Una orden de búsqueda y captura por violación impide a Cristiano Ronaldo viajar a EEUU

Una orden de búsqueda y captura por violación impide a Cristiano Ronaldo viajar a EEUU

El supuesto hecho se produjo en 2009; desde entonces se le acusa de violación contra una joven en Las Vegas.

Noticias Chris P. Solórzano Chris P. Solórzano 21 Marzo 2019 16:45

La Juventus de Turín ha cambiado de planes antes de viajar a Estados Unidos, pues allí debían disputar un partido de la International Champinos Cup. Cristiano Ronaldo, la estrella del equipo, ha sido acusado de violación y si llegá a desembarcar en el país americano será detenido inmediatamente.

Todos los detalles que han trascendido y la defensa de Ronaldo

De momento no podrá volver a comer hamburguesas en La Gran Manzana "De momento no podrá volver a comer hamburguesas en La Gran Manzana"

Según The New York Times, el deportista invitó a entrar al Jacuzzi a Kathryn Mayorga mientras se alojaba en un conocido hotel de Las Vegas. La cosa fue más lejos. Ronaldo se acercó a la joven, se desnudó e intentó que la chica le practicara sexo oral. Mayorga afirma haber recibido 375.000 por su silencio.

El jugador de la Juventus desmientió de forma rotunda esta acusación el pasado mes de octubre de 2018: "Niego firmemente las acusaciones que se han lanzado contra mí. La violación es un crimen abominable que va en contra de todo lo que soy y en lo que creo".

No es el único famoso al que le ha pasado

La banda en la actualidad "La banda en la actualidad"

En 2017 pudimos ver cómo al grupo español Medina Azahara le prohibieron el paso al país encabezado por Donald Trump. Esto sucedió porque en el cuestionario previo a viajar (el ESTA) aparece una pregunta que reza lo siguiente: "¿Alguna vez cometió fraude o mintió para obtener o ayudar a otros a obtener una visa o entrada a los Estados Unidos?". A esta cuestión respondieron por error que sí. De esta manera, la banda no podrá pisar (de momento) suelo norteamericano.

Se trata de un caso muy diferente al de Cristiano Ronaldo, sin duda, pero demuestra que la Administración norteamericana es implacable en el control del acceso a personalidades que, a sus ojos, resultan controvertidas.

Comentarios