Buscar
Usuario

Noticias

El youtuber Mr. Granbomba, que deberá pagar 500.000 euros de fianza por el 'caranchoa', se defiende: "No puedo más"

Sergio Soler, el que fuera agredido por un repartidor luego de llamarle 'caraanchoa', acudió a Espejo Público para defenderse.

Probablemente la agresión del repartidor Ricardo Osorio al youtuber Mr.Granbomba pudo ser uno de los episodios más virales del pasado año 2016, y el asunto aún sigue candente. Luego de que España se dividiera entre los que justificaban la agresión y los que no, el repartidor fue condenado a una irrisoria condena de treinta euros por un delito de lesiones leves por el golpe al youtuber, mientras que el proceso judicial contra el creador audiovisual seguía su curso.

Ahora, Sergio Soler, que así se llama el joven, se ve obligado a abonar una fianza de medio millón de euros al repartidor para "hacer frente a la responsabilidad civil derivada de una posible condena". Así lo dicta el auto del Juzgado de Instrucción de Alicante donde se está desarrollando el proceso judicial, barajándose unos costes y cifras completamente inabarcables para el creador audiovisual. 

Con todo esto, Soler ha decidido aparecer en televisión para pedir el final de lo que considera una vejación a su persona que ha llegado demasiado lejos. Siendo invitado por Susanna Griso a 'Espejo Público', Mr.Granbomba se ha sincerado sobre su situación actual, la que está alejada del mundo de YouTube y que le tiene con una deuda tremenda tanto social como económica por el vídeo del 'caraanchoa'.

"No puedo más"

Momentos previos a la agresión del repartidor "Momentos previos a la agresión del repartidor"

Sergio Soler ha aprovechado ir a televisión para defenderse de todo tipo de suposiciones que le han perseguido desde el mismo momento en el que subiera el famoso vídeo del 'caraanchoa'. Mr. Granbomba, que apenas un mes después del vídeo decidiera vender el canal de YouTube a la firma de gafas de sol Hawkers por una cuantía de unos 15.000 euros, actualmente vive separado de YouTube, sufriendo aún repercusiones de su vídeo con el repartidor.

Declarando que "no le ha quedado más remedio que venir a la tele", Soler afirma que ni mucho menos "se ha hecho millonario". Defendiéndose de críticas indicando que "las bromas de mal gusto eran interpretadas y pactadas", el punto clave de la entrevista ha llegado en el momento en el que Soler ha llevado a Antena 3 un vídeo que solo había visto hasta el momento el juez instructor del caso. 

En él,Mr.Granbomba reconoce que solo le dijo una vez 'caraanchoa' al repartidor, incluso pidiendo perdón antes de la agresión. Enseñando el vídeo a la periodista Cristina Fernández a la vez que lo comentaba, Soler buscaba mostrar que la reacción del repartidor había sido completamente fuera de lugar, algo que hasta el momento no piensa el juzgado de Alicante que le pide 500.000 euros por el incidente.

"Todos tenemos derecho a una segunda oportunidad"

Mr. Granbomba en 'Espejo Público' "Mr. Granbomba en 'Espejo Público'"

Sergio Soler ha aparecido en televisión sobre todo para "defenderse". Lo que en inicio no era más que una broma con cámara oculta, ha desembocado en que el youtuber tuviera que dejar la plataforma, recibir críticas de un país entero o incluso tener un proceso judicial en su contra, hechos por los que finalmente ha decidido acudir a televisión.

Asumiendo Soler que "él es el primero que se ha equivocado", el youtuber buscaba en todo momento quitarle hierro a un género clásico de YouTube, el de las bromas de cámara oculta, las que defendía como "un 70% reales" y el resto con un acuerdo previo al vídeo. 

Lo único cierto en el asunto, es que la búsqueda de una mofa, de un chiste para la red, ha dejado a Soler sin canal en YouTube, con una mala fama difícil de remontar e incluso inmerso en un auto judicial que de momento tiene visos de acabar mal para él. Ahora aparecer en televisión puede ser el inicio de un perdón del creador audiovisual que desde luego se muestra arrepentido. 

Artículos recomendados

Comentarios