Los 6 mayores escándalos de Juan Carlos I

Los 6 mayores escándalos de Juan Carlos I

El presunto affair del monarca con Bárbara Rey y el pago de 26 millones de pesetas con dinero público a la exvedette para mantenerla en silencio es el último escándalo de una larga lista.

Política Raúl Araque Berjano Raúl Araque Berjano 19 Enero 2017 13:05

La Casa Real ha sido una de las instituciones que más crédito ha ido perdiendo en estos años de crisis política, social y económica. Hasta tal punto que el rey Juan Carlos tuvo que abdicar en favor de su hijo Felipe, el único de los tres sin ningún escándalo o culebrón a sus espaldas. Y es que precisamente el ahora rey emérito ha sido uno de los grandes causantes del desprestigio que ha azotado a la familia real española, antaño respetada y sacando provecho durante décadas a la actuación de Juan Carlos el 23F. Hasta que llegó un punto en que ni eso fue suficiente, a la vista de los escándalos monárquicos. El último, la exclusiva que apunta a un pago de más de 26 millones de pesetas a Bárbara Rey por parte del Gobierno de España para comprar el silencio de la ex vedette y evitar que difundiera unas presuntas grabaciones comprometidas entre ella y el monarca. El último, pero no el único escándalo.

1 "Lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a suceder" (2012) 

El Rey Juan Carlos entonó el mea culpa "El Rey Juan Carlos entonó el mea culpa"

"Botsuana, ¡contigo empezó todo!", podríamos resumir parafraseando a Piqué. Y es que fue aquí donde, posiblemente, se dio el principio del fin de Juan Carlos de Borbón como rey de España. 

Hace ya cuatro años de aquel vergonzante episodio en el que el rey pronunciaba estas palabras al salir de la clínica en la que había estado ingresado tras llegar en un jet privado desde Botsuana y ser intervenido quirúrjicamente de una fractura de cadera producida mientras cazaba elefantes (un animal en peligro de extinción entre otras razones por los safaris de caza como en el que estuvo el rey, el cual costó nada menos que 45.000 euros). Así pues, a la bochornosa imagen del rey apareciendo en muletas y con expresión de tristeza pidiendo perdón, se sumaba la indignación por la desorbitada cantidad de dinero que gastó en dos semanas de ocio y por promover la caza de un animal que está cerca de desaparecer.

Si hace diez años el meme real por excelencia era aquel "¿Por qué no te callas?" del rey a Hugo Chávez, haciendo que algunos se sintieran orgullosos de la osadía de su monarca ante el líder bolivariano, sólo cinco años después la tónica del meme cambiaba radicalmente: "Lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a suceder". La ejemplificación de la drástica caída de la popularidad real.

2 "Lo que os gusta es matarme y ponerme un pino en la tripa todos los días en la prensa" (2011)

Ocho operaciones en cuatro años desembocaron en enfrentamientos con la prensa "Ocho operaciones en cuatro años desembocaron en enfrentamientos con la prensa"

La salud del rey también fue de por sí un escándalo que ocupó portadas y telediarios durante varios años del final del reinado. Y es que en menos de cuatro años, el rey tuvo que pisar hasta ocho veces el quirófano. Pero Juan Carlos no llevó bien lo mediatizado de su estado de salud, y lo dejó patente en numerosas respuestas a la prensa. Si en una ocasión respondió sin parar el coche con un sarcástico "muy mal, muy mal, muy mal" ante la pregunta de una reportera acerca de su salud, en otra ocasión, directamente, declaró que "lo que os gusta es matarme y ponerme un pino en la tripa todos los días en la prensa".

3 La ajetreada vida amorosa de Juan Carlos de Borbón

Boda entre Juan Carlos I y Doña Sofía "Boda entre Juan Carlos I y Doña Sofía"

Como decíamos al comienzo, estos días ha sido noticia Bárbara Rey por haber tenido, presuntamente, un affair con el ex monarca español y, además, haber cobrado más de 26 millones de pesetas del erario público (mediante el CNI, la CIA española) y habérsele prometido hasta 500 millones. Y es que, según apuntan las informaciones, la actriz y vedette tendría unas grabaciones comprometidas con el monarca.

