El Papa Francisco es acusado de propagar herejías por los católicos más retrógrados

El Papa Francisco es acusado de propagar herejías por los católicos más retrógrados

La corrección se llevó a cabo a través de una fórmula que no se utilizaba desde 1333.

Noticias Christopher Mackenzie Christopher Mackenzie 26 Septiembre 2017 12:14

Tras la llegada del Papa Francisco en 2013 a la iglesia Católica, el mundo católico se ha visto revolucionado. De no excomulgar a los divorciados a instar a que se pida perdón a los homosexuales y a muchas otras personas afectadas por las decisiones de su iglesia durante siglos. El aperturismo a muchos sectores de la sociedad que ven con recelo el fundamentalismo religioso, ha comenzado con la publicación de un documento denominado 'Amoris Laetitia' o 'La alegría del amor' que ha puesto en pie de guerra a 62 teólogos que le han denunciado por propagar herejías.

Nunca antes un Papa había iniciado un camino incierto hacia la renovación de los postulados religiosos algo que, por otra parte, resulta casi de sentido común para el resto de los seres humanos que tienen un pie en la tierra. En este documento de 256 páginas, Francisco ha instado a los sacerdotes a que acepten a las familias monoparentales, a los divorciados, a los homosexuales y a las parejas heterosexuales que, pese a no estar casadas, viven juntas.

El Papa Francisco "El Papa Francisco"

El Papa ha asegurado que "un pastor" de su iglesia no debe aplicar leyes morales a aquellos que viven en "situaciones irregulares" como si tuviera la potestar de "lanzar piedras a la manera de vivir de cada persona". Todo un gran paso para una iglesia acostumbrada a inmiscuirse en la vida y la moralidad del resto mientras ellos precisamente no predican con el ejemplo. 

Sin embargo, el jefe del Estado del Vaticano ha rechazado las "intervenciones coercitivas" de los gobiernos en favor de los anticonceptivos, la esterilización, el aborto y la eutanasia. Parece ser que el aperturismo a la iglesia, además de llegar tarde, aterriza demasiado lento.

Primera denuncia desde 1333

Esta aventura hacia el aperturismo y la modernización de la arcaica institución, no le ha salido barata al Papa más moderno de los últimos siglos. El catolicismo más rancio se ha puesto manos a la obra y ha denunciado a Jorge Mario Bergoglio por atreverse a 'disparar' contra el núcleo duro del fundamentalismo católico.

Mediante una carta de 25 páginas en la que se denuncian siete presuntas propuestas del Papa Francisco que propagan herejías, 62 teólogos, sacerdotes y académicos de 20 países han querido frenar las intenciones de su máximo responsable. Esta misiva, enviada el pasado 11 de agosto y que ha sido publicada recientemente por la agencia Associated Press, se trata de una "corrección filial" enviada por primera vez al Obispo que preside el Vaticano desde hace varios siglos. Concretamente, durante el año 1333, Juan XXII recibió una correción similar y, en este caso, el dirigente religioso llevó a cabo las oportunas rectificaciones.

Una misiva dividida en tres fragmentos

Ciudad del Vaticano (Roma) "Ciudad del Vaticano (Roma)"

La carta rectificadora consta de tres partes. En la primera de ellas, el grupo conservador explican al Sumo Pontífice que están en su derecho y en su deber de corregir a su máximo responsable, pese a que deben obedecerle, cuando consideran que "desvía el rebaño". 

En la segunda parte, se lleva a cabo la correción de las siete partes en las que el Papa propaga sus herejías con respecto al matrimonio, la vida moral y situaciones aceptadas que son consideradas pecado para ellos. 

En la tercera y última parte de la misiva se explican las dos supuestas causas que han llevado a Bergoglio a instar a sus responsables eclesiásticos a ser más aperturistas. Una de ellas se trata del 'modernismo' basado en la 'falsa' creencia de que Dios no ha entregado todas las verdades definitivas a la iglesia. La segunda causa reside en la presunta influencia de las ideas de Lutero en cuanto al matrimonio, el perdón, el divorcio y la ley divina sobre el Papa Francisco.

El obispo Bernard Fellay "El obispo Bernard Fellay"

Entre los firmantes, según fuentes eclesiásticas, no se encuentra ningún cardenal. Asimismo, el máximo rango de la iglesia Católica que ha puesto su cuño en el texto ha sido el obispo Bernard Fellay, Superior General de la Hermandad Sacerdotal San Pío X. La Santa Sede consideró a finales de los 80 que este obispo había incurrido en excomunión latae sententiae por haber recibido su consagración episcopal sin mandato pontificio expreso. Esto se considera dentro de la iglesia como un acto cismático o de división discordante con lo establecido. Sin embargo, el Papa Benedicto XVI le levantó la excomunión en 2009.

Otro procedimiento formal contra el Papa Francisco

No es la primera vez que los conservadores católicos desafían la autoridad del máximo responsable del Vaticano. El pasado mes de abril, cuatro cardenales solicitaron explicaciones al Papa debido a su posición sobre la posibilidad de que los divorciados que conforman una nueva pareja puedan acceder a la comunión sin haber pasado antes por la anulación de su enlace matrimonial. Sin embargo, el Pontífice no ha estimado conveniente responder a las cinco preguntas planteadas por los cardenales.

Ninguno de estos cuatro católicos ha plasmado su firma en la carta enviada en agosto a Francisco. Sin embargo, la misiva sigue abierta para cualquier cargo eclesiástico que se quiera sumar.

Comentarios