Chim, el youtuber que defiende a los ninis: 'No existe la generación perdida, nos hacen perdernos'

Chim, el youtuber que defiende a los ninis: 'No existe la generación perdida, nos hacen perdernos'

Hablamos con Chim, un youtuber de veinte años harto del concepto de 'generación perdida' que decidió dejar su carrera para perseguir su sueño.

Tecnología Dany Blázquez Dany Blázquez 02 Febrero 2016 12:13

Según el último informe realizado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), casi un 27% de los jóvenes españoles de entre 16 y 29 años ni estudian ni trabajan. Son lo que se conoce vulgarmente como los 'ninis'. Pero, ¿qué hay de realidad en todo esto? ¿Están estos jóvenes realmente perdidos?

No estudian, no trabajan y no tienen intención de hacerlo. Llevamos varios años hablando acerca de este moderno concepto. El de 'nini'. Damos por hecho que este colectivo lo componen jóvenes sin ningún tipo de motivación, sin sueños ni aspiraciones. No tienen intención de progresar en sus estudios, no les interesa y son vagos.

Los 'ninis' "Los 'ninis'"

Muchos expertos afirman que esta apatía entre los españoles más jóvenes se está generalizando. Según ellos, cada vez son más los chicos y chicas que andan perdidos y no encuentran su camino. Otros, sin embargo, lo tienen bastante claro: aspiran a ser mantenidos por sus padres o a convertirse en las nuevas estrellas de la televisión low cost y ganarse la vida de bolo en bolo.

Se está popularizando la idea de que gran parte de los jóvenes de hoy en día cumplen todos estos requisitos: apatía, dejadez, falta de energía, impasibilidad, descuido, desidia. Sin embargo, hay un joven youtuber que está harto de que esta idea esté calando entre la ciudadanía. Se llama Chim y, con tan solo veinte años, tiene claro que la llamada 'generación perdida' no representa a los jóvenes de nuestro país.

Chim: "No estamos perdidos, nos hacen perdernos"

'La generación perdida' "'La generación perdida'"

En Los Replicantes hemos hablado con Chim, youtuber desde hace cuatro años con más de 22.000 suscriptores en su canal. A mediados de diciembre de 2015 subió un vídeo titulado 'La generación perdida', en el que se quejaba de lo frustrante que era escuchar frases como "la carrera que quieres estudiar no tiene salidas" o "no vas a trabajar de lo que te gusta".

Chim está harto de que se hable de los 'ninis': "¿Qué hay de los que sí estudian y sí trabajan?", se pregunta el youtuber. En definitiva, el joven palmesano está cansado de la visión pesimista que proyecta nuestro país. "¿La generación perdida? No estamos perdidos".

El vídeo está inspirado en otro titulado 'La generación vacía', cuya protagonista es Albanta San Román, quien reflexiona también sobre este asunto, pero con otra orientación algo más espiritual. "Me dejó muy marcado", comenta Chim. "Tenía mucha razón en lo que decía. Pero yo necesitaba darle otro enfoque, enfocarlo más a mi punto de vista". Y es que, según él, el problema radica en la educación.

Chim reivindica constantemente el fomento de las disciplinas artísticas y creativas, algo que, a su parecer, está muy infravalorado en la actualidad: "el sistema educativo debe modernizarse. Es menos importante suspender plástica que matemáticas". El joven no entiende, entre otras cosas, cómo se puede eliminar de la programación educativa asignaturas como filosofía, "la única que nos hace pensar y reflexionar".

Chim en '8 cosas que me dan rabia' "Chim en '8 cosas que me dan rabia'"

"Deberían reforzarse las aptitudes de cada chaval. Por ejemplo, implantar una asignatura que fomente lo que a ti te gustaría hacer". Según él, nuestro actual sistema educativo valora más "un aprobado que un aprendido".

En el vídeo, que cuenta ya con más de 10.000 visualizaciones, Chim también confiesa que está harto de ver al resto de países como mejor opción para buscar un futuro mejor. Según datos del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE) del INE, casi medio millón de personas han emigrado desde que comenzó la crisis económica. Pero el youtuber tiene muy claro que esa no debería ser la solución.

"Últimamente se me ha despertado un sentimiento de amor hacia lo nacional, hacia lo que es de aquí. Quiero trabajar aquí, quiero tener un futuro aquí y ayudar a crear un futuro aquí". Chim está convencido de que se puede, y de que solo hace falta voluntad y trabajo. "Que no nos obliguen a irnos".

Chim en '30 días sin chocolate' "Chim en '30 días sin chocolate'"

En el otro extremo a los 'ninis' se encuentran los 'sobretitulados': personas que se aferran al primer empleo que se les presenta, puestos de trabajo que no requieren una formación a nivel superior. También están los jóvenes que, como consecuencia de la crisis económica, permanecen más tiempo en el sistema educativo, formándose mientras esperan a que surjan oportunidades que merezcan realmente la pena.

