Ana Botella pagó 60.000 euros para blanquear su imagen en redes, según la Guardia Civil

Ana Botella pagó 60.000 euros para blanquear su imagen en redes, según la Guardia Civil

Un empresario de la trama Púnica habría intentado mejorar la reputación de la exalcaldesa de Madrid en Internet.

Política Christopher Mackenzie Christopher Mackenzie 11 Diciembre 2017 13:28

Ana Botella fue una alcaldesa muy controvertida y odiada. Su popularidad y su imagen estaba dañada debido a su política de recortes, a sus comentarios fuera de lugar sobre los homosexuales y, sobre todo, por su incapacidad para gestionar la crisis del caso 'Madrid Arena', ya que estuvo en un spa lujoso en Portugal durante este horrible suceso y mostró su total pasotismo hacia las víctimas mortales.

Esta imagen negativa se trasladaba a las redes sociales (Twitter, Facebook, Youtube...), donde la mayoría de las búsquedas y los 'top ten' no hablaban precisamente bien de la exalcaldesa. La Guardia Civil entregó el pasado mes de noviembre un informe sobre las presuntas irregularidades que se cometieron en el Ayuntamiento de Madrid durante su legislatura. 

Supuestamente, el consistorio madrileño gobernardo por el Partido Popular contrató a un empresario ahora investigado por la trama de corrupción Púnica para mejorar la imagen de Botella en 2013. El imputado es Alejandro de Pedro y presuntamente cobró (o acordó cobrar) 60.000 euros del dinero público de todos los contribuyentes madrileños para blanquear las noticias sobre la esposa de Aznar. 

Resultados negativos en las redes sociales

Ana Botella contrató presuntamente al empresario Alejandro de Pedro de la trama Púnica "Ana Botella contrató presuntamente al empresario Alejandro de Pedro de la trama Púnica"

En el dossier entregado por los agentes se incluían unos informes en los anexos que De Pedro había elaborado sobre la situación de Botella en la red de redes. Este presunto corrupto hizo una labor de investigación y determinó que había "mucho trabajo por hacer" para lograr que todas las webs negativas, de burla o aquellas que pedían directamente la dimisión de la exmandataria municipal fueran contrarrestadas.

En este informe escrito por De Pedro para el Ayuntamiento de la capital de España, se determinó que todas las búsquedas de Google sobre Botella enlazaban con la pésima gestión ejercida por la líder popular. La mala administración del 'Madrid Arena', los recortes en servicios municipales, la venta de viviendas públicas a fondos buitres, su "relaxing cup of café con leche" o sus repentinas ocurrencias acaparaban la atención en Internet: hasta 1.230.000 resultados había a mediados de 2013.

Asimismo, la web 'Ana Botella Haciendo Cosas' llegó a alcanzar una gran popularidad y dominaba los primeros puestos de búsquedas. Se actualizaba de manera habitual (hasta que se dejó de hacerlo tras el cambio político en el Ayuntamiento). En esta página reinaba el humor y el sarcasmo, con fotos de Botella en diferentes actos o lugares que iban acompañadas de pies de foto inventados y utilizados estratégicamente contra su política y su manera conservadora de pensar. 

Ana Botella tenía una imagen tremendamente negativa en las redes sociales "Ana Botella tenía una imagen tremendamente negativa en las redes sociales"

En las redes sociales como Facebook o Twitter, abundaban los perfiles falsos sobre Botella. Muchas de estas cuentas pedían la dimisión de la exalcaldesa o simplemente criticaban duramente su gestión. En la red del pajarito azul, perfiles como 'Ana Botellín' o 'Ana y en Botella' cargaban contra la política de la dirigente.

En Youtube, la exregidora también era el centro de todas las críticas. Llegó a acaparar el 'top ten' de vídeos negativos cuando se ponía su nombre en el buscador. El éxito más evidente fue su famosa frase "relaxing cup of café con leche" pronunciada durante su discurso en la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2020. Vídeos del programa 'El Intermedio' sobre Botella o críticas de UPyD (entonces partido de la oposición) hacia su gestión también se encontraban entre los más visionados.

El informe de De Pedro aseguraba que la mayoría de los resultados "provienen de fuentes externas y no controladas". Para blanquear la imagen de Botella, se pretendía disponer de una red de 100 periódicos digitales (panfletos sensacionalistas) que funcionaban prácticamente como altavoces oficiales que reproducían los comunicados del consistorio. Para llevar a cabo estos trabajos, el Ayuntamiento de Madrid llegó a pactar presuntamente el pago de 60.000 euros al empresario de Púnica.

Comentarios