Buscar
Usuario

Vida

Se buscan voluntarios para pasar dos meses en la cama por 16.000 euros

La oferta de empleo que todo el mundo desearía se ha convertido en una realidad

Es la oferta de empleo que cualquiera desearía. Pasar dos meses "tumbado a la bartola", sin hacer nada y que te paguen 16.000 euros. Descansar, haciendo algo útil y encima con una gran recompensa. 

Así promociona el Instituto Espacial de Medicina y Fisiología su búsqueda de candidatos para un experimento en el que quieren comprobar los efectos de la ingravidez en el ser humano y como afecta a los viajeros de los vuelos espaciales y cómo deben de preparar a los astronautas para regresar después a la Tierra.

Sí, están trabajando "Sí, están trabajando"

Por todo ello, es decir, por estar tirado en la cama dos meses de tu vida, el organismo pretende pagar una cifra de 16.000 euros. Eso sí, para ser agraciado con un puesto en este experimento, hay que cumplir dos requisitos: ser un hombre de entre 20 y 45 años y tener un índice de masa corporal de entre 22 y 27, por lo que si estás delgado, empieza a comer "como un cosaco" o lo tendrás crudo. Además, no cogen a ningún fumador ni a nadie que no practique, al menos, un mínimo de ejercicio a la semana.

"La idea de este estudio es la de reproducir la ingravidez de la Estación Espacial Internacional", ha relatado Arnaud Beck, coordinador médico del estudio, a la versión francesa de 20 Minutos.

Todo entraña una parte negativa

Aunque todo suene muy bien, lo cierto es que el experimento no está exento de riesgos. Durante los dos meses, los participantes deberán permanecer completamente postrados en la cama con la cabeza ligeramente inclinada hacia abajo, en concreto seis grados. 

Sí, también está trabajando "Sí, también está trabajando"

Además, durante los dos meses, los voluntarios no podrán poner un solo pie en el suelo, por lo que las necesidades básicas como ir al aseo o comer deberán de realizarse desde la cama: "la norma es que tienen que mantener al menos un hombro en contacto con la cama o su marco", han explicado los médicos.

Las fotos, que resultan en cierta medida algo claustrofóbicas, dan buena cuenta de que, tal y como ha declarado uno de los responsables del experimento, el trabajo es mucho "más duro de lo que parece".

Y no solo se trata de dificultad. Los participantes deben de tener en cuenta que corren riesgos importantes para su salud: "en ciertas condiciones el sistema cardiovascular acaba afectado y no es capaz de hacer el mismo esfuerzo que antes del experimento. Incluso vemos una mayor tendencia a caídas en la presión arterial o vértigo".

Además, las consecuencias de mantenerse postrado en una cama durante dos meses no son de lo más beneficiosas para el organismo. Durante todo el proceso se da una importante pérdida muscular en la parte inferior del cuerpo, así como de densidad ósea. 

Los participantes del estudio no pueden levantarse de la cama para acudir al aseo ni para comer "Los participantes del estudio no pueden levantarse de la cama para acudir al aseo ni para comer"

Por ello, el experimento dura en total tres meses: a los sesenta días en los que permanecen postrados, se unen dos semanas previas en la que los médicos valoran la situación médica previa del paciente. Al finalizar, se necesitan otras dos semanas para recuperarse y realizar una rehabilitación que intente devolver a la normalidad a aquellos que han tenido la valentía de enfrentarse a la prueba.

Y aquí entra la duda: ¿arriesgarías tu salud por 16.000 euros? Este grupo de científicos tiene claro que sí, y por ello han abierto una web en la que están recogiendo candidatos para ello.

Sin embargo no aseguran que la prueba entrañe mayores riesgos. Hay que tener en cuenta que lo que se investiga es, precisamente, cómo afecta este tipo de circunstancias y cómo se puede rehabilitar a quien se encuentra con este tipo de problemas. Por ello, es más que recomendable pensárselo dos veces.

Artículos recomendados

Comentarios