que nadie debía ir a la cárcel por defender sus ideas, una postura que fue criticada por muchos otros.

Del mismo modo, la encarcelación del exalcalde de Marbella, Jesús Gil , provocó que muchos de sus seguidores se postularan a favor de su liberación considerándolo un "preso político" al que el sistema quería eliminar por sus ideologías y por la imagen pública que proyectaba. En realidad fue condenado en 1999 por delitos de malversación de caudales públicos, al igual que varios de sus colaboradores.   

Comentarios