Buscar
Usuario

Vida

La UEFA no iluminará el Allianz Arena con la bandera LGTBI en el Alemania-Hungría y se declara "neutral"

Hungría se erige como uno de los países más hostiles para la población LGTBI, sobre todo desde que llegó Viktor Orbán a la presidencia.

La UEFA no iluminará el Allianz Arena con la bandera LGTBI en el Alemania-Hungría y se declara "neutral" La UEFA no iluminará el Allianz Arena con la bandera LGTBI en el Alemania-Hungría y se declara "neutral"

Foto: Prensa Allianz AllInclusion Day

La UEFA ha anunciado que rechaza la propuesta del alcalde de Múnich, Dieter Reiter, que había propuesto iluminar con los colores de la bandera LGTBI, el arcoíris, el estadio Allianz Arena de la ciudad durante el encuentro entre Alemania y Hungría, en apoyo a la causa LGTBI. Hungría es uno de los países en los que se existe mayor persecución y discriminación hacia el colectivo por parte del Gobierno de Viktor Orbán.

La UEFA argumenta que ha propuesto "fechas alternativas que se alienan mejor con los eventos existentes", pero nadie olvida el simbolismo del gesto para una comunidad discriminada fuertemente dentro de la Unión Europea y que, además, no hubiera implicado un gran esfuerzo en llevar a cabo. Las presiones han podido con el veto a una campaña a favor de los derechos humanos.

Todo surgió después de que la UEFA investigara a Manuel Neuer, capitán del bando germano, por utilizar una bandera arcoíris y que el Reiter, nombre germano del Ayuntamiento de la ciudad, expusiera la petición del estadio "motivada por una decisión política que ha sido tomada por el parlamento húngaro", expone la UEFA.

Todo lo que calla la UEFA

La UEFA habla sobre la decisión en abstracto, pero no concreta. Esa decisión se trata, en realidad, de la orden del Gobierno de ultraderecha de Orbán, que vetará en los colegios cualquier tipo de taller escolar, libro y película que aborde cuestiones de género o sexo. Así lo considera en casos como, por ejemplo, la famosa saga de 'Harry Potter'.

Y no es la única producción que enfrenta la censura. Cualquier tipo de publicidad en la que aparezcan personas homosexuales o transgénero como personas normales también serán completamente eliminadas o, directamente, se prohibirá la exhibición completa de la producción. El objetivo: controlar al máximo qué contenidos consume la población, evitando cualquier normalización de la comunidad LGTBI.

La UEFA, por su parte, asegura que ha realizado campañas sobre la necesidad de concienciar a la gente "de que el fútbol es para todos, sin importar quiénes son, de dónde vienen y cómo juegan". Y añaden: "El racismo, la homofobia, el sexismo y todas las formas de discriminación son una mancha en nuestras sociedades, y representan uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el fútbol hoy en día".

Sin embargo, añade que se muestra "política y religiosamente neutral" y que "dado el contexto político", "rechaza la solicitud". Sin embargo, el Allianz sí podrá iluminarse el 28 de junio, Día de la Liberación de Christopher Street, o entre el 3 y 9 de julio, semana del Christopher Street Day, en Múnich. En estos casos, sí que estará permitido.

Artículos recomendados

Comentarios