Buscar
Usuario

Vida

Este youtuber marroquí nos relata cómo viven el Ramadán la mayoría de musulmanes

Hamza Zaidi se ríe ante la cámara de todos los estereotipos que se mantienen sobre los seguidores del islam.

En España residen dos millones de musulmanes que este mes se encuentran de celebración: es la fiesta del Ramadán. Los que no somos seguidores del islam ni tenemos un contacto directo con esta religión, simplemente solemos asociar la fiesta a un ayuno diario... y poco más.

Sin embargo, este youtuber marroquí, de nombre Hamza Zaidi, ha querido elaborar un vídeo en el que nos muestra la cara más cercana de la fiesta para que conozcamos un poco mejor qué es lo que sucede durante estas fechas tan señaladas.

1 El verdadero significado del Ramadán

Lo primero de todo es conocer qué representa básicamente el Ramadán. ¿Por qué tantas personas toman el sacrificio de ayunar durante estos días de calor, cuando hay necesidad de acudir al puesto de trabajo? Hamza nos lo explica:

"Es un mes de sacrificio para los musulmanes, en el que nos queremos sentir como aquellos que no tienen para comer o para beber, como los más pobres. Cuando termina el Ramadán, los padres dan regalos a sus hijos", relata ante la cámara.

Hamza considera que la experiencia del ayuno es muy enriquecedora para cualquier tipo de persona: "Gracias a ello puedes apreciar el simple hecho de tener un plato de comida en la mesa, ya que muchas veces no sabemos apreciar lo que tenemos [...] Sabemos lo que sufre la gente que no tiene para comer".

Algunos de sus amigos también han probado la experiencia del Ramadán sin ser musulmanes, y afirma que gracias a ello también han aprendido a valorar más el simple hecho de poder comer cada día. Y es que ese es el fin primordial de esta fiesta, poder empatizar con las capas más pobres de la sociedad.

El youtuber nos da pistas sobre el significado real del Ramadán para la mayoría de personas. Y ofrecemos un adelanto: es muy similar a la Navidad para los cristianos: "Es un mes que me encanta. Es muy familiar, nos reunimos todos, vamos juntos a la mezquita... es muy bonito".

Sin embargo, todo requiere un duro sacrificio: no se puede ni comer ni beber durante las horas de luz. Por todo ello, el youtuber decide levantarse a las cuatro de la mañana para comer y beber toda el agua que pueda antes de volver a acostarse

2 Un mes con una rutina especial

La jornada comienza con un potente desayuno "La jornada comienza con un potente desayuno"

El youtuber comienza la jornada, como hemos dicho, a las 4 de la madrugada. La mesa del comedor está abarrotada de todo tipo de viandas: "voy a petar", dice. Sin embargo, debe de coger fuerzas, ya que no volverá a comer ni beber hasta la noche.

Tras la comida, el joven vuelve a la cama para levantarse más tarde. Durante la jornada realiza todo tipo de actividades: no duda en coger el avión y saltar en paracaídas o en practicar puenting. La jornada está preparada para todo tipo de emociones, aunque con cierta medida: "No puedes mirar ni unos tobillos", relata humorísticamente ante la cámara.

Con el calor de junio y después de un largo y provechoso día, Hamza llega de nuevo a casa. Son las 21:37 exactamente. Suena la alarma, síntoma de que el sol ya ha dejado de iluminar el paisaje. Es el momento más esperado para este joven marroquí: "Qué hambre tengo". En ese momento, la mesa vulelve a estar llena de comida: hamburguesa, tortas, huevos cocidos, pollo, ensalada, dátiles, sopa... todo tipo de comida con la que reponer las fuerzas que se han gastado a lo largo del día.

3 Los rezos

Los musulmanes realizan cinco rezos diarios, que se mantienen durante el Ramadán "Los musulmanes realizan cinco rezos diarios, que se mantienen durante el Ramadán"

En un mes tan importante para la religión (como supone la Semana Santa para los cristianos), los rezos son fundamentales. En este caso, la rutina diaria se mantiene: cinco rezos diarios. Cada uno de ellos se producen en diferentes horarios y durante lo largo del día: "Son fajr, dhuhr, asr, maghrib e isha. La primera oración se produce a las 5:30 de la madrugada", afirma.

Mientras tanto, los siguientes dos rezos se producen en horarios en los que no se puede consumir ningún tipo de comida ni de bebida: "Con el maghrib se corta el ayuno (21:30) y después llega el isha, a eso de las 23:30 de la noche. Es entonces cuando me reúno con mis amigos y demás para ir a la mezquita del barrio y ahí rezamos todos juntos. Después quedamos para echar una pachanguita".

Tras la fiesta, llega la comida fuerte del día y de nuevo el rezo. Durante cada uno de estos rituales, Hamza tiene que realizar el denominado wudu, un ritual de purificación en el que se lavan tres veces cada parte del cuerpo y después se realizan las oraciones pertinentes.

4 El resto de la jornada

Tal y como hemos relatado, el resto de la jornada transcurre como se suele realizar cotidianamente. En la mayoría de países musulmanes, las autoridades permiten que se limite la jornada laboral o se modifiquen las horas de entrada y salida.

Sin embargo, en Europa no existe esa flexibilidad laboral y se continúa de la misma forma, pese a que la mayoría de países del Viejo Continente plantean la libertad religiosa como uno de los derechos fundamentales.

Hamza se dedica en sus vídeos a ironizar y reírse de los estereotipos que aún se mantienen sobre la comunidad musulmana. En Youtube triunfa, y sus vídeos sobrepasan las 500.000 reproducciones. Él afirma que ha encontrado el apoyo del público, pero sobre todo ha conseguido que la sociedad mire a los musulmanes con otra óptica. Como éste, que acumula más de dos millones de visualizaciones en Instagram:

Un vídeo que permite acercarnos a otra religión y cultura distinta a la nuestra y que puede ayudarnos a abrir nuestra mente.

Artículos recomendados

Comentarios