YouTube podría estar convirtiéndose en "un escaparate de pedófilos"

YouTube podría estar convirtiéndose en "un escaparate de pedófilos"

La subida a la plataforma de streaming de contenido pedófilo por parte de un usuario brasileño ha hecho activar todas las alarmas.

Tecnología Luis Mesa Luis Mesa 29 Diciembre 2017 13:55

La inmensidad de internet es algo incontrolable. Frente a los grandes beneficios que aporta a la sociedad de la información la globalidad de la red, en otras ocasiones el acceso a internet puede ser el germen de más de un delito. Encabezando estas malas prácticas está la pedofilia en la red.

Sobre esto ha avisado el prestigioso diario inglés The Times, poniendo en alerta a la plataforma de vídeo en streaming YouTube. Según el tabloide británico, este servicio se puede llegar a convertir en un "escaparate para pedófilos", todo debido a un suceso desagradable en manos de un pedófilo brasileño.

Tras una ardua investigación del tabloide británico se detectó que este pedófilo, reconocido por las autoridades canadienses y americanas, volvía a subir contenido pornográfico con menores a la red desde un canal que ya había sido intervenido anteriormente. Bajo el nick de 'Horny Pastor', esta cuenta subía cinco vídeos nuevos, donde además se jactaba el usuario de que tenía muchísimo más contenido para difundir tanto en el propio vídeo, donde dejaba su usuario de Telegram para poder recibir más mercancía pedófila, así como al propio periódico, ya que desde la redacción se contactó con el brasileño fingiendo estar interesados en su contenido.

Con frases tales como "tengo ropa interior nueva", o incitando a promocionar los vídeos con títulos tales como "Nancy de 12 años de edad haciendo twerking con un traje gris", de nuevo la pedofilia entraba en YouTube sin excesivo problema, indexándose en las bases de datos de la plataforma. 

YouTube trabaja tras denuncias

Notificación de un vídeo retirado de YouTube por inflingir normas "Notificación de un vídeo retirado de YouTube por inflingir normas"

Hay ocasiones donde todo internet no puede vigilarse. Este es el caso de YouTube, que defiende que recibe cerca de 100 horas de vídeo por segundo. Teniendo empleados en todo el mundo encargados de revisar contenido, junto a herramientas de software para complementar la labor de los técnicos, lo cierto es que es imposible de vigilar tanta cantidad de archivos.

Ante esto, YouTube funciona a través de denuncias de la comunidad. En el caso de recibir una reclamación de usuarios denunciando alguna irregularidad, ahí sí actúa de lleno la compañía de Google. En caso contrario, el rastreo en más de una ocasión puede quedarse corto, y ver como vídeos que inciten la pedofilia o el terrorismo aparezcan en la plataforma incluso generando ingresos con sus visualizaciones. 

De hecho, un portavoz de YouTube reconocía recientemente en una entrevista en el diario ABC que la compañía estaba contratando más empleados para estos tipos de controles, pero que la labor nunca es suficiente. 

Sobre esta polémica que ha acabado hasta en el Parlamento Británico, YouTube ya ha borrado los seis canales susceptibles de tener pedofilia en su interior, al mismo tiempo que resaltan que el ritmo de retirada de vídeos con contenido inapropiado es muy alto. Sin embargo, casos como estos solo demuestran que aún sigue siendo sencillo cometer determinados delitos en la red, y que pese a que la tecnología avanza a un ritmo tremendo, la pedofilia puede seguir campando a sus anchas en internet.

Comentarios