Buscar
Usuario

Vida

5 tradiciones que no te puedes perder en las Fiestas de San Isidro de Madrid

El 15 de mayo es el día grande de San Isidro, patrón de Madrid, por lo que los madrileños disfrutan de grandes tradiciones.

5 tradiciones que no te puedes perder en las Fiestas de San Isidro de Madrid 5 tradiciones que no te puedes perder en las Fiestas de San Isidro de Madrid

Foto: Ayuntamiento de Coslada

15 de mayo. Día marcado en rojo en el calendario de todos los madrileños y madrileñas; no solo en el de los que se encuentran en la Comunidad por ser día festivo, sino también en el de los que están a cientos de kilómetros e incluso han cruzado el charco.

Día grande, de celebración, de rosquillas, de Pradera, de familia... en definitiva, día de San Isidro Labrador, día del patrón de la Comunidad de Madrid.

Entre gallinejas y entresijos, claveles, pañuelos, boinas y mantillas y algún que otro chotis ¿quieres saber cuáles son las tradiciones que año tras año llenan los días de fiesta de los madrileños? Te lo contamos a continuación.

1 Ir a la Ermita de San Isidro

La Ermita de San Isidro Labrador en Carabanchel "La Ermita de San Isidro Labrador en Carabanchel"

La Ermita de San Isidro es uno de los puntos neurálgicos de la celebración religiosa de este día especial. Los visitantes pueden recibir las dotes curativas del agua bebiendo de su fuente, ya que, según cuenta la leyenda, San Isidro tenía capacidades para detectar pozos y manantiales de agua.

Hay varias versiones acerca de la creación de este manantial. Según la tradición, el origen de la fuente que hoy está en la Ermita del Santo, se debe a la petición del sediento propietario de las tierras donde (San) Isidro trabajaba. Dicen que Isidro era zahorí y llevaba una varita en forma de Y; así pues, la acercó a un peñasco del que surgiría el manantial. Los vecinos le atribuyeron a este agua propiedades curativas y, poco a poco, se convirtió en un punto de peregrinación.

2 Ir a la Pradera de San Isidro

La Pradera de San Isidro donde se celebra la fiesta "La Pradera de San Isidro donde se celebra la fiesta"

El lugar por excelencia de la celebración de la fiesta es la Pradera de San Isidro, ubicada, al igual que la Ermita, en el barrio de Carabanchel.

Allí, desde los más pequeños de la casa hasta los más mayores se dan cita para pasar el día disfrutando de las actividades organizadas: espectáculos para todas las edades, conciertos, atracciones de feria...

Hay también quienes llevan su propia comida y organizan un picnic, o quienes deciden comer en los diferentes restaurantes ubicados a lo largo de la Pradera. Porque como buena fiesta, es un día perfecto para comer, beber y bailar... de lo más castizo.

La manera más fácil de llegar en metro es a través de la Línea 5, parada Marqués de Vadillo.

3 La comida típica

Rosquillas típicas de San Isidro "Rosquillas típicas de San Isidro"

Entresijos, gallinejas, cocido madrileño (aunque quizá no es lo más apropiado para un picnic en la Pradera), huevos cocidos, tortilla o el famoso bocata de calamares son algunos de los platos que te encontrarás en esta fiesta.

Pero si algo triunfa de verdad, es la amplia variedad de dulces de San Isidro: barquillos crujientes, almendras garrapiñadas, y una innumerable retahíla de rosquillas cada cual con un nombre más peculiar: listas, tontas, francesas, de aire, de Santa Clara... Además de por supuesto los tradicionales algodones de azúcar, churros, porras y manzanas caramelizadas. Nosotros no podríamos elegir solo una.

4 Bailar un chotis

Chulapos bailando chotis, baile típico madrileño "Chulapos bailando chotis, baile típico madrileño"

El chotis es el baile representativo de Madrid por excelencia y con una gran peculiaridad: el espacio en el que se lleva a cabo es aproximadamente el de una baldosa. El hombre debe colocarse en este espacio imaginario apoyándose sobre las puntas de los pies mientras que la mujer se mueve a su alrededor de forma que este la haga girar mientras camina dando pasos cruzados o en forma de ocho hacia adelante y hacia atrás.

Durante el baile, mientras la mujer se mueve y gira, el hombre tiene que ir desplazándose, sin salirse de la zona imaginaria y con la mirada fija al frente. Al ritmo de la música del organillo, ella da tres pasos hacia atrás y tres pasos para adelante, y empieza de nuevo el giro. Algunos se animan a alzar un pie, para girar solo sobre una punta, o bien a colocar una mano en su bolsillo. El propósito es mostrar una actitud arrogante, característica del orgullo castizo. Y tú, ¿te animas a bailar?

5 Vestirse de chulapo

Chulapos y chulapas madrileños "Chulapos y chulapas madrileños"

El traje típico de las fiestas es fundamental. Seguro que, si no los has visto, al menos has oído hablar de chulapo (chulo madrileño) y chulapa (chula madrileña).

Ellos llevan un pantalón negro y camisa blanca con boina gris (llamada parpusa) y un clavel rojo en el bolsillo del chaleco. Ellas, un vestido largo ligeramente ceñido bajo las rodillas con un mantón de manila sobre los hombros y un pañuelo a la cabeza con un clavel rojo encima de la frente. Desde los abuelos hasta los nietos se visten de chulapos; tradiciones que no pasan de moda.

Artículos recomendados

Comentarios