El cannabis puede cambiar completamente la vida de una persona, y no para mal

El cannabis puede cambiar completamente la vida de una persona, y no para mal

Ciudadanos quería plantear una proposición no de ley que tratara sobre la regularización del uso del cannabis y sus derivados.

Vida Maribel Baena Maribel Baena 20 Febrero 2017 12:33

Las campañas en contra del uso de cualquier tipo de droga nos rodean desde que somos niños. Nos advierten de los peligros de consumir alcohol en exceso, de fumar en exceso, y de consumir cualquier tipo de droga ilegal, ya sea dura o blanda. Nos hablan de los muertos en accidentes de tráfico, de la gente que se queda en coma, de los adolescentes que consumen más alcohol del que su cuerpo puede tolerar, y de todas esas personas que acaban siendo adictos. Estos últimos son el ejemplo más recurrente: nos muestran a personas que malviven, que no pueden apenas subsistir, todo debido a su adicción.

Por eso nos sorprende tanto leer noticias positivas sobre cualquier tipo de droga, como la que ha publicado recientemente El Diario. En ella, Mercedes de la Mata, una mujer que sufre muchos dolores crónicos tras una operación de columna vertebral que no salió como debería, cuenta cómo el cannabis ha cambiado su vida. Y para bien. "No es la panacea, pero desde que lo consumo me ha cambiado la vida", ha comentado en el medio. Para ejemplificar mejor hasta qué punto su vida ha cambiado, comenta que antes tomaba entre quince y dieciséis pastillas cada día para paliar el dolor y, ahora, ha podido bajar a siete. Este es un cambio increíblemente grande para cualquier persona que lleve tanto tiempo sufriendo dolores crónicos.

Como bien ha señalado Mercedes, el cannabis no es "la panacea", no es la mayor curación del mundo, pero ya se ha demostrado con creces que es capaz de ayudar a muchos enfermos crónicos que conviven con fuertes dolores en su día a día. El cannabis es una droga que posee unos fuertes efectos antidepresivos, analgésicos, ansiolíticos e, incluso, antiinflamatorios. No obstante, en España es ilegal comprar cannabis o cualquiera de sus derivados. Todos aquellos enfermos que ven la marihuana como la única alternativa a sus dolores deben consumirla a escondidas, sin que nadie tenga conocimiento de ello, puesto que están cometiendo un delito.

Sí es cierto que el consumo de marihuana en España no solo no está penado, sino que está permitido, siempre que se consuma en un establecimiento privado, como puede ser una casa. Lo que está totalmente prohibido es comprarla, así como estar en posesión de marihuana en la vía pública. Esto hace que los consumidores, a la hora de comprarla, tengan que incurrir en un delito; no estamos hablando de aquellos que la consumen por ocio o por diversión, sino por los que consumen cannabis de forma terapéutica. Es decir, todos aquellos enfermos de cáncer, esclerosis múltiple, Parkinson o fibromialgia, entre otras enfermedades, que ven esto como la mejor forma de paliar los dolores de sus enfermedades.

Respecto a si se puede plantar o no marihuana en casa, siempre y cuando sea para consumo propio, la ley no dice nada de forma clara. Si la planta se ve, la multa podría ascender hasta treinta mil euros. Pero, ¿y si no se ve? Entonces, ¿qué?

Mercedes de la Mata (El Diario) "Mercedes de la Mata (El Diario)"

Ciudadanos hará una Proposición No de Ley para el consumo terapéutico de la marihuana

Muchos partidos políticos han estado planteándose este tema durante los últimos años. Y si bien algunos se han mostrado contrarios, otros, como Ciudadanos y Podemos, son partidarios de que se regule el consumo terapéutico del cannabis. Es por eso que Ciudadanos presentará una Proposición no de Ley para el consumo terapéutico de la misma. Por si alguien desconoce el término, una Proposición No de Ley es una propuesta que se hace sobre cualquier tema, y que sirve para mostrar públicamente una situación. En este caso, también para pedir al gobierno que tenga en cuenta lo que está pasando en España, para que tome medidas al respecto.

La regulación no serviría solo para que la ley amparase a todos aquellos enfermos crónicos que quisieran continuar su tratamiento, sino también para garantizar su seguridad. En algunas ocasiones, estas personas deben acudir a vendedores privados de marihuana, sin saber si la dosis que le están dando en ese preparado se ajusta realmente a sus necesidades. Si se regulase, si esta Proposición No de Ley acabara propiciando leyes que permitieran la regulación de la marihuana terapéutica, todos los enfermos podrían saber qué dosis les corresponde exactamente gracias a médicos profesionales.

Para saber si esto saldrá o no adelante todavía quedan meses de trámites, quizás incluso años. Mercedes no termina de comprender por qué, existiendo esos tratamientos, no dan "la opción de elegir y que cada uno haga lo que se considere oportuno", ha explicado a Eldiario.es. Al igual que ella, muchos consumidores terapéuticos de cannabis ya han asegurado que continuarán usándolo, pase lo que pase tras esta Proposición no de Ley.

Comentarios