Europa saca los colores a España al calificar de "crítico" el nivel de desigualdad

Europa saca los colores a España al calificar de "crítico" el nivel de desigualdad

Un 27,9% de la población está en riesgo de pobreza o exclusión social.

Economía Christopher Mackenzie Christopher Mackenzie 24 Noviembre 2017 11:00

La crisis económica ha tenido consecuencias dispares para los ciudadanos. Que los ricos son cada vez más ricos y los pobres aún más pobres es ya un hecho. Los datos macroeconómicos de los últimos años, donde España está creciendo por encima de la media europea, esconden una realidad: los niveles de desigualdades económicas y sociales se encuentran, en varios parámetros, por debajo de la media de Europa.

Durante los años más duros de la crisis, entre 2011 y 2015, en España la cifra de ricos creció en 58.464 personas mientras 1,4 millones de ciudadanos se hundían en la pobreza. La austeridad que ha marcado las políticas de la Unión Europea (UE) y de la zona euro ha destrozado las economías de las familias más vulnerables.

Sin embargo, las instituciones europeas están comenzando a tomar nota y ahora no solo se mirará con lupa el nivel de la deuda y el déficit de cada país. Tras años de protestas ciudadanas y críticas de la oposición no conservadora, la Comisión Europea comenzará a medir los niveles socioeconómicos en varios ámbitos: acceso al mercado e igualdad de oportunidades; condiciones justas de trabajo y protección social. Aunque su capacidad de intervenir es nula puesto que estos ámbitos son competencias de los Estados y no de la unión comunitaria.

España, en situación crítica

Los recortes del Gobierno de Rajoy han afectado gravemente al poder adquisitivo de las familias "Los recortes del Gobierno de Rajoy han afectado gravemente al poder adquisitivo de las familias"

Lo llevan augurando casi desde que tomaron el poder. El Gobierno conservador del PP de Mariano Rajoy ha basado su mandato en intentar hacer creer a los españoles que el país ya había salido de la crisis. Pero la UE declaró oficialmente el fin de la Gran Recesión en agosto de 2017, es decir, diez años después de que comenzara y cinco años más tarde de lo que anunciaba el partido del Gobierno.

Los buenos datos macroeconómicos son innegables: en el tercer trimestre de este año, el país creció solo un 0,8% (una décima menos que el trimestre anterior) debido a la moderación en la creación de empleo. Para todo el año se espera que el PIB crezca un 3,1%, según el Banco de España.

Tras cuatro años de vaivenes, el empleo ha recuperado los niveles del verano de 2009. Concretamente, en el tercer trimestre de este año se han creado 235.900 puestos de trabajo, alcanzando los 19 millones de empleados, según al encuesta de población activa. Todavía 3,7 millones de españoles se encuentran sin trabajo, con una tasa del 16,3%. Sin embargo, no todo es oro lo que reluce: el empleo que se está creando es precario, temporal y depende en mayor medida de los buenos datos del turismo.

Desigualdades económicas

En España el 20% más rico gana 6,6 veces más que el 20% más pobre "En España el 20% más rico gana 6,6 veces más que el 20% más pobre"

Basándonos en los datos esgrimidos por la UE, el país se encuentra en una situación crítica en nivel de desigualdad económica y en abandono temprano de los estudios. España es uno de los países de toda la OCDE donde la desigualdad más ha crecido. Entre los 14 indicadores que estudia la Comisión para medir los niveles de desigualdad, los españoles tienen ocho de ellos en estado crítico, junto a Chipre, Croacia, Lituania, Letonia y Portugal. Dinamarca, Suecia, Austria y Holanda tienen mejores posiciones.

En el ámbito de desigualdades económicas, en España el 20% más rico gana 6,6 veces más que el 20% más pobre, siendo la media europea un 5,1. Bulgaria es el país en el que más diferencias hay con 7,9 veces y en República Checa en el que menos, con 3,5 veces. España se encuentra en el grupo de países con un indicador de desigualdad pésimo (en 2015 la cifra anterior tocó las 6,9 veces) y, en general, Europa mantiene unos niveles altos, muy por encima de los registrados en 2009.

Abandono escolar

La tasa de abandono escolar asciende al 19% en España "La tasa de abandono escolar asciende al 19% en España"

Los españoles con una edad comprendida entre los 18 y 24 años tienen una tasa de abandono escolar del 19%. España se encuentra en unos niveles preocupantes junto a Malta (19,7%), Rumanía (18,5%) y, más alejada, Portugal (14%). La media europea está en el 10%. El principal motivo de abandono de los estudios reside en las dificultades existentes para los jóvenes para acceder al mercado laboral tras estos.

Renta de las familias

Los españoles han perdido un 8% de poder adquisitivo "Los españoles han perdido un 8% de poder adquisitivo"

En este ámbito, España también se encuentra en una situación preocupante, aunque dista mucho de las grandes perdedoras debido a los rescates financieros. Estas son Grecia y Chipre: las familias tienen un 32% y un 23% menos de poder adquisitivo respecto a 2008 (cuando la crisis ya había estallado).

En el caso concreto español, los hogares han perdido un 8% de la renta disponible para efectuar compras. Los países de la periferia sur, Italia (11%) y Portugal (6%) manejan datos parecidos. Irlanda ha sido otro de los países rescatados, pero en su caso aún solo mantiene un 3% de pérdida de poder adquisitivo en comparación al año 2008.

Si se comparan estas cifras con los datos macroeconómicos y con el crecimiento de "nuevos ricos", se puede concluir que los principales afectados por la crisis y la política de austeridad y recortes impuesta desde Bruselas han sido los más vulnerables: las familias. En el caso de España, con el Gobierno de Rajoy los estudiantes, los pensionistas y los funcionarios, entre otros sectores, han visto reducidas sus prestaciones y, por ende, su renta.

Un 13,1% de trabajadores pobres

Un 13,1% de los trabajadores en España son pobres "Un 13,1% de los trabajadores en España son pobres"

Otros indicadores en los que la Comisión Europea le ha sacado los colores a España son los riesgos de pobreza y exclusión social; desempleo, tasa de empleo, número de ninis (personas que ni estudian ni trabajan) o la capacidad de las prestaciones sociales para reducir estos niveles de miseria. España tiene un 27,9% de su población en riesgo de pobreza o de exclusión social, una cifra que no puede ser ignorada por los gobernantes.

Pero no todo el panorama es desolador. España también tiene algunos indicadores en concordancia con la media europea, aunque no quiere decir que estar en la media significa estar en lo correcto, puesto que el fallo en estos ámbitos es generalizado. El cuidado de los niños menores de 3 años; la brecha de género; la participación en políticas activas de empleo, las competencias digitales y la compensación por hora trabajada son algunos aspectos en los que el país está nivelado con respecto a Europa. España tiene su mejor nota en la cobertura sanitaria, según sus propios pacientes, pese a que las listas de espera en nuestro país sean un grave problema endémico que aún sigue sin solucionarse por parte de las comunidades autónomas.

Las mujeres ganan menos que los hombres por el simple hecho de ser mujeres "Las mujeres ganan menos que los hombres por el simple hecho de ser mujeres"

En cuanto a los salarios, Europa se divide en dos grandes grupos: los países con altos salarios y con bajos salarios. España se encuentra, para sorpresa de muchos trabajadores que no llegan a fin de mes, en la media. Y lo hace junto a Chipre, Eslovenia e Italia. España tiene una media de 19,4 euros por hora trabajada e Italia, país comparable por su tamaño y economía, 22,6 euros. Los últimos: Hungría, Rumanía y Polonia.

Sin embargo, este dato de media se desdibuja si lo ponemos al lado de otro: España tiene una de las tasas más altas de trabajadores pobres, concretamente un 13,1%. Y este efecto se debe a la precariedad y a los trabajos temporales, el principal problema que acarrea nuestro país y que ha sido agravado, según los sindicatos, por las reformas laborales de Zapatero (PSOE) y Rajoy (PP).

En referencia a los salarios, cabe destacar varios grandes problemas que siempre son olvidados pero que están presentes en las economías de las personas: las horas extra que realizan los trabajadores y que, en muchas ocasiones, no son abonadas por los empresarios; así como la"explotación" de los becarios y la brecha salarial existente entre los hombres y las mujeres, donde ellas cobran muchísimo menos por el simple hecho de ser mujeres, un hecho incluso afecta a sus pensiones y que todavía está lejos de ser solucionado, para desgracia de toda la sociedad.

Comentarios