Buscar
Usuario

Noticias

La viuda de un concejal asesinado por ETA pide una oportunidad para los arrepentidos

Mari Carmen Hernández ha participado en 'encuentros restaurativos' y ha hablado con etarras que han abandonado la banda terrorista.

Mari Carmen Hernández vivió el terrorismo de ETA en primera persona cuando la banda asesinó a su marido, Jesús María Pedrosa concejal del PP en Vizcaya, el 4 de junio del año 2000. Recibió una llamada en la que le comunicaban que su marido había sido asesinado, pero Mari Carmen asegura que ya lo sabía porque había escuchado por la radio que ETA había asesinado a un edil del PP. Supo que era él porque llevaban meses haciéndoles la vida imposible. Sin embargo, 18 años después ya les ha perdonado

La rabia y el rencor que Mari Carmen sentía por el asesino de su marido, que murió cuando transportaba una bomba, se transformaron poco a poco en "perdón" hacia los etarras que "han mostrado un arrepentimiento real con las víctimas". Su acercamiento a estos comenzó en 2011 cuando participó en un programa de 'encuentros restaurativos' que se llevó a cabo en una cárcel de Álava. Allí presos etarras que habían desertado de la banda se veían cara a cara con las viudas, hijos, hijas y familiares de los asesinados. El proposito de este proyecto era que quienes habían asesinado pidiesen perdón a los familiares de las víctimas. 

Mari Carmen Hernández "Mari Carmen Hernández"

El encuentro con el asesino no fue posible porque había muerto, pero sí pudo hablar con otros presos que habían matado a otras personas y que a su vez los familiares de la víctima habían rechazado encontrarse con ellos. Y es que como cuenta Mari Carmen estos cara a cara necesitan meses de preparación psicológica. Ella pudo hablar con uno de los exetarras más conocidos, Iñaki Rekarte, quien estaba al frente del comando en Santander y quien mató a tres personas. "Me valió su arrepentimiento. Me valió porque hizo una profunda reflexión sobre cómo había llegado a ese arrepentimeiento y creo que todo el mundo tiene derecho a una segunda oportunidad en la vida", explica Mari Carmen. 

"Nada que hablar" con quienes gritan 'Gora ETA'

"El odio engrenda odio y ese no es el futuro que queremos. Mis hijas han vivido en asesinato de su padre, ahora trato de contárselo a mis nietos de tal manera que ellos no odien", asegura Mari Carmen a RTVE. Para esta mujer resulta primordial explicar que en el País Vasco "es necesario cerrar heridas sangrantes y con odio no es posible". Aunque también quiere dejar claro que no todos los etarras merecen una segunda oportunidad, ya que considera que quienes salen de la cárcel y gritan 'Gora ETA' no están arrepentidos de nada. "Con esos nada que hablar", apunta. 

Para Mari Carmen el último comunicado que ETA ha lanzado sobre su disolución definitiva es lamentable ya que "no han sido capaces de pedir perdón a los casi 900 muertos que deja ni a los miles de heridos". Además siente "una gran tristeza" porque les "han destrozado la vida y ahora pretenden dar lecciones y se atreven a utilizar palabras como honestidad y justicia en sus comunicados", señala. 

Iñaki Rekarte durante una entrevista en 'Salvados' "Iñaki Rekarte durante una entrevista en 'Salvados'"

En cuanto al acercamiento de los presos hacia el País Vasco, Mari Carmen se muestra a favor de la propuesta porque considera que las madres de estos también son víctimas al no poder visitar a sus hijos que están en otras comunidades españolas. Aunque sostiene que no se "puede admitir" el relato que mantiene ETA sobre "una guerra de dos bandos", aboga por un "relato justo" ya que cree que hubo víctimas de la "violencia policial" por parte de los GAL.

Este es el discurso que mantiene Mari Carmen  y que traslada a los alumnos de la ESO, Bachillerato y Universidad porque "hay que contar la historia para que puedan hacer una reflexión. Tienen que saber lo que ha pasado"

Artículos recomendados

Comentarios