Buscar
Usuario

Cine

La bofetada de Will Smith a Chris Rock en la gala de los Oscar por un chiste de mal gusto

El actor abofeteó al humorista en pleno directo debido a un chiste sobre la alopecia de su esposa, algo que impactó a todos los asistentes a la gala.

La bofetada de Will Smith a Chris Rock en la gala de los Oscar por un chiste de mal gusto

Por su condición de favorito al Oscar, Will Smith estaba llamado a ser uno de los protagonistas de la noche. Y al final, a pesar de resultar ganador como Mejor Actor por si papel en la película 'El método Williams', ha acabado siendo el centro de todas las miradas pero por otros motivos. Unos 10 minutos antes de recibir el premio, el actor se ha levantado en medio de la gala, se ha dirigido al escenario y ha dado una bofetada a Chris Rock, cómico estadounidense que estaba en ese momento presentando un galardón.

El motivo del altercado ha sido una broma que Rock había hecho sobre la esposa del actor, Jada Pinkett Smith, que estaba en el patio de butacas sentada junto a su marido con la cabeza rapada. En concreto, el cómico dijo que la veía participando en la secuela de 'La Teniente O'Neill' (1997), película en la que Demi Moore interpreta a una soldado.

El problema es que el look rapado de la esposa de Will Smith no era una simple cuestión estética sino por la alopecia que sufre. La actriz, además, en los últimos meses ha dado visibilidad a un problema muy invisibilizado en las mujeres.

El momento del manotazo, visto ante millones de espectadores e inmortalizado ya para el futuro de los Oscars, ha parecido por un momento que estaba preparado. Pero entonces el actor ha vuelto a su sitio y le ha gritado "Mantén el nombre de mi mujer fuera de tu puta boca".

De hecho, ha llegado a decir la frase en dos ocasiones, algo que ha hecho saltar todas las alarmas puesto que de ser un gag preparado, una cadena como la ABC no incluiría nunca una palabra como "fucking" en la escena: "Keep my wife's name out of your fucking mouth", dice la frase en inglés.

Se llevó el Oscar y pidió perdón

Una vez producido, el momento quedaba ya para la historia. Poco importaba ya quién se llevara el premio a Mejor Película porque el público seguía en redes sociales comentando aún lo sucedido. Tras la bofetada, Smith abandonó el teatro y la gala hizo un corte para publicidad.

Cuando volvieron de los anuncios, Smith continuaba sentado en su silla en el patio de butacas y las miradas estaban puestas ya en ver si se hacía finalmente con el Oscar a Mejor Actor, como aseguraban todas las quinielas, y hacía algún tipo de referencia a lo ocurrido.

Y así ha sido. En su discurso de agradecimiento, lleno de lágrimas y visiblemente emocionado, Smith ha pedido perdón a la Academia y a los nominados, aunque al mismo tiempo ha tratado de justificar su comportamiento: "Richard Williams era un valiente defensor de su familia", decía en referencia al papel por el que ha ganado el Oscar.

"En este momento de mi vida, estoy superado por lo que Dios me invita a ser y a hacer en el mundo. En este negocio a veces tienes que soportar que la gente te insulte y te falte el respeto y tú has de sonreír y decir que todo está bien", añadía.

"Quiero ser embajador del amor. Quiero pedir disculpas a la Academia y al resto de los nominados. Es un momento precioso; mis lágrimas no son por ganar el Oscar, sino por arrojar luz a todo el reparto de 'El método Williams'. El arte imita a la vida, y yo he parecido el padre zumbado. El amor te hace hacer cosas increíbles. Espero que la Academia me vuelva a invitar", ha concluido.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar