La vida de ensueño de González en Colombia: mansiones, yates y suites a costa de todos

La vida de ensueño de González en Colombia: mansiones, yates y suites a costa de todos

El expresidente de la Comunidad de Madrid vivió toda una vida de ensueño a costa del presupuesto del Canal de Isabel II.

Política Adrián Parrondo Adrián Parrondo 15 Mayo 2018 12:23

El expresidente del Canal de Isabel II, Ignacio González, no escatimaba en lujos a la hora de desplazarse por todo el mundo. Un ejemplo: sus viajes a Colombia, acompañado de sospechosas bolsas blancas, en los que vivía toda una vida de ensueño en su mansión con todo tipo de lujos en la ciudad de Cartagena de Indias. ¿Quién pagaba todo? El contribuyente.

En Los Replicantes ya publicamos su envidiable vida en España, pero no hicimos mención a su vida en el extranjero para realizar ciertos negocios, cuanto menos, sospechosos, según ha relatado el juez Garcia Castellón.

El caso Colombia se remite al año 2008. El entonces vicepresidente del gobierno regional fue grabado paseando por las calles de Cartagena de Indias acompañado de Edmundo Rodríguez Sobrino y portando sospechosas bolsas blancas. 

Las grabaciones formaban parte de la trama de espionaje que creció en el seno del Partido Popular y que, supuestamente, fue financiada con dinero público. El encargo habría partido de Francisco Granados, eterno enemigo de González para suceder a Esperanza Aguirre en la Puerta del Sol. Estas son las imágenes:

La versión oficial que ofreció la expresidenta fue la siguiente: González se dirigía a la playa y portaba una bolsa cargada de chanclas y toallas. El asunto no continuó, aunque llamaba la atención que González entrara en una vivienda con las bolsas y saliese sin ellas. El magistrado considera que aquel gesto pudo suponer el pago de una mordida por la gestión de Inassa, filial del Canal de Isabel II en el país latinoamericano.

La mansión se alquiló junto a varias habitaciones de hotel

Nadie conoció el motivo real del viaje, que supuestamente se realizó con motivo de unas idílicas vacaciones con unos amigos. Sin embargo, el grupo alquiló una inmensa mansión de lujo y varias habitaciones de hotel a costa del contribuyente. El alquiler de una infraestructura tan grande llama la atención para un viaje de estas características.

El viaje. según los correos electrónicos y las facturas intervenidas por la Guardia Civil, corrió a cargo del contribuyente. A razón de 1.500 dólares la noche, lo que supone un total de 4.500 euros. Esa mansión se encontraba a pocos metros del hotel Sofitel Santa Clara en el que se alojaron en Cartagena y en el que fueron grabados en las mencionadas secuencias, tal y como revela la Cadena Ser.

Edmundo Rodríguez Sobrino también participó en la trama y formaba parte de la comitiva que viajó a Colombia "Edmundo Rodríguez Sobrino también participó en la trama y formaba parte de la comitiva que viajó a Colombia"

El escrito de la reserva al que ha accedido la Cadena Ser se realizó de manera confidencial, por un período de cuatro días del que solo aprovecharon tres: "Hola. creo que ya consignamos todo. $4.500 correspondientes a las noches del 29, 30 y 31 de agosto, ya que el primero de septiembre no dormirán allí, salen a primera hora. Mañana te envío el comprobante de la consignación. Un abrazo y gracias por tu ayuda", concluye.

A esta, prueba, se une otro escrito en el que se relata lo siguiente:  "Don Edmundo. Adjunto toda la informacion que tengo en el correo relacionada con su viaje realizado del 29 de agosto al 3 de septiembre de 2008 (...) Todo lo relacionado con las reservas del hotel en Bogotá, Club El Nogal y la casa en Cartagena los dejé corrdinados antes de mi viaje, ya que en mi ausencia no dejé a nadie de Inassa encargado del tema debido a la confidencialidad de la visita. Con respecto a las reservas en el Hotel Santa Clara de Cartagena, estas fueron hechas desde España".

La comitiva también aprovechó el viaje para alquilar un yate con el que recorrer Cartagena de Indias, a costa de Inassa. Los papeles incautados a Edmundo Rodríguez Sobrino también revelan que, en la siguiente parada, Ignacio González eligió una Suite Junior para alojarse.

Comentarios