Buscar
Usuario

Ciencia

¿Estoy sufriendo un trombo? Cuatro síntomas a los que prestar atención y que ponen en alerta

La trombosis apenas se diagnostica porque sus síntomas pueden parecer leves a simple vista y es fundamental tratarla.

¿Estoy sufriendo un trombo? Cuatro síntomas a los que prestar atención y que ponen en alerta ¿Estoy sufriendo un trombo? Cuatro síntomas a los que prestar atención y que ponen en alerta

Foto: Envato Elements

El Registro Informatizado de Pacientes con Enfermedad TromboEmbólica (RIETE) dictaminó en el año 2017 que de cada 51.000 españoles con una ETV, más de la mitad sufrieron una trombosis. En la mayoría de casos esta enfermedad aparece casi sin avisar y por ello debemos ser cautos en su diagnóstico.

Con la llegada de las vacunas por Covid-19, apareció la especulación sobre la formación de trombos. Muchos incluso renunciaron a la vacunas excusándose en este motivo pero, ¿sabemos qué más hábitos originan trombosis?

Qué es un trombo

La trombosis se origina cuando se forma un coágulo de sangre en el cuerpo en una de las venas, interrumpiendo así el flujo normal de sangre hacia el corazón. Con este proceso, un trombo solidifica la sangre, dificultando el paso de la misma. Esto podría ser peligroso tanto para el riego de sangre hacia el corazón como hacia el cerebro. Los trombos suelen aparecer en las venas de las piernas, causando dolor en la pierna afectada.

Es entonces cuando puede desarrollarse la denominada trombosis venosa profunda (TVP), la cual afecta a las venas profundas de las piernas, siendo así más difíciles de localizar. Los trombos pueden generarse en algunos casos en los brazos o incluso en algunos órganos internos.

Los cuatro síntomas si tenemos un trombo

La formación de trombos puede llegar a complicarse si no se trata a tiempo. Para ello es fundamental localizar sus síntomas y acudir a un médico si cree que puede tener alguno de ellos. Uno de los síntomas principales y que ya hemos mencionado es la sensación de hinchazón en las piernas o brazos.

También puede producirse cierto enrojecimiento o decoloración en una zona concreta del cuerpo. Este cambio en la tonalidad tiene que ser bastante evidente, con un mayor brillo en la piel o una zona con rojeces.

La hinchazón por un trombo, en muchos casos, suele ir acompañada de un ligero dolor localizado. En este síntoma, el dolor va acompañado de calambres o inflamaciones en el día a día. Por último, otro de los síntomas que puede indicar la aparición de un trombo es la sensación de calor en piernas o brazos en un punto concreto. Este aumento en la temperatura puede llegar a causar fiebre y malestar general.

Los tres pilares para prevenir trombos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a todas las personas que se mantengan activas y cuiden su cuerpo día a día. En relación a esta enfermedad, los expertos detallan los tres pilares fundamentales para mejorar la salud y, en consecuencia, evitar la aparición de trombos.

Una alimentación saludable, realizar deporte de manera frecuente y un correcto descanso, son las claves para mejorar el estilo de vida y prevenir múltiples enfermedades. Solo con estos sencillos tres pasos podemos mejorar exponencialmente nuestra salud cardiovascular.

Artículos recomendados

Comentarios