Buscar
Usuario

Noticias

Las claves del caso del 'Rey del Cachopo'

'El Rey del Cachopo' está siendo juzgado por ser el principal sospechoso del asesinato de su novia en 2018.

Las claves del caso del 'Rey del Cachopo' Las claves del caso del 'Rey del Cachopo'

Foto: Facebook

César Román Viruete, alias 'el Rey del Cachopo', de 49 años, se ha sentado en el banquillo de la Audiencia Provincial de Madrid acusado del asesinato de su novia hondureña Heidi Paz, de 26 años. Hallaron su cuerpo descuartizado en agosto de 2018 en una maleta calcinada en una nave del distrito de Usera alquilada por el empresario.

El acusado se encuentra en prisión desde que fue detenido en un bar de Zaragoza donde huyó a los pocos días de cometer el supuesto crimen con una identidad falsa. Había adelgazado diez kilos y se había dejado barba. Román siempre se ha declarado inocente. Ahora se enfrenta a 15 años y cinco meses de prisión.

Empresario de éxito

César Román era un conocido empresario madrileño apodado "El Rey del Cachopo" por tener como plato estrella de su restaurante esta receta asturiana. Su local A Cañada había recibido algunos premios gastronómicos. En apenas año y medio abrió cinco locales e impulsó una franquicia.

Llegó a la cumbre cuando decidió comprar un local más grande en Lavapiés por 70.000 euros, un traspaso que supuestamente se hizo efectivo con un cheque que no tenía fondos. Después fue acumulando deudas también con sus empleados. Román aparentaba tener una vida exitosa hasta el 13 de agosto de 2018.

Ese día un equipo de bomberos fue a una nave industrial a sofocar un pequeño fuego en Usera (Madrid). Al llegar ahí, se dieron cuenta de que había una maleta con partes seccionadas de Heidi Paz, la pareja de Román.

Ella quería dejarle

César Román, conocido como 'el Rey del Cachopo', junto a Heidi Paz "César Román, conocido como 'el Rey del Cachopo', junto a Heidi Paz"

La investigación llevó a la policía hasta el famoso empresario, el cual estaba en paradero desconocido. Los agentes iniciaron su busca y captura y fue hallado al poco tiempo en un bar del barrio Delicias de Zaragoza, apenas reconocible. Es el principal sospechoso del crímen y algunas teorías apuntan a que el asesinato pudo ser consecuencia de un posible ajuste de cuentas derivado de los problemas económicos que arrastraba. Un informe psicológico descartó que sufriera algún tipo de trastorno mental.

Ahora, la Fiscalía cree que él pudo matarla después de que ella le dejara. Román no podría haber aceptado que ella quisiera distanciarse de él y la mató. "Posteriormente", para evitar ser descubierto, "sin importarle el ultraje y la deshonra que ello suponía para el cuerpo sin vida de Heidi seccionó su cuerpo separando la cabeza y los miembros superiores e inferiores, y se deshizo de ellos, sin que se haya podido determinar la forma en que lo hizo".

Un caso viral

Su caso se ha hecho tan famoso que se ha hecho un podcast en Spotify hablando sobre su vida. Estaba en prisión preventiva en la cárcel de Soto de Real, donde pidió a un educador ser cocinero. También ha aprovechado el derecho a una videoconferencia con su hermana para utilizar un teléfono móvil y así salir en un programa de televisión.

Lo cierto es que Román ya había pisado antes la cárcel, en concreto la gaditana de Puerto II en 2008 por lesionar a un cliente con un vaso en un bar. También fue condenado a 15 meses de cárcel por saltarse una orden de alejamiento de su exmujer y maltratarla en presencia de su hija. Además, el empresario también tiene diversos procedimientos judiciales abiertos en varios juzgados de España, siendo la mayor parte de ellos derivados de su actividad como empresario.

"Yo no he matado a nadie, ni a Heidi ni a nadie. Y no tengo nada que ver con la muerte de nadie. La mejor prueba de que yo no he participado en nada de esto es, precisamente, que no aportan pruebas", dijo César Román en una entrevista reciente al periódico El Mundo.

Artículos recomendados

Comentarios