Tres de cada diez españoles vive en riesgo de pobreza en España

Tres de cada diez españoles vive en riesgo de pobreza en España

2,6 millones de personas se encuentran en situación de pobreza severa mientras que la brecha entre pobres y ricos aumenta

Economía Adrián Parrondo Adrián Parrondo 26 Abril 2017 12:30

La situación económica de los españoles no es la más halagüeña posible. Pese a las constantes consignas que afirman que el país ha dejado atrás la crisis, los beneficios de esta mejora no se han hecho notar en la vida cotidiana de los ciudadanos: una de cada cuatro personas se encuentran en riesgo de pobreza en nuestro país y 2,6 millones de ciudadanos malviven en medio de la pobreza extrema.

Los datos son de 2015, pero han sido recientemente publicados por el INE (Instituto Nacional de Estadística). De ellos se desprende que la política llevada a cabo durante los peores años del estallido de la burbuja ha tenido poca incidencia en la calidad de vida de los ciudadanos: entre 2014 y 2015 tan solo varió un 1,9% el número de personas que dejó de ser pobre.

2,6 millones de personas se encuentran en situación de pobreza extrema "2,6 millones de personas se encuentran en situación de pobreza extrema"

A pesar de ese ligero aumento, los ingresos que indican quién es pobre y quién no lo es, aumentaron. Las estadísticas incluyen en este punto a las personas que se encuentran por debajo del 60% de la mitad de la renta media. Es decir, aumentaron los ingresos de los españoles, pero, aquí la trampa, no para todos: la desigualdad entre ricos y pobres subió durante todo el período estudiado.

Los datos han aportado un perfil medio de las personas más afectadas por la crisis económica: son parados, extranjeros fuera de la UE, jóvenes, sin pareja pero con hijos, con escasa formación y radicados en el sur de España, sobre todo en Andalucía. A pesar de este dato, el hecho de que los precios en otras regiones como Madrid sean más altos que en Andalucía pueden terminar por cambiar el sentido de esta información: la encuesta solo recoge el dinero percibido por cada empleado y no las diferencias en el índice de precios de cada autonomía. La tasa de pobreza puede consultarse en el siguiente mapa:

En rojo, las comunidades con más de un 20% de población pobre en amarillo, las que poseen enre un 10 y un 20% y en morado las comunidades que poseen una población pobre inferior al 10% "En rojo, las comunidades con más de un 20% de población pobre en amarillo, las que poseen enre un 10 y un 20% y en morado las comunidades que poseen una población pobre inferior al 10%"

Llaman la atención los casos de Andalucía, Castilla-La Mancha, Canarias, Ceuta o Extremadura, donde prácticamente el tercio de la población se mantiene en pobreza.

La mejora de la situación económica tampoco se nota en los ingresos que perciben los trabajadores. En 2011, peor año del crack bursátil, los hogares españoles recibían, de media, mil euros anuales más que en 2015. Por su parte, los ingresos medios se han mantenido sin prácticamente cambios. Por todo ello, por ejemplo, hasta cuatro de cada diez personas se ve incapaz de hacer frente a imprevistos o el 15% ve serias dificultades para llegar a fin de mes, frente al año anterior en el que se registró un 13%.

Todo ello aumenta el riesgo de pobreza extrema en nuestro país. En total, en España viven un total de 2,6 millones de personas que se ven privadas de cuatro necesidades consideradas básicas (en una lista de nueve): no tienen capacidad de afrontar gastos imprevistos, han sufrido retrasos en el pago de gastos de la vivienda principal o en compras a plazos, no pueden permitirse ir de vacaciones una semana al año, no pueden mantener la vivienda con una temperatura adecuada, no pueden permitirse una comida de carne, pollo o pescado cada dos días; y no pueden disponer de un automóvil, teléfono, televisor o lavadora.

La nacionalidad, edad, formación y situación laboral son claves

Menores de edad, extranjeros, sin formación o desempleados. Son los colectivos más vulnerables frente a la pobreza "Menores de edad, extranjeros, sin formación o desempleados. Son los colectivos más vulnerables frente a la pobreza"

Precisamente el desempleo, como no podría ser de otra manera, es uno de los puntos más destacados: prácticamente doblan su vulnerabilidad de caer en una situación de exclusión social frente al resto de la población. Además, frente a los jubilados (que han sido los que mejor han soportado la situación), cuadriplican su riesgo.

Los más vulnerables a esta situación son los que no han contado con la oportunidad de acceder a una educación superior: entre los que han ido a la universidad y los que cuentan con el graduado escolar, la brecha de pobreza se distancia en 20 puntos.

Y en cuanto a la nacionalidad, la brecha es mucho más acusada: frente al 18,8% de españoles pobres, el 51,1 de los extracomunitarios se encuentran en una situación económica que dista mucho de ser la más idónea. 

También es acusada la diferencia en torno a la edad. Los ancianos han sido los que mejor han soportado la crisis (muchos de ellos han tenido que sostener a toda una familia con su pensión). En concreto, el 14,4% de los mayores de 65 años viven en pobreza, una tasa que se dobla si atendemos a los datos de pobreza infantil: el 31,7% de los niños viven actualmente en riesgo de exclusión social, así como el 28,9% de ellos en riesgo de pobreza.

Una situación que, por el momento, parece estar lejos de solucionarse.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados