Buscar
Usuario

Vida

Las claves para entender la polémica de la Superliga

Doce de los equipos más grandes de Europa quieren jugar su propia liga de fútbol, lo que no ha gustado a muchos de los forofos.

Las claves para entender la polémica de la Superliga

Foto: CHINE NOUVELLE/SIPA / Cordon Press

Ha surgido una nueva polémica en el deporte más popular del mundo, el fútbol. Doce equipos europeos han propuesto organizar una Superliga entre ellos, lo que ha provocado una ola de críticas entre seguidores y organizadores.

¿Qué es exactamente la Superliga?

La Superliga es un torneo organizado por doce grandes clubes de la élite del fútbol europeo, entre ellos equipos de España, Inglaterra e Italia, lo que no ha gustado a otras reconocidas ligas por considerarlo una competencia directa de torneos como la Champios League o la Eurocopa, organizados por la UEFA, la Unión de Federaciones Europeas de Fútbol.

De momento, desde la Superliga esperan sumar al menos otros tres clubes fundadores y busca establecer una competición con 20 equipos en dos grupos de diez, con encueNtros que se disputen a mediados de semana, con sistema de eliminación con partidos de ida y vuelta desde los cuartos de final y una final única que se jugaría en territorio neutral, según ha informado DW.

Además, los participantes probablemente reciban ingresos adicionales de cientos de millones, gracias a que hay cientos de patrocinadores interesados y a que cobrarán los derechos de televisión.

¿Qué equipos jugarán la Superliga?

De momento, los equipos europeos que pretenden jugar son Manchester United, Manchester City, Liverpool, Arsenal, Chelsea FC y Tottenham Hotspur de Inglaterra; Real Madrid, Atlético de Madrid y el Barcelona, de España; y los tres equipos italianos del Inter de Milán, AC Milán y Juventus. A estos se añadirán tres clubes más, aunque de momento no hay confirmado ningún club de Alemania ni Francia.

¿Y los alemanes?

Pese a que Alemania tiene algunos de los mejores equipos europeos de fútbol, ninguno ha confirmado su asistencia. El Bayern Múnich y el Borussia Dortmund forman parte de la Asociación Europea de Clubes (ECA) y los miembros de la ECA todavía siguen apoyando la reforma prevista de la Liga de Campeones de la UEFA, rechazando la creación de la Superliga.

El director general de la liga alemana, Christian Seifert también se ha opuesto a esta liga y ha explicado que "los intereses económicos de unos pocos clubes de Inglaterra, Italia y España no deben suponer la supresión de las estructuras establecidas en todo el fútbol europeo".

Posibles consecuencias

El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin "El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin"

La Superliga ha provocado reacciones en asociaciones, ligas, políticos y atletas de todo el mundo. De hecho, la propia UEFA ha anunciado que pondría en marcha medios legales y deportivos para detener el proyecto.

Si esto ocurre, los clubes comprometidos con la nueva liga no podrían participar en competiciones nacionales, europeas o mundiales y a los jugadores se les prohibiría representar a sus selecciones nacionales en las copas europeas o mundiales. Este es el caso de alguno de los equipos fundadores de la Superliga. El Real Madrid, el Chelsea y City están en semifinales de la Champions y podrían ser excluidos por la UEFA si los planes de crear este torneo continúan.

Florentino Pérez, el presidente de la Superliga

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid "Florentino Pérez, presidente del Real Madrid"

El presidente del Real Madrid es también el presidente de la Superliga. Para él, el proyecto es un intento de reflotar económicamente el fútbol europeo después de todas las pérdidas provocadas por la pandemia.

"Esto lo hacemos para salvar el fútbol, que está en un momento crítico, a punto de arruinarse. La situación es dramática. Lleva tiempo perdiendo interés. Las audiencias y los derechos audiovisuales van bajando y algo había que hacer. El fútbol está en caída libre, si no hacemos algo, no durará mucho. Debe evolucionar como la vida, las personas y las empresas. Se tiene que adaptar a los tiempos", explicó Florentino Pérez en 'El chiringuito'.

También criticó la oposición tan rotunda que ha mostrado la UEFA y su presidente, Ceferin. "La UEFA es un monopolio. No tiene una buena imagen en su historia. Debe ser dialogante y no amenazar. Esto ya se ha acabado. Lo que no puede hacer la UEFA es insultar. Lo que ha hecho es impresentable. Esto tiene que cambiar" dijo el presidente del Madrid.

Respecto a si se cumplirá la amenaza de no dejar participar a su equipo en la semifinal de la Champions si la Superliga sigue adelante, Florentino fue claro. "La ley nos protege, eso es imposible", dijo.

Artículos recomendados

Comentarios