Y estos son los jóvenes que Chim quiere revalorizar. El youtuber diferencia entre aquellos que no tienen ningún tipo de inquietud y los que sí cuentan con aspiraciones, pero no con medios para desarrollarlas. "Yo tengo las ideas muy claras. Otra cosa es que tenga los medios para poder llevarlas a cabo. Soy maduro, reflexiono sobre las cosas. Y, como yo, hay un porcentaje de gente inmenso que sabe lo que quiere. No estamos perdidos, nos hacen perdernos. Yo no estoy perdido".

La televisión y YouTube... ¿son la cuna de la 'generación perdida'?

En cuanto a la televisión, muchos creen que es la mayor responsable de la propagación de este tipo de generación a la que le falta valores, aspiraciones e inquietudes. Defienden que programas como 'Gran Hermano', o el simple hecho de que Cristina Pedroche lleve un traje con transparencias en Nochevieja son, para los jóvenes, modelos nocivos a seguir, como si el éxito y el reconocimiento se consiguieran solo con chabacanería, chonismo o enseñando cacho.

Gran Hermano "Gran Hermano"

Por su parte, Chim lo tiene muy claro: "el hecho de que tú veas 'Gran Hermano' no te define como persona. El error está en consumir los medios de comunicación absorbiendo". Para él, lo que ocurre en la televisión forma parte de una realidad paralela. "No hay que dejar que la tele te use, hay que usar la televisión".

Por otro lado, YouTube se ha convertido para algunos privilegiados en una gran fuente de ingresos. Ejemplo de ello son El Rubius, WillyRex o Vegetta777. El primero, por ejemplo, cuenta con casi 16 millones de seguidores en la plataforma. Generan más audiencia que programas como, por ejemplo, 'Sálvame'.

Sin embargo, YouTube es, para muchos, una cantera de jóvenes vagos que se entretienen con una cámara de vídeo y que han hecho, de eso, su profesión. Sin ir más lejos, en una ocasión Risto Mejide entrevistó en su programa de Antena 3, 'Al Rincón', a varios youtubers. Entre ellos, a Alejandro Bravo (AlexBy11), un joven no con muchas aspiraciones más allá de generar dinero con sus vídeos.

El Rubius "El Rubius"

Pero, para Chim, ese ejemplo no es representativo. YouTube es todo lo contrario a la generación perdida. "Es coger las riendas de tu vida, introducirse en lo inexplorado y construir tu universo. Para mí, eso es maravilloso. Los youtubers son chavales sin ningún tipo de experiencia que están manejando números, cifras, conocimientos sobre marketing, audiencias...".

Lo cierto es que, detrás de YouTube, hay talento, tiempo, constancia, capacidad para entretener y, sobre todo, trabajo. "Hay personas en youtube que generan un contenido que debería hacer un equipo de producción entero, y lo está haciendo solo una persona", valora Chim.

La suerte de Chim: un entorno que lo ha apoyado siempre

Chim ha tenido suerte. Sus padres siempre lo han apoyado en todas sus decisiones, pero es consciente de que otras personas no han tenido esa fortuna: "he visto a muchos compañeros míos que, por ejemplo, no han podido estudiar un bachillerato de artes porque 'no estaba bien visto' o 'no tenía futuro'".

Chim en 'El parque de atracciones' "Chim en 'El parque de atracciones'"

Cuando el joven cumplió los 18 años comenzó a estudiar psicología. "Veía como un sueño frustrado estudiar algo que tuviera que ver con lo audiovisual; no por mis padres, sino por lo que me proyectaba la sociedad". Sin embargo, Chim había nacido con una cámara bajo el brazo y, tras el primer año de la carrera, le dio un gran giro a su vida: "me di cuenta de que yo ahí no pintaba nada. Se lo dije a mis padres y ellos lo aceptaron y me dejaron cambiar de carrera e irme a vivir a Madrid. Siempre se lo voy a agradecer".

Tan bien fue 'La generación perdida' que, unas semanas más tarde, Chim decidió subir un vídeo junto a sus padres en el que el joven explicaba cómo les dijo que quería cambiar de carrera, que su sueño era otro.

A aquellos padres que truncan los sueños de sus hijos, Chim les pide empatía. "Ellos también han sido jóvenes, aunque eran otro tipo de juventud y otros tiempos, pero también se han levantado con ganas de comerse el mundo. Les daría ejemplos de personas que lo han dejado todo por hacer lo que realmente querían y les ha salido bien".

Pero, para los jóvenes como él, Chim también tiene un mensaje muy claro: "les diría que no hay nada escrito, que todo está por escribir. Tú escribes lo que quieres y con la letra que quieres. Tampoco es el final meterte en una carrera que no te gusta. Tampoco acaba todo a los 22 años".

Chim en 'Tengo un youtuber invisible' "Chim en 'Tengo un youtuber invisible'"

Muchos de esos jóvenes se estarán preguntando en estos momentos si vale o no la pena la carrera que están haciendo o los proyectos que estén llevando a cabo. Chim tiene una respuesta para ellos: "piensa si hace tres años te imaginabas estar ahora donde estás, y piensa si dentro de tres años te sentirás orgulloso de lo que estás haciendo ahora".

Comentarios