Los zapatos diseñados por Katy Perry han sido retirados al considerarse racistas

Los zapatos diseñados por Katy Perry han sido retirados al considerarse racistas

La cantante californiana ha desatado la polémica por su nueva línea de zapatos.

Música Víctor Mopez Víctor Mopez 13 Febrero 2019 12:35

Multitud de cantantes de éxito encuentran otras formas de negocio más allá de la música. La fama y un nombre potente asegura, más o menos, un negocio seguro con una marca capaz de asegurar un buen puñado de dinero. Conocemos multitud de ejemplos de artistas que han lanzado colonias, líneas de ropa o de maquillaje. En este caso, no obstante, el resultado no ha sido el esperado.

Katy Perry se ha convertido en objeto de multitud de críticas tras lanzar al mercado unos zapatos considerados racistas. La intérprete de 'Dark horse' firma un par de sandalias bajo el nombre de 'The Rue' y 'The Ora'. El diseño se basa en lo que se supone que es la cara de la cantante, una en tono claro y otra en tono oscuro. Ha sido esta la que se ha convertido en objeto de la polémica por recordar al "blackface".

Los polémicos zapatos de Katy Perry "Los polémicos zapatos de Katy Perry"

Ante las críticas recibidas, la cantante se ha visto obligada a retirar sus zapatos del mercado. A través de de un comunicado recogido por CNN, Perry ha expresado su "tristeza" porque los zapatos "hayan sido comparados con imágenes dolorosas que han recordado al 'blackface'". Según asegura la cantante, los zapatos están inspirados en el "arte moderno y surrealista", por lo que ni su intención ni la de su equipo era "hacer daño a nadie". No obstante, finalmente se ha decidido "retirar los zapatos inmediatamente" de su web, mientras las tiendas que lo vendían han procedido a hacer lo mismo.

Acusaciones de racismo contra Katy Perry

No es la primera vez que Katy Perry se ha de enfrentar a acusaciones de racismo. En 2013, la cantante se subió al escenario para actuar vestida de geisha, lo que despertó numerosas denuncias acusándola de apropiación cultural. La siguiente polémica llegó con el videoclip 'This is how we do', donde lucía trenzas típicas del peinado africano.

Superadas estas controversias, Katy Perry confesó haber comprendido los juicios a los que fue sometida. Esta iluminación, según sus palabras, inspiraron buena parte de su último disco, 'Witness'. Ahora, la sombra del racismo ha vuelto y, quizás también, la del mal gusto.

Comentarios