Buscar
Usuario

Noticias

Atropellan a un repartidor y a Glovo solo le importa el estado del pedido que transportaba

Una periodista que socorrió al atropellado publicó en Twitter la indignante respuesta de su empresa tras el accidente.

Atropellan a un repartidor y a Glovo solo le importa el estado del pedido que transportaba

"¿Cómo se encuentra el pedido?". Esta fue la fría e insensible respuesta que un repartidor de comida a domicilio recibió por parte de su empresa cuando les comunicó que había tenido un accidente. El trabajador, de 63 años, fue atropellado por un automóvil y en el mismo momento del accidente, mientras estaba tendido en el suelo, escribió a sus responsables para informar de que no podría llevar su pedido hasta el destino correspondiente. 

El repartidor es Ernesto Floridia, que tras el accidente fue trasladado a un hospital donde pudo recuperarse del golpe. Y la empresa es Glovo, uno de los servicios de entrega de comida a domicilio más populares en la actualidad. La conversación que mantuvieron el repartidor y uno de sus responsables, cuya identidad se desconoce, fue compartida en Twitter por la periodista Yanina Otero, quien socorrió al accidentado en el momento del atropello, ocurrido en Charlone 500, en el barrio de Colegiales en Buenos Aires, Argentina. 

Inmediatamente después Floridia fue trasladado a un centro hospitalario con varias lesiones, y a las pocas horas fue dado de alta. Otero, la periodista testigo del accidente, publicó entonces la foto de la indignante conversación a modo de denuncia, y con el siguiente mensaje: "Hace un rato socorrí a un repartidor de pizza que lo atropelló un auto. Mientras yo llamaba al Same, el hombre -tirado en el piso y sangrando- avisaba a la app que había tenido un accidente. Lo único que les importaba a ellos era el estado de la pizza. Perverso es poco".

Pero la alarmante historia no termina aquí, ya que la misma periodista también contó y criticó en su red social que mientras ella y el atropellado esperaban a la ambulancia, apareció en el lugar de los hechos el cliente que había encargado el pedido en cuestión, una pizza. Cuando llegó, abrió la bolsa de transporte del repartidor y se llevó su cena. En ningún momento se preocupó por el estado de salud de Floridia. Como dijo Otero, "de terror todo". 

Glovo admite la culpa del incidente

La víctima del accidente, y de la preocupante falta de respeto por parte Glovo, se salvó gracias al casco que le protegía, y así ha podido contar su experiencia en varios medios locales. "El problema no es de la empresa, que tienen cosas para corregir, sino el empleado", explica Floridia a la agencia Télam, culpando al trabajador que le estaba pidiendo una foto del pedido cuando se encontraba en el suelo sin poder moverse. 

El hijo del repartidor quiso aclarar también públicamente que su padre "está cómodo en su trabajo, lo disfruta y no lo tratan mal", y que más bien se trató de "un episodio particular". Por su parte, Glovo ha emitido un comunicado oficial donde admite la mala gestión del incidente: "En la compañía reconocemos nuestro error al gestionar este caso concreto, ya que no se han cumplido los protocolos de actuación internos de manera correcta". 

El comunicado en el que Glovo asume la mala gestión del incidente "El comunicado en el que Glovo asume la mala gestión del incidente"

La empresa responsable sostiene que su prioridad es la seguridad de los repartidores, y explica que "en el caso de accidente, el primer paso del protocolo es confirmar el estado del repartidor, y contactar con el servicio sanitario en el menor tiempo posible". Ahora Glovo asegura que ha iniciado "una investigación interna para esclarecer los motivos por los que no se ha aplicado correctamente la normativa de actuación cuando se recibe la comunicación del accidente de un repartidor". Así se espera que no se repita esta indignante situación, y que se arreglen las irregularidades y otras polémicas que giran en torno a la empresa de reparto a domicilio más famosa a nivel mundial. 

Artículos recomendados

Comentarios