Buscar
Usuario

Ciencia

Una vacuna consigue neutralizar el coronavirus en ratones

La vacuna ha conseguido generar anticuerpos específicos para el coronavirus en cantidades consideradas como suficientes para neutralizar el virus.

Una vacuna consigue neutralizar el coronavirus en ratones

Una vacuna ha demostrado generar una respuesta inmune capaz de neutralizar el coronavirus del Covid-19 en ratones. Los datos de este estudio han aparecido publicados en la revista EBioMedicine y suponen un avance muy importante en el control definitivo de esta enfermedad.

Los científicos de la Facultad de medicina de la Universidad de Pittbsurh (EE.UU.) aseguran que la actual vacuna, administrada a través de un parche del tamaño de la punta de un dedo, es capaz de generar anticuerpos en cantidades suficientes para neutralizar el SARS-CoV-2, el nuevo coronavirus. A falta de conocer resultados a largo plazo, se prevé que la inmunización dura un año, lo que permitiría incluir esta vacuna, al igual que la gripe, en el calendario estacional.

El artículo es el primer estudio revisado por pares en el que se describe una vacuna candidata para combatir al coronavirus, después de las críticas que han recibido los anteriores estudios.

Los investigadores se han valido de los conocimientos adquiridos en las primeras epidemias de coronavirus, es decir, el SARS-CoV de 2003 y el MERS-CoV de 2014. Amvos patógenos fueron entonces controlados con éxito: "Nos enseñaron que una proteína en particular, llamada proteína de pico, es importante para inducir inmunidad contra el virus. Sabíamos exactamente dónde combatir este nuevo virus", ha asegurado el coautor principal del estudio, Andrea Gambotto. Además, ha añadido: "Por eso es importante financiar la investigación de vacunas. Nunca se sabe de dónde vendrá la próxima pandemia".

El desarrollo de una vacuna contra el coronavirus se adelanta tras el último desarrollo "El desarrollo de una vacuna contra el coronavirus se adelanta tras el último desarrollo"

La vacuna, bautizada ya como PittCoVacc, abreviatura de Pittsburg Coronavirus Vaccine, cuenta con un enfoque más establecido que los proyectos anteriores y utiliza piezas de proteína viral hechas en laboratorio para construir la inmunidad frente al coronavirus. Con ello, se está empleando un procedimiento similar al de la vacuna contra la gripe que actualmente se emplea cada año.

La administración de la vacuna, además, cuenta con un enfoque novedoso respecto al resto de desarrollos. Para ello, se emplea la denominada como matriz de microagujas, un parche del tamaño de la punta de los dedos con 400 agujas diminutas que administran las piezas de la proteína de la espiga en la piel. Con esto, se consigue que la reacción inmune se potencie. Se trata de una tirita compuesta por agujas de azúcar y piezas de la proteína, que se disuelven en la piel durante la administración.

Fácil producción

El sistema propuesto en este estudio tiene otra ventaja: se puede hacer a gran escala con el objetivo de controlar el avance de la pandemia a nivel global. Tanto la administración, como la purificación de la proteína hasta la "fabricación de las células" se pueden realizar a niveles industriales y con bajo coste. Además, la vacuna ya producida no requiere tampoco de refrigeración, por lo que su transporte y distribución se facilita enormemente.

El desarrollo de esta vacuna es barato y no requiere refrigeración para su distribución "El desarrollo de esta vacuna es barato y no requiere refrigeración para su distribución"

El método para administrar la vacuna "es bastante indoloro, se siente como un velcro", señalan los impulsores de este estudio. Ahora, los investigadores esperan la autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) con el objetivo de comenzar los primeros ensayos clínicos en humanos.

El grupo que ha participado en este estudio establece plazos: "Las pruebas en pacientes generalmente requerirían al menos un año y probablemente más. Esta situación es diferente a cualquier cosa que hayamos visto hasta ahora, por lo que no sabemos cuánto tiempo llevará el proceso de desarrollo clínico. Las revisiones recinetemente anunciadas de los procesos normales sugieren que podríamos avanzar más rápido", han señalado.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados