Buscar
Usuario

Ciencia

Los avances en vacunas contra el cáncer ofrecen nuevos y esperanzadores resultados

Los ensayos preliminares para la inmunización del cáncer de mama, de colon y de cáncer ofrecen han reavivado el optimismo para combatir la enfermedad.

Los avances en vacunas contra el cáncer ofrecen nuevos y esperanzadores resultados

Ya van 3 décadas en las que las vacunas para prevenir el cáncer se sitúan en el punto de mira. El primer intento de inmunización se dio en 1980, año en el que se desarrolló la primera vacuna contra el cáncer basada en células tumorales.

En este caso, los científicos utilizaron dichas células autólogas para tratar el cáncer colorrectal. Una década más tarde, se identificó el antígeno 1 asociado al melanoma. Este descubrimiento de antígeno tumoral humano ofreció la posibilidad de hacer uso de antígenos tumorales en las vacunas contra el cáncer.

En 2010 se volvió a intentar con una vacuna para tratar el cáncer de próstata basada en células dentríticas. Su utilización fue un éxito. Tanto es así que, Xiawei y sus compañeros de la Universidad de Sichuan en China en la revista Journal of Hematology & Oncology, afirmaron que "demostró la viabilidad de las vacunas contra el cáncer y creó un gran entusiasmo en el campo de las vacunas contra el cáncer".

A pesar de estos grandes avances en la investigación de vacunas contra el cáncer para personas tendentes a padecerlo, en la actualidad esto sigue en fase de investigación preclínica y clínica. La utilización de antígenos asociados al tumor y también específicos del tumor son los factores principales para activar el sistema inmunitario del paciente.

De esta manera, la vacuna podría ser capaz de provocar tanto una inmunidad celular específica como una respuesta inmunitaria tumoral que impida el crecimiento del tumor o, incluso, erradicar las células tumorales. Ahora se están llevando a cabo ensayos sobre vacunas para cáncer de páncreas, cáncer de colon y cáncer de mama.

Avances en el cáncer de páncreas, colon y mama

Elizabeth Jaffee, doctora en la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos) explicó que en el cáncer de páncreas el primer cambio que experimentan las células para convertirse en malignas es, en su mayoría, la mutación del gen del cáncer, el KRAS y que a este le siguen otras mutaciones, concretamente 6, que impulsan el crecimiento del cáncer de páncreas en la mayoría de los pacientes.

Ante esto, Jaffe y su equipo buscan células inmunitarias, tolerantes al cáncer, para que busquen y eliminen las células cancerosas del páncreas. Con este fin, los investigadores de Hopkins han desarrollado una vacuna que entrena a los linfocitos T para que reconozcan las células con estas mutaciones y las mataran.

El primer ensayo de la vacuna se realizó en 12 pacientes con cáncer de páncreas en fase inicial y que ya habían sido tratados previamente con cirugía. Los pacientes con cáncer de páncreas se exponen a un gran porcentaje de riesgo de sufrir una reaparición del mismo que si ocurre es metástasica y mortal. Dos años después de vacunarse, ninguno de los pacientes que recibieron la vacuna ha tenido una recaída de la enfermedad.

El cáncer de colon también está siendo combatido por las vacunas. Robert Schoen y su grupo están tratando de prevenir los pólipos precancerosos de colon con una vacuna que estimula al sistema inmunitario. Esto funcionó en ratones, pero cuando lo probaron en 102 personas tan solo una cuarta parte presentaron una respuesta inmunitario, y tampoco hubo una reducción significativa de la tasa de reaparición de pólipos en el grupo.

La doctora Mary Disis y su equipo del Instituto de Vacunas contra el Cáncer de la Universidad de Washington también quieren prevenir el cáncer de mama en mujeres con variantes genéticos de alto riesgo. Estos descubrieron proteínas en células madre que se producían mucho más en las células cancerosas que en las que no lo eran.

Aprovechándose de ese dato, decidieron probar una vacuna que produjera esas proteínas en mujeres con cánceres avanzados. Esta vacuna no funcionó plenamente, pues no curó los cánceres, pero demostró que en las primeras fases de la enfermedad sí que podría proporcionar un tipo de respuesta inmunitaria útil.

Pese a esto, The New York Times ha revelado que el grupo de Disis tiene una vacuna capaz de atacar tres proteínas que se producen en cantidades altas en esas lesiones. El éxito de esta vacuna podría ser la clave para que las mujeres puedan renunciar a la quimioterapia o a la cirugía en el futuro.

Artículos recomendados

Artículos relacionados
Contenidos que te pueden interesar