Una empresa saudí cambia la imagen de una mujer en trikini por dos pelotas y la lía

Una empresa saudí cambia la imagen de una mujer en trikini por dos pelotas y la lía

La imagen no ha aparecido trucada en el resto de países musulmanes.

La censura en Arabia Saudí está a la orden del día. Pero si todo ello implica que una mujer enseñe una parte del cuerpo prohibida por la visión más rigurosa del Islam (wahabismo) que se estila en la última monarquía absoluta de la tierra, todo puede llegar a ser aún más esperpentico.

Ser mujer en el país de Oriente Próximo no es fácil. Valgan como ejemplo éste artículo y éste, que nos habla de la nula intención que mantiene la monarquía de cambiar una situación tan provechosa para los hombres (por cierto, es el único país del mundo que prohíbe de manera explícita conducir a las mujeres).

Pero en algunas ocasiones la censura puede ser de lo más cutre. Es lo que ha sucedido en este catálogo especial por el Ramadán (no todos los musulmanes son iguales), que es parte de una empresa de venta minorista y que ha decidido hacer un montaje... de lo más cutre.

En la imagen promocional en el extranjero, la marca de venta de piscinas muestra a una familia feliz, en bañador y trikini, jugando en una piscina mientras se ríen tranquilamente. Observadla, a ver si veis algo raro o, perturbadoramente, teneis la mala voluntad de poneros cachondos (hablando en plata):

La imagen de la lujuria "La imagen de la lujuria"

Ahora, mirad la versión que se ha publicado en Arabia Saudí, exclusivamente, ya que no es la que se ha publicado en el resto de países que cuentan con una población mayoritariamente musulmana. A parte de ser cutre... da muy mal rollo:

¡Cómo debe de ser! "¡Cómo debe de ser!"

Sí, de repente todos aparecen con una camiseta pintada y con la cara pixelada. Pero lo peor de todo llega si miramos a la derecha: la mujer no existe. ¡Ha sido sustituida por dos pelotas de playa!

Lo peor de todo es que las pelotas, que han sido especialmente colocadas para tapar el "cuerpo seductor" de esta mamá en trikini, están tan artificialmente dispuestas, que eso en realidad parece más bien un poltergeist o una especie de muñeco extraño esperando a que alguien le de vida.

En serio, no sabemos con qué compararlo. Así que se abren las quinielas. Queremos propuestas.

La moda de sustituir a mujeres por pelotas de playa

En Arabia Saudí hay un problema muy severo con las pelotas de playa: ¡Sirven para esconder a todo tipo de mujeres!

Y es que, a falta de burkini con el que tapar todas las vergüenzas de una mujer como un tobillo o una muñeca, donde esté una buena pelota de las que llevábamos a la piscina de pequeños, que se quite todo lo demás. Si no, admirad estos ejemplos. Os aseguramos que os estaréis riendo un buen rato:

Lujuria "Lujuria"

Decencia "Decencia"

Éste es aún más cutre que los demás:

Así no "Así no"

Así sí "Así sí"

A pesar de que todo parezca muy gracioso, estamos hablando de un tema muy serio. La situación de las mujeres en Arabia Saudí dista mucho de ser la más idónea. Las mujeres no pueden conducir y siempre están a la sombra de un hombre, ya sea su padre, sus hermanos o su marido.

La ley no le reconoce ningún derecho en la actualidad y siempre deben acudir a los sitios públicos completamente tapadas por obligación, aunque no sea su propia voluntad. Las mujeres viven en un completo apartheid que las sitúa de manera definitiva como ciudadanas de segunda.

Comentarios