Buscar
Usuario

Ciencia

El número de cervezas que puedes tomar en un día sin riesgo para la salud, según el CSIC

Un equipo del organismo científico ha calculado cuál es el consumo moderado y potencialmente beneficioso de esta bebida.

El número de cervezas que puedes tomar en un día sin riesgo para la salud, según el CSIC El número de cervezas que puedes tomar en un día sin riesgo para la salud, según el CSIC

Foto: Envato Elements

Beber cerveza es una costumbre muy arraigada en nuestra sociedad. Tomarse una caña se ha convertido en algo muy cotidiano a la hora de socializar, pero hay que tener en cuenta la importancia de fomentar su consumo con moderación para evitar problemas de salud.

En este sentido, un grupo de investigadores del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) liderado por la experta Ascensión Marcos, directora de Inmunonutrición del Departamento de Metabolismo y Nutrición del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN) ha calculado cuál debe ser la cantidad de cerveza máxima a beber en un día para tomar sin riesgos para la salud e, incluso, con efectos saludables para el organismo a medio y largo plazo.

Según los cálculos de su investigación, que fue publicada en la revista Nutrients, el consumo apropiado de esta bebida se debe situar entre una o dos cervezas diarias en el caso de los hombres (unos 700 mililitros, 28 gramos de alcohol al día) y de una cerveza diaria en el caso de las mujeres (unos 400 mililitros, 16 gramos de alcohol al día).

Sin embargo, dicha cantidad debe ingerirse teniendo en cuenta varias indicaciones. La primera de ellas es que la cantidad de cervezas se deben tomar distribuidas a lo largo de la semana y siempre evitando "atracones", tal y como explica Marcos. La segunda es que este cálculo nunca sería válido para grupos como adolescentes, mujeres embarazadas o lactantes, adultos en tratamientos médico ni, por supuesto, niños.

Posibles beneficios del consumo moderado de cerveza

El consumo moderado de cerveza, según señala la investigación, puede permitir el logro de una serie de beneficios para el organismo, como reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y un nulo impacto en el riesgo de obesidad general.

Además, según publica la investigación citada, el consumo moderado de cerveza puede conllevar una reducción del riesgo de sufrir diabetes y de las fracturas óseas al aumentar la densidad de la masa ósea.

La investigación del CSIC no deja de lado los condicionantes sociales de las poblaciones e indica que "los beneficios para la salud asociados con el alcohol pueden estar modulados por las características intrínsecas de las poblaciones, incluido su nivel socioeconómico y/o dieta y el estilo de vida en general".

Un ejemplo que pone este escrito es el de la dieta mediterránea, en la que el consumo moderado de alcohol (a través de la cerveza) en un contexto de "alto consumo de alimentos frescos, bajo consumo de grasas animales y bajo a moderado consumo de vino, generalmente con comidas", puede ser beneficioso.

Artículos recomendados

Comentarios