Pero ésta no es la primera amante que se le adjudica al rey, pues ha llegado a tener -siempre presuntamente- casi más amantes que operaciones médicas.

1. Julia Steinbusch

La joven alemana que envió tuits a Pedro J. diciéndole "tus cartas son como un buen polvo: largo, satisfactorio, sensual... Y después siempre quiero más y más y..!", mientras éste estaba con Ágatha Ruiz de la Prada, estuvo relacionada con anterioridad a Juan Carlos I cuando ésta tenía apenas 30 años (y el rey 66). La revista Peoplellegó a asegurar que ésta acompañó al monarca en eventos como la Copa del Rey de Vela, corridas taurinas o carreras de Fórmula 1.

2. Corinna zu Sayn-Wittgenstein

La 'amiguita' del rey "La 'amiguita' del rey"

La consultora alemana ha sido la amante más famosa del rey e, incluso, desde El Español se hizo público el dúplex en el que Juan Carlos y Corinna habrían vivido en los Alpes suizos entre 2009 y 2012. Se trataba casi de una pareja oficial, de hecho, según algunas informaciones, el entonces monarca propuso a Corinna ser reina de España tras divorciarse de su esposa, Sofía

Sin embargo, y durante este affair, la pareja sufrió dos crisis, provocadas por presuntas infidelidades a su amante, primero con la empresaria mallorquina Marta Gayá y, más tarde, con "una mujer madura especializada en alcoholismo y drogadicciones que de vez en cuando acudía a programas de televisión y que fue presentada al rey por la hija de uno de sus mejores amigos de Barcelona", según el entorno de Corinna, quien recientemente apareció en los famosos papeles de Panamá.

3. Carmen Díaz de Rivera

Mano derecha de Adolfo Suárez durante la Transición, se le vinculó tanto al expresidente como al exmonarca. Sin embargo, la jefa de Gabinete de Suárez dio "calabazas" a ambos, como el propio Juan Carlos le dijo, según su diario: "Nadie me da calabazas como tú me das". Aunque, más adelante, parece que Díaz de Rivera no fue la única mujer en darle calabazas, a juzgar por las palabras del biógrafo personal de Diana de Gales (Lady Di), el cual relata cómo la princesa le comentó lo "horrorizada" e "incómoda" que se sintió por el comportamiento "extremadamente apasionado" de Juan Carlos, quien trató de coquetear con ella en 1987.

Además, La soledad de la reina, de Pilar Eyre, habla de los numerosos escarceos del monarca, muchos de los cuales fueron descubiertos por su esposa, la reina Sofía, tras lo que dejaron de dormir en la misma habitación. Según Eyre, la abuela del Rey ya advirtió a Sofía de que los españoles eran "muy malos maridos, y los Borbones ni te cuento".

4. Los hijos ilegítimos

Dos han sido las personas que han demandado al rey desde su abdicación en 2014 (y la pérdida de su condición de inviolable): Albert Solà e Ingrid Sartiau. Ambos, le han interpuesto una demanda de paternidad a Juan Carlos, siendo éstos resultado de diferentes infidelidades del monarca. Una prueba de ADN confirmó que ambos eran hermanos, y solicitaron una prueba de ADN del monarca, la cual se les ha negado. Finalmente, ninguna de las dos demandas prosperaron, aunque anunciaron que no se rendirán.

4 Falta de transparencia en las cuentas reales (2012, 2013)

Vivir a cuerpo de rey "Vivir a cuerpo de rey"

Hace cuatro años se descubrió que Juan Carlos había recibido una herencia de más de dos millones de euros por parte de su padre y se elucubró sobre que dicha fortuna no había sido declarada al fisco, sino que se encontraba en Suiza. Ante estas acusaciones, y pese a que llegaron al Congreso, la Casa Real no dio explicaciones más allá de que se utilizó el dinero para pagar "obligaciones y deudas contraídas por los condes de Barcelona", así como en "gastos determinados".

Pero es que un año antes, en 2012, el prestigioso New York Times publicó la fortuna de Juan Carlos: Ni más ni menos que 1.800 millones de euros. Otras cifras, aportadas por Forbes y Eurobusiness, apuntan a cifras similares. La pregunta, ya que el sueldo anual del rey es de unos 8 millones de euros, era clara: ¿De dónde surgió todo este dinero? Una pregunta, aún, sin respuesta, dada la opacidad de las cuentas del monarca, quien no está obligado a revelar su patrimonio (al contrario que ministros, altos cargos y diputados).

5 Misteriosa muerte de su hermano Alfonso (1956)

Secretismo sobre la muerte de Alfonso de Borbón "Secretismo sobre la muerte de Alfonso de Borbón"

Aunque ya dijimos que todo comenzó con el accidente en Botsuana, también pudimos comprobar con el tema de sus amantes que la tortuosa vida de Juan Carlos no había comenzado, ni mucho menos, en 2012. Ahí fue tan sólo cuando todo, a chorro, fue saliendo de forma estrepitosa.

Pero ya en la década de los 50, cuando Franco aún estaba lejos de morir, Juan Carlos protagonizó su primer escándalo cuando sólo tenía 18 años: En las vacaciones de Semana Santa de la familia en Estoril (Portugal), fallecería su hermano pequeño, Alfonso, en presencia suya. Aunque la información oficial que se difundió aquel día apuntaba a que había muerto tras dispararse accidentalmente en la cabeza con la pistola que estaba limpiando, la versión más aceptada hoy es que fue el propio Juan Carlos quien, accidentalmente, asestaría al pequeño Alfonso, de 14 años, el disparo mortal.

Debido al secretismo y las contradicciones de las versiones del ya de por sí opaco régimen franquista con el tema, además de la desaparición del arma homicida (la cual Juan de Borbón diría que él mismo había lanzado al mar), los rumores y las conspiraciones de asesinato rápidamente surgieron en España. Hasta que en 2015, ya con Juan Carlos como inviolable, el ex coronel Martínez Iglesias denunció al ex monarca por asesinato de su hermano. Según él, tenía pruebas de que había sido un asesinato ideado por Franco para asegurarse de que Juan Carlos fuera el rey de España y no Alfonso, quizá porque veía en este último una persona más inteligente y difícilmente manejable (era apodado en la familia como "el senequita").

6 "El general Franco es un ejemplo y tengo por él gran afecto y admiración" (1970)

Juan Carlos, admirador del Generalísimo "Juan Carlos, admirador del Generalísimo"

Probablemente, de los seis puntos, fue éste el más hiriente (y el que menos escándalos suscitó): Juan Carlos, con 32 años, hablando en francés para la televisión suiza, alabando a Francisco Franco.

Corría el año 1970 y la dictadura vivía sus últimos años. Por entonces, Juan Carlos llevaba 22 años viviendo alejado de su familia y bajo la tutela del dictador en Madrid. De esta forma, con el advenimiento de la democracia, cinco años después, Juan Carlos de Borbón sería un franquista convencido. Al menos eso es lo que se intuye (aunque no es muy necesario leer entre líneas, pues es meridianamente claro) de la entrevista que concedió en la Zarzuela y en la que aseguraba que Franco salvó a España de la "crisis de 1936" (es decir, de la Guerra Civil que el propio Franco comenzó) y sacó al país de la Segunda Guerra Mundial. Además, defendió la gestión del "general Franco", quien "sentó las bases para el desarrollo" y cuyo "servicio patriótico por España" era un "ejemplo viviente" para el joven Juan Carlos.

Comentarios