Dimite el presidente de Murcia entre acusaciones de corrupción

Dimite el presidente de Murcia entre acusaciones de corrupción

Pedro Antonio Sánchez había sido involucrado en la trama Púnica

Política Adrián Parrondo Adrián Parrondo 04 Abril 2017 11:08

Ni moción de censura, ni enrocamiento en el cargo. El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ha decidido dimitir por su propia voluntad  después de que el PP haya decidido retirarle su apoyo expreso tras haber sido imputado por los delitos de fraude, cohecho -aceptar sobornos- y revelación de secretos por su implicación en el Caso Púnica.

"Dimito únicamente pensando en lo que conviene a Murcia, convencido de que as´í, en este momento, también ayudo al presente y futuro de esta Región", ha asegurado el ya expresidente autonómico en una carta enviada a la presidenta de la Asamblea regional.

Pedro Antonio Sánchez había resistido su imputación por los delitos de prevaricación, fraude y malversación en el caso Auditorio. Sobre él pesaba una amenaza de moción de censura, un acuerdo tripartito entre PSOE, Ciudadanos y Podemos que a su juicio, ya estaba cerrado para desbancarle de la presidencia. "Tengo que hacer todo lo posible para evitar el tripartito y sus nefastas consecuencias", ha alegado en su carta de despedida.

Al parecer, la posible moción de censura ha sido vital para que haya tomado esta decisión. El PP, que vería mermado su poder autonómico, le ha exigido la salida para mantener a la región de Murcia en su control. Ahora será vital para ello la presentación de un gobierno alternativo que cuente con el beneplácito de Ciudadanos.

El expresidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ha sido acorralado por su posible implicación en varios casos de corrupción "El expresidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ha sido acorralado por su posible implicación en varios casos de corrupción"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha evitado pronunciarse por el momento sobre el asunto y ha dejado esta labor a su número tres, Fernando Martínez Maíllo. Por su parte, Sánchez ya ha convocado a su consejo de Gobierno para despedirse y justificar su marcha en todo un alarde de "responsabilidad para evitar" un gobierno tripartito alternativo.

Precisamente este miércoles y jueves se celebraba en el Parlamento regional la sesión de moción de censura contra el presidente, que podría haber derrocado a Sánchez por parte de la oposición. 

La sesión se habría avivado, además, por la reciente implicación que el juez Velasco le ha atribuido en el caso Púnica, donde le ha señalado por los delitos de fraude, cohecho y delito de revelación reservada. Si aún no está imputado es por su condición de aforado, algo que perderá si abandona la cámara autonómica.

Si prospera la imputación en la Púnica, Pedro Antonio Sánchez se vería encaucado en dos tramas de corrupción distintas, puesto que está siendo ya investigado por las supuestas irregularidades que se cometieron en la construcción de un equipameitno cultural en Puerto Lumbreras, localidad de la que el político fue alcalde.

Comentarios