Cuatro jóvenes fascistas agreden a una anciana sin hogar de 84 años en Madrid

Cuatro jóvenes fascistas agreden a una anciana sin hogar de 84 años en Madrid

Un conocido activista ha denunciado estos graves hechos a través de las redes sociales.

Noticias Christopher Mackenzie Christopher Mackenzie 24 Noviembre 2017 17:17

La maldad del ser humano no tiene límites. Si fuera así, no ocurrirían hechos de tal bajeza como los sucedidos durante la pasada madrugada del viernes 24 en pleno centro de Madrid, en una de las calles más concurridas de la capital de España, y en un barrio aparentemente tranquilo.

Una anciana que no tiene ningún tipo de medio para subsistir y que se encuentra en la calle sin molestar absolutamente a nadie, según afirman los testigos, ha sido agredida por cuatro jóvenes fascistas. La señora tiene 84 años y su único delito parece ser que ha sido verse en la necesidad de pedir alimentos o dinero a una sociedad para la que es invisible.

Este trágico y lamentable suceso ocurrió en la calle Fuencarral de Madrid, cerca de la parada de metro de Bilbao. El conocido activista Lagarder Danciu ha sido la persona que se ha encargado de transmitir al mundo este suceso a través de sus redes sociales.

"Anoche aquí en la calle Bilbao sobre las 2 de la madrugada cuatro fascistas han pegado a esta señora de 84 años. La policía y la ambulancia se la han llevado al hospital por la mañana pero ahora está durmiendo de nuevo al raso. Es una auténtica vergüenza, un genocidio que están haciendo los fascistas en nuestras calles. No hay derecho. Una señora de 84 años que está durmiendo en la calle... el odio que le tienen a los pobres. Además, lo han hecho en el Día de las Personas sin Hogar", denunciaba Lagarder de manera contundente a través de un vídeo colgado en las redes.

"¿Qué será lo siguiente?", se pregunta el activista. "¿Quemarnos? ¿Matarnos en las calles? Por favor, denunciad", zanja Lagarder en un claro llamamiento a la ciudadanía para que no permita este tipo de ataques y, mucho menos, que una señora octogenaria esté totalmente olvidada en las calles sin ningún tipo de recurso para vivir.

Asimismo, Lagarder ha recogido los testimonios de algunos vecinos de la zona que aseguran que la señora de 84 años se encuentra cada día en la mencionada calle sin molestar a nadie. "Ella está todos los días sentadita ahí en la puerta del banco, con una maleta, no hace nada, la pobrecita acepta lo que sea: una galleta, café...", declaraba una residente del lugar.

Cáritas lanza una compaña para visibilizar la pobreza

Con motivo del Día de las Personas sin Hogar, la organización humanitaria Cáritas ha lanzado una campaña para dar visibilidad a todas las personas que se encuentran en esta espeluznante situación. En su página web, bajo el lema "Somos personas, tenemos derechos. Nadie sin hogar", pretenden sensibilizar a toda la sociedad, no solo a los gobiernos, para que ningún ser humano se tenga que ver abocado a dormir en la calle, pasando penurias y soportando las bajas temperaturas del otoño y el invierno. 

Asimismo, Cáritas denuncia las vulneraciones de los Derechos Humanos que sufren las personas "sin techo" y alude a una responsabilidad compartida entre el Estado y la sociedad. Además, pone negro sobre blanco en las dificultades que tienen estos seres humanos para acceder a derechos básicos reconocidos por la Constitución Española de 1978 como la vivienda o la salud.

En este sentido, el activista Lagarder, conocido por sus luchas contra el fascismo y los actos franquistas permitidos con total impunidad en España, ha transmitido las nefastas consecuencias que padecen las personas mayores que se ven obligadas a pedir y dormir sin ningún tipo de protección por parte de las administraciones.

Recientemente, un informe de la Comisión Europea ha destapado las penurias que tienen que sufrir los españoles en su día a día. Según estos documentos, un 27,9% de la población en España está en riesgo de pobreza o exclusión social; un 13,1% de sus trabajadores son pobres; la tasa de abandono escolar roza el 20% y el empleo que se está creando es precario y temporal, entre otros indicadores negativos.

Los datos macroeconómicos de los que tanto presume el Gobierno de Rajoy (PP) no repercuten en la economía diaria de los ciudadanos, cuyo poder adquisito ha descendido hasta un 8% en los últimos años de crisis económica y social mientras numerosos casos de corrupción azotaban al partido del Gobierno.